20 de enero de 2021 01:55 AM
Imprimir

Consumo: la compra a granel ya es tendencia

Si para hacer una torta hacen falta, por ejemplo, media taza de aceite, dos tazas de harina y una de azúcar, ¿por qué comprar un kilo de cada ingrediente? Ante un planteo tan simple como este, surge un nuevo concepto de consumo: la compra a granel, donde cada cliente toma lo que necesita, sin desperdicios […]

Si para hacer una torta hacen falta, por ejemplo, media taza de aceite, dos tazas de harina y una de azúcar, ¿por qué comprar un kilo de cada ingrediente? Ante un planteo tan simple como este, surge un nuevo concepto de consumo: la compra a granel, donde cada cliente toma lo que necesita, sin desperdicios ni excedentes. Esta modalidad, que ya se desarrolló en varias ciudades europeas, llegó a Argentina de la mano de dos emprendedores que la bautizaron como Cero Market

“En 2019 viajé a Italia, Francia e Inglaterra para reunirme con responsables de tiendas y cadenas de venta a granel, quienes nos instruyeron sobre aspectos importantes como higiene, logística y otras cuestiones importantes”, señaló Ana Pierre en diálogo con A24.com. Junto a su socio Juan José Bartolomé Saavedra, le dieron forma al primer supermercado sin envases del país como modelo de negocio para ser franquiciado y así poder extenderse a todas las provincias..

“Nuestra responsabilidad es doble: tanto en la recepción como en el despacho de la mercadería debemos garantizar que todo se realice bajo las condiciones de higiene y sanidad absolutas”, agregó Pierre, “al ser productos sin envase, hay que cuidarlos mucho para proteger tanto al cliente como al proveedor”

Durante un año, los emprendedores se abocaron al diseño y desarrollo de un modelo de local, con todo lo que ello implica: almacenamiento, bateas, layout, cartelería, etc, a la par del desarrollo de proveedores que pudieran abastecer a granel. Finalmente, en julio de 2020 abrieron su primer local en el barrio de Belgrano y la recepción superó sus expectativas. Esta semana abrirán otro en San Isidro y ya están proyectados 8 locales más incluyendo Río Turbio y Neuquén capital.

El modo de compra es sencillo: cada cliente lleva su envase (frasco, botella, tupper) limpio y vacío y lo pesa al ingresar. Luego se sirve cualquiera de los 400 productos que necesite y lo vuelve a pesar. De este modo abona sólo lo que consume. En los Cero Market se pueden adquirir desde productos de almacén y alimentos para mascotas, hasta elementos de higiene personal y textiles. Los compradores tienen a su disposición cucharas medidoras de distintos tamaños, para poder calcular las cantidades exactas para una receta. “Próximamente incorporaremos alimentos frescos, porque estamos trabajando en la instalación de cadenas de frío”, adelantó Ana.

Las tiendas resultan atractivas y se puede apreciar que está todo cuidadosa e higiénicamente exhibido. Todos los contenedores están cerrados herméticamente, para evitar la contaminación y obtener la adecuada preservación de los productos. La mercadería cuenta con la información requerida, valores nutricionales, fecha de vencimiento, etc.

Desperdicio cero

Los emprendedores dan un paso más allá y promueven el Zero Waste. Esta filosofía se basa en reducir al mínimo el desperdicio tanto de productos como de envases. En este caso particular, se pone gran empeño en reducir el uso del plástico, material que ya se ha demostrado que perjudica al medioambiente. Gran parte del plástico que se consume es el que no se ve y que forma parte del despacho de mercadería. Por ejemplo, cuando llegan a los supermercados 400 paquetes de fideos paletizados y embalados en plástico. “Eliminar el uso de este material forma parte de nuestra inquietud y de nuestro compromiso. Resulta más fácil lograr este cambio con proveedores locales que con las empresas de alimentos multinacionales, que de a poco están incorporando estos cambios pero a largo plazo”, sostuvo Pierre.

por Verónica Salamanco

Fuente: www.a24.com

Publicidad