20 de enero de 2021 01:34 AM
Imprimir

En el campo temen que el Gobierno quiera intervenir el trigo por la suba del pan

Los productores están en alerta ante nuevas intervenciones oficiales en el mercado. El kilo de pan subiría a no menos de $ 160.

El cierre de exportaciones de maíz dejó al campo en alerta ante posibles intervenciones del Gobierno en los mercados agrícolas. Los dos sectores que están en puja permanente, por la sensibilidad en la mesa de los argentinos, son el trigo y la carne vacuna.

Uno de los primeros en advertirlo fue el ex ministro de Agroindustria (2015-2017) Ricardo Buryaile. “Dieron el puntapié inicial para terminar interviniendo el comercio de trigo y de carne”, alertó el diputado radical cuando cerraron las exportaciones de maíz.

El Gobierno viene negociando con los frigoríficos la posibilidad de extender el listado de cortes a precios populares. Hasta el momento sigue vigente un acuerdo, que en los hechos no se cumple, para el asado ($ 349), el matambre ($ 479) y el vacío ($ 459).

La idea de la Casa Rosada es que haya al menos 10 cortes más. En el sector dicen que sería imposible, aunque reconocen que podrían incluirse algunos más para evitar una posible intervención oficial en las exportaciones de carne que siguen marcando récords.

En este contexto, en los próximos días se esperan nuevos y fuertes aumentos en el precio del pan que se ubica, en promedio, cerca de los 140 pesos por kilo en panaderías y supermercados de la Ciudad de Buenos Aires y alrededores (AMBA)

Los representantes de los panaderos aseguran que esta semana el precio del pan debería aumentar entre 10 y 15%. Los comerciantes argumentan que el valor de la bolsa de 50 kilos de harina que les proveen los molinos subió de 1400/1500 pesos a 1800 pesos.

Un informe de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) indicó que la incidencia del trigo (10,6%) y de la harina (5,3%) sobre el precio final del pan no llega al 16%. La carga impositiva de este producto es, por ejemplo, del 25,1%.

“Lo que más influye en el precio del pan es el uso intensivo de mano de obra, el costo de los servicios, la carga impositiva en toda la cadena de valor y el precio de alquiler de los locales comerciales”, señaló a LPO David Miazzo, economista jefe de FADA.

Como sea, si se concreta, entonces, una suba del 15% en el precio del pan, el kilo pasaría a costar no menos de 160 pesos en promedio, lo que representaría un nuevo golpe al bolsillo de las clases populares que más consumen este alimento básico.

Los analistas explican que sería un error intervenir el mercado de trigo ya que traería graves perjuicios a mediano plazo. Entre 2007 y 2015 rigió un estricto control sobre las exportaciones con cosechas que, en algunos años, no cubrieron el consumo local.

Este año, si bien no habrá una cosecha récord, se prevé que se produzcan alrededor de 17 millones de toneladas de trigo, más del doble de lo que se necesita para abastecer normalmente al mercado doméstico (que demanda unas 7 millones de toneladas).

El trigo disponible en la zona de Rosario cotizó este lunes a 20.050 pesos por tonelada, mientras que hace exactamente un año atrás se vendía a 11. 650 pesos. En el Mercado de Chicago, en tanto, el cereal cerró a 248 dólares, tocando máximos en seis años.

En el campo saben que el hecho de haberle torcido el brazo al Gobierno con el cierre de exportaciones de maíz es un buen precedente para evitar nuevas intervenciones. Pero no descartan que los funcionarios se vean tentados a hacerlo ante la suba de precios.

Publicidad