21 de enero de 2021 12:08 PM
Imprimir

Analizan cómo la covid-19 va a cambiar el consumo de carne de cerdo

CompartiremailFacebookTwitterLa situación de Covid-19 ha cambiado las demandas específicas de la carne de cerdo, expresadas por la industria cárnica y los usuarios finales. Esa es la conclusión ha la que ha llegado el Meat Group, una plataforma de conocimiento internacional de la organización de cría Topigs Norsvin. Los expertos proyectaron que los mataderos y fabricantes […]

La situación de Covid-19 ha cambiado las demandas específicas de la carne de cerdo, expresadas por la industria cárnica y los usuarios finales. Esa es la conclusión ha la que ha llegado el Meat Group, una plataforma de conocimiento internacional de la organización de cría Topigs Norsvin.

Los expertos proyectaron que los mataderos y fabricantes de elaborados cárnicos intensificarán la automatización en las líneas de sacrificio. Estos se debe a que en tiempos de una pandemia como la covid-19, hay mucho trabajo manual involucrado en el proceso de sacrificio y corte. Eso hace que las empresas sean vulnerables ya que su personal podría infectarse. Por lo tanto, a largo plazo, exigirán más con respecto a la uniformidad de los animales que compran, asegurándose de que haya poca diferencia entre las canales. Los ganaderos deberán tener eso en cuenta a la hora de negociar futuros contratos con las industrias cárnicas.

La covid-19 también ha supuesto un incremento en la demanda on line de carne d ecerdo. La presentación del producto en ese caso no es tan importante en comparación con la carne que se vende en los supermercados. Por otro lado, la experiencia del consumidor con las ventas on line es más importante. Según el panel, no todos los minoristas que suministran productos porcinos a través del canal on line lo han tenido muy en cuenta. Las ventas on line claramente están pidiendo diferentes tipos de productos, así como procesos de producción.

Por otro lado, en muchos países, los restaurantes están cerrados debido a los bloqueos de la covid-19, y las empresas de food service experimentan una rotación sustancialmente menor. Las empresas de comida rápida, sin embargo, siguen generando ingresos. Eso significa que los productos cárnicos de lujo tienen poca demanda, mientras que los productos típicos de comida rápida lo están haciendo muy bien. Ese desarrollo, dicen los expertos de la plataforma, es positivo para la industria de la carne de cerdo en comparación con la industria de la carne de vacuno.

Finalmente, las partes de cerdo que solían venderse a buenos precios, pueden haber caído en desgracia después de la covid-19. Por lo tanto, el equipo de expertos señaló que la industria de la carne de cerdo había innovado y adaptado mejor a una realidad diferente posterior a la covid-19.

Fuente: Eurocarne

Publicidad