1 de diciembre de 2010 07:11 AM
Imprimir

Consideran que el alto precio de la carne responde también a variables economicas

El alto precio de la carne es la respuesta "a las equivocadas políticas" del gobierno nacional para el sector ganadero desde el 2005 y a la alta inflación que promueve, con políticas cambiarias y fiscales para no enfriar la economía, según el consultor Arturo Navarro.

Navarro es ex presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP).

"En el actual escenario cualquier intervención del gobierno para frenar la suba del precio, como la implementación de las políticas de estado que necesitamos para aumentar la producción de carne, presionará por tres o cuatro años un precio alto de la carne a mostrador haciendo bien los deberes", dijo.

Para Navarro, por lo tanto, el actual debate sobre el precio de la carne, debería ser un llamado a la reflexión a todos los actores, para cambiar definitivamente las políticas de producción de carnes y los hábitos de consumo.

"Si no queremos volver a repetir este grave escenario a el consumidor. Se impone generar un nuevo marco institucional, que dé previsibilidad a quienes tienen que invertir a largo plazo, para aumentar la producción", manifestó

También consideró que "conjuntamente hay que establecer un único estándar sanitario, un sistema de comercialización por cortes y una trazabilidad para la carne que responda al estándar internacional".

"Una politica de carnes moderna necesita estar incluida en un plan nacional de crecimiento y desarrollo, con una visión estratégica para todas las regiones del país", agregó.

En este sentido, también analizó que "es fundamental integrar las producciones de granos y de carnes, promoviendo su transformación en el lugar de origen".

"Un consumo de 50 kilos de carne vacuna es suficiente para una dieta y con el complemento de 35 kilos de pollo y 15 kilos de cerdo nos colocaría en los estándares más altos de proteína animal por habitante por año", expresó.

En este hipotético escenario de consumo de carnes diversificada, todo el aumento de producción de carne vacuna, iría para atender las exportaciones de una marca país que tiene la carne vacuna.

Navarro celebró el acuerdo que firmaron los ministros de Agricultura de Argentina y China para reanudar la exportación de carnes.

"Representa un gran avance para las políticas de producciones de carnes y un mensaje directo de cambio en las políticas del Gobierno si queremos cumplir. No se puede atender dicho mercado con saldos de nuestro consumo", resaltó.

Destacó que aún cuando el acuerdo no es para exportar en forma inmediata, "la dimensión del mercado que representa solamente los 70 millones de habitantes más ricos en dicho país, nos debe servir de incentivo para cambiar nuestras políticas".

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *