29 de enero de 2021 00:01 AM
Imprimir

¿Hacia un etiquetado UE de bienestar animal?

La presidencia alemana estudia incluirlo en la «Estrategia de la Granja a la Mesa»

La Presidencia alemana del Consejo de la UE prevé desarrollar las Conclusiones del Consejo sobre el etiquetado nutricional en el frontal del envase (FOP), junto con las Conclusiones sobre el etiquetado de bienestar animal y en general, la posición del Consejo sobre la Estrategia de la granja a la mesa (F2F). Desea conocer también la posición de las autoridades de los estados miembros (EE. MM.) de la UE sobre el etiquetado del bienestar animal, con el objetivo de desarrollar y acordar las Conclusiones del Consejo durante su mandato (en el segundo semestre de 2020).

La Presidencia de la UE ha preguntado a los EE.MM. sobre la utilidad y la conveniencia de una etiqueta armonizada de la UE para mejorar el bienestar animal. Si la consideran procedente, consulta sobre el mecanismo para implantarla y los requisitos para los productos que la lleven. También sobre si la etiqueta debería ser de un solo nivel o de varios, y si debería ser obligatoria (como para los huevos) o no (una indicación clara de que se está equiparando el etiquetado sobre el sistema de producción de huevos con una etiqueta de bienestar animal).

En la imagen se muestran dos ejemplos de etiquetas utilizadas en Dinamarca (izquierda) y Países Bajos (derecha), para indicar diferentes niveles de bienestar animal en el producto final.

Los Estados deben pronunciarse además sobre el ciclo de la vida del animal que debería cubrir el etiquetado, los sectores implicados, si debe establecerse un logo común en la UE para etiquetar el bienestar animal y si debe contar con criterios específicos o establecer un marco dentro del que puedan integrarse las etiquetas nacionales de bienestar animal existentes.

También pide la posicion acerca de si deben permitirse otras etiquetas nacionales, regionales o privadas junto con la etiqueta de bienestar animal de la UE. Y sobre si deben incluirse los productos ecológicos y los alimentos procesados en su ámbito. Se consulta si los criterios a tener en cuenta deben ser exclusivos de bienestar animal o también incluir indicaciones sobre el origen, sostenibilidad u otros.

Aunque no han sido consultadas, las organizaciones de la industria alimentaria no tienen una posición definida al respecto, y las de los productores están recabando los puntos de vista de sus miembros para presentar sus propuestas futuras a la Comisión.

Publicidad