30 de enero de 2021 15:06 PM
Imprimir

Lluvia desacelera cosecha de soja en Brasil, retrasa siembra de segunda plantación de maíz

El regreso de las lluvias a las zonas de cultivo de soja brasileñas está afectando a los agricultores, ralentizando la cosecha en el mayor productor de la oleaginosa en el mundo y potencialmente retrasando la siembra de la segunda cosecha de maíz en el país. La firma de investigación de agronegocios AgRural estimó que los […]

El regreso de las lluvias a las zonas de cultivo de soja brasileñas está afectando a los agricultores, ralentizando la cosecha en el mayor productor de la oleaginosa en el mundo y potencialmente retrasando la siembra de la segunda cosecha de maíz en el país.

La firma de investigación de agronegocios AgRural estimó que los productores de soja brasileños habían cosechado solo el 0,7% del área plantada hasta el 21 de enero, un aumento de 0,3 puntos porcentuales con respecto a la semana anterior, limitados por las fuertes lluvias.

Agroconsult, otra consultora de agronegocios, estima que no se recolectarán más de 5 millones de toneladas de la nueva cosecha de soja en enero, menos de la mitad del volumen del mismo mes el año pasado.

Los retrasos de la cosecha significan que las exportaciones del país en las primeras semanas de 2021 serán menores que las del año pasado, según datos de envíos.

Los retrasos en la siembra y ahora en la cosecha también pueden retrasar la siembra de la segunda cosecha de maíz de Brasil, que se planta después de que se recolecta la soja de los campos.

La segunda cosecha de maíz de Brasil representa alrededor del 75% de la producción del país, y una parte se puede plantar después de la ventana ideal si persisten los retrasos en la cosecha de soja, dijeron los agricultores.

“Nunca hay un año perfecto”, dijo Bartolomeu Braz, director del grupo de productores de granos Aprosoja. “No tenemos reportes de soja perdida, pero (la lluvia) termina obstaculizando el desarrollo de la segunda cosecha de maíz”.

Por otro lado, las lluvias son bienvenidas para los cultivos de soja que se sembraron más tarde, beneficiando a los agricultores en estados como Rio Grande do Sul, que deberían recibir grandes volúmenes de lluvia hasta fines de enero.

En los últimos siete días, las precipitaciones también han estado por encima del promedio en la mayor parte del estado de Paraná y en el sur de Mato Grosso do Sul, según datos de Refinitiv. (Reporte de Nayara Figueiredo; Escrito por Ana Mano y Alistair Bell; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

Fuente: Reuters

Publicidad