31 de enero de 2021 10:50 AM
Imprimir

En Uruguay es tiempo de ovinos

El futuro del rubro ovino comienza en estos días con venta de carneros. “Encarnerar hay que encarnerar” fue en lo que coincidieron todos los presidentes de las sociedades de criadores de ovinos del Uruguay, a los que se les hizo 5 preguntas.

Manuela García Pintos.  

1. ¿Por qué apostar al rubro ovino?

2. ¿Qué tanto pesan los datos objetivos en la decisión del comprador?

3. ¿Por qué diría que es relevante apostar a la genética?

4. ¿Qué puede pasar con el stock este año?

5. ¿Cuáles son sus expectativas sobre la presente zafra?

Alejandro Stirling.

Soc. Criadores de Corriedale.

1. Sigue siendo un rubro rentable que se adapta bien a sistemas semi-intensivos e intensivos. Lo puede adoptar cualquier tipo de productor por su baja inversión y retorno rápido de capital. El precio de la carne ovina, por lo general, ha superado a la vacuna y el valor de la lana media por debajo de 27 micras ha sido buena, si bien hoy está un poco trancado por la pandemia. Socialmente, el rubro ovino es muy importante por la cantidad de mano de obra que brinda.

2. Creo que es una herramienta más que tiene el productor a la hora de la compra. Es muy importante porque hay datos de producción de carne y lana y el productor elije según sus objetivos.

3. Es relevante porque el mejoramiento genético es un proceso acumulativo que se puede alinear buscando las características que el productor considera importante y el mercado requiere.

4. Si bien la señalada fue muy buena en 2020 y fue un año propicio para el lanar por el ambiente seco que tuvimos, seguimos con problemas graves de abigeato y jaurías que desestimulan la cría. Hay que mejorar para entusiasmar al productor. Sí estimula el trabajo que se está haciendo contra la erradicación de la mosca de la bichera que golpea fuerte a la producción. Hay que seguir mejorando. En cuanto a comercialización estamos en pandemia y hay quietud. Somos optimistas de que esto es pasajero y se va a movilizar ni bien pase esta pandemia. También se debería regularizar la matanza durante todo el año.

5. El estado de las majadas es muy bueno. Hay que ser optimistas. Dentro de los valores normales, el mercado es cada vez más selectivo. Los productores tienen que encarnerar. Esperemos que sea normal.

Álvaro Fros.

Soc. Criadores de Merino Australiano.

1. El rubro ovino suma y más en las empresas de basalto. La lana Merino fina y la superfina ha dejado de ser un commoditie para ser una especialidad acorde los productos que se fabrican y al público que llega. Esto determina un mejor precio y una mayor rentabilidad. Con el progreso genético hemos conseguido afinar y aumentar el peso de vellón y el peso corporal, logrando más productividad.

2. Hay un aumento importante en el uso de los datos por los compradores. Los EPD´s dan certezas, cuando son entendidos y bien usados. Se confirma en majadas comerciales cuando se utilizan carneros con información genética, viendo sus resultados en las progenies. El recambio generacional y el acceso a la información, determina que los productores exijan esta información para la toma de decisiones.

3. La compra de genética con buenos datos genera impacto productivo y económico en la empresa. Los animales genéticamente superiores producen una descendencia de mayor valor a diferencia de animales promedio, por lo tanto el avance en las características productivas y económicas es de mayor impacto. El avance y la mejora en la productividad es acumulativa y quienes lo comprueban ya no arriesgan a comprar a “ciegas”.

4. Probable se mantenga o baje, pero particularmente en Merino se comprueba una mayor perspectiva de retención de vientres y aumento de la majada.

5. Las expectativas de venta son buenas. El productor está comercializando las lanas finas a buen valor y eso es un buen estímulo. Todos estos procesos de mejora genética dependen de ciclos biológicos y con objetivos a mediano plazo, por lo tanto la inversión en genética se mantiene a pesar de los vaivenes del mercado.

Juan Miguel Straumann.

Soc. Criadores de Merino Dohne.

1. Desde lo empresarial el ovino trabajado profesionalmente genera mayores ingresos por unidad ganadera que el vacuno y, sobre todo, permite comercializar carne y lana cuando el mercado del vacuno presenta bajas de precio o demanda. También la velocidad de engorde de los corderos en sistemas de invernada o el tiempo que transcurre desde que encarneramos una oveja hasta que vendemos un cordero gordo le dan una velocidad de rotación excepcional al dinero invertido. Desde lo productivo es excelente controlando malezas, permite bajar la carga parasitaria de los vacunos, genera mano de obra, es la mejor alternativa para suelos superficiales y fundamental aporta diversificación de productos vendibles de primerísima calidad y orgánicos por naturaleza.

2. Hoy, más que nunca, la información objetiva nos dice en qué magnitud un reproductor va a transmitir a sus hijos ciertas características de interés comercial o productivas. El descenso en el stock concentró la tenencia de ovinos en productores más especializados en el rubro, y esa especialización conlleva objetivos de selección claros en base a determinado sistema productivo. No todos los reproductores son funcionales para todos los sistemas productivos, por tanto el productor apoyándose en esa valiosa información y en características morfológicas elige qué reproductores ingresar a su sistema buscando el mayor retorno económico.

3. Porque es acumulativa. Esta virtud nos permite avanzar rápido cuando invertimos en ella y no perder esos avances cuando retraemos las inversiones en la misma.

4. No hay nada que indique que puedan haber cambios en el mismo.

5. Vender todo.

Pablo Alvez.

Soc. Criadores de Romney Marsh.

1. Siempre hay que apostar porque es una producción en sí misma y complementaria. Hoy la lana no está pasando por su mejor momento, pero te defiende la carne. Es un animal de ciclo corto, de retorno económico rápido. Complica es el tema perros y abigeato que desmotiva. Otro factor va tener en cuenta es la mano de obra, que está cada vez más difícil conseguir gente idónea y que le guste el ovino.

2. Los datos de EPD´s son muy importantes, porque uno ve al animal solo desde el punto de vista fenotípico, pero lo que no se ve en “vivo” es lo que realmente se transfieren con los genes. Esto, sumado a ver al animal, puede inclinar la balanza para uno u otro reproductor al momento de la decisión de elegir un carnero.

3. La genética es fundamental por razones obvias, si uno se queda encerrado en lo de uno, llega un momento que toca el techo y no crece más, pero al introducir genética de animales probados y confiables, podemos seguir creciendo y mejorar.

4. Y… la bola de cristal no la tengo, pero hay cosas positivas que te pueden hacer pensar que puede comenzar a aumentar el stock, como son señales del gobierno con respecto al tema perros y abigeato. Yo hablo de ovinos y no de lanares, pues la producción de carne ovina pasa por un momento de estabilidad y los mercados están comprando, lo cual puede haber una apuesta a producir más carne que lana (un poroto para mí raza: produce las dos cosas). Además, al ovino la seca lo favorece porque las majadas están sanas y limpias.

5. Las expectativas son buenas. La carne está pasando por un mejor momento que las lanas. La única incógnita va a ser cómo se manejarán los compradores con el tema de la pandemia , porque encarnerar hay que encarnerar, la vida sigue y los ciclos productivos siguen.

Eduardo Texeira.

Soc. Criadores de Poll Dorset. 

1. Hay varios motivos. Para quien comienza se necesita menos inversión; El ovino es más eficiente que el vacuno en su conversión pasto/carne; estamos en un stock mundial y nacional históricamente bajo, eso indica que su valor en carne se va a necesitar y por ende va a aumentar su precio.

2. Los datos objetivos son importantes para seleccionar, en el apareamiento y/o servicio y para poder vender genética tranquilo y/o comprar reproductores.

3. Depende de los conocimientos y experiencia del cobrador.

4. Apostar a la genética es muy importante, históricamente nos va cambiado la eficiencia, de los animales y corregir defectos desde todos los puntos de vista. Eficiencia nutricional, reproductivamente, conformación en algunas razas, corregir defectos teratogénicos, etc.

5. Seguramente este año va a seguir disminuyendo la situación, mientras se mantenga el precio o aumente. En lo que refiere a la carne ovina vamos a tener más faena y disminución del stock.

Felipe Sanguinetti.

Soc. Criadores de Merilin.

1. Creo que el rubro ovino, primero, es económicamente rentable. A su vez, los ovinos pueden convivir con la ganadería, con la agricultura e, incluso, con la forestación. Tienen una simbiosis porque en la ganadería mantienen los campos libres de malezas y pasan a producir más. Para los pequeños productores la oveja es una inversión baja. La producción por hectárea con buena alimentación es muy buena por la cantidad de kilos de carne y lana que se pueden producir. Por la tradición ovejera, sabemos manejar las ovejas. No se pasa más trabajo.

2. Deberían pesar más de lo que pesan, pero se usan. Cualquier comprador sabe que usando carneros de mayor peso de vellón van a tener más lana; que carneros más grandes van a dar corderos más pesados. Los usan. Están los EPD´s que es lo que va a producir cada carnero y deberíamos usarlos más.

3. Sí, creo que es muy importante. Come lo mismo una oveja buena que una mala. Lleva las mismas tomas, es el mismo costo de esquila, de baño, pero si una produce más que la otra ahí está la diferencia. Es muy importante que el comprador pueda disponer de animales de muy buena genética.

4. Este año han pasado tantas cosas malas, la pandemia, el precio de la lana y su falta de venta, algunos problemas de ventas de corderos, pero las ovejas están muy lindas. Los datos lo van a decir, las señaladas han sido muy buenas. Capaz que el stock aumenta un poco. Hay algún problema de la gente con el tema de la falta de venta de lana y venta de corderos.

5. Todos los problemas van a pasar y se van a necesitar corderos. Los carneros se van vender en la medida que las ovejas estén lindas y sanas. Acomodando los precios, vamos a vender los carneros.

Lucas La Cava.

Soc. Criadores de Texel.

1. Porque se complementa muy bien con otros rubros y hace que la hectárea sea más productiva. Además, en las zonas marginales donde otros rubros no prosperan la ovinocultura da buenos resultados, y en predios muy pequeños es una alternativa válida.

2. Los datos son muy importantes porque marcan el potencial del rubro. Los kilos que se producen en los distintos sistemas productivos son claves a la hora de los criadores tomar la decisión.

3. Porque la genética es una de las variables de la ecuación productiva, las otras son manejo y comida.

4. El comportamiento del stock dependerá de como se termine el período de negocios de los distintos productos del rubro. Pero además, por otra parte, necesitamos medidas que resuelvan ciertas limitantes, como son el abigeato yo las jaurías y la gran limitante de la falta de mercados. Es imprescindible facilitar la colocación de la producción.

5. Las expectativas para la venta de reproductores son muy buenas, el interés por los reproductores de nuestra raza está creciendo zafra tras zafra y queda demostrado en la cantidad de remates que va en aumento. Por otra parte, los promedios en alza de años anteriores auguran una temporada promisoria.

Pablo Waksman.

Soc. Criadores Frisona Milschaf.

1. Una de las características del agro uruguayo es la variedad de rubros. Es importante tener una diversificación que permita tener los huevos en distintas canastas. Al rubro siempre hay que mantenerlo. La apuesta se debe a que es importante en un contexto como este con condiciones de rentabilidad que varían mucho entre rubros es importante tener las fichas puestas en varios lados. El ovino es tan importante como el resto. Lo que uno le ponga de esfuerzo depende de cómo venga lo económico ese año.

2. Los datos objetivos dependen de cuánta información o de qué tan capacitado está el comprador. Hay quienes te dicen que su vecino tiene animales de la cabaña y por eso los buscan. Otros que vienen porque estudiaron las estadísticas. Creo que hay una gama. Capaz no pesan tanto como deberían. Como en todo negocio hay un marketing que termina pesando.

3. Apostar a la genética es la estrategia que los productores que están arriba de la pirámide genética tienen para avanzar y vender mejor sus productos. La forma que tengo de mejorar la productividad es mejorar la genética. Por eso creo que es básico y es un trabajo difícil, lento, de hormiga. Hay que seguirlo haciendo porque es lo que ha llevado a que la productividad de las majadas las haga cada vez más rentables. Quizás eso a veces no se reproduce en la ecuación económica, pero sí son más productivos.

4. No sé, es hacer futurismo. No veo una tendencia ni para aumentar ni para achicarse. No creo que en el corto plazo varíe.

5. Hay buena expectativa. Recibo muchas consultas de gente que está interesada. Vamos a ver cuando arranquemos a vender. Creo que va a ser normal, con buenas ventas. No nos vamos a llevar ningún chasco.

Mauricio Nicoletti.

Soc. Criadores de Hampshire Down.

1. Es interesantísimo apostar al rubro, porque sigue demostrando que es sumamente rentable con ciclos cortos y rápida captación de capitales. Es interesantísimo el rubro como opción de producción, tanto en gran escala como en baja. Estamos viendo una reconversión de lana a carne que va aumentando y en predios pequeños del sur que aumenta el stock ovino. Sigue siendo un rubro sumamente rentable, además estamos teniendo ciertas respuestas del gobierno sobre los dos flagelos más grandes que pesan sobre la producción: el abigeato y las jaurías.

2. En el caso de nuestra raza no pesan tanto en este momento porque no hay datos objetivos. Sí podemos tener mediciones particulares de cada cabaña, como peso al nacer, peso al destete, grasa dorsal, etc. Los datos objetivos en cuanto a la raza Hampshire no son muy tenidos en cuenta, pero este año se va a trabajar en ese sentido.

3. Es muy relevante apostar a la genética cuando uno quiere avanzar, sobre todo cuando uno tiene cierto tipo de majada y quiere apostarle una cosa u otra hay que buscar genética. Es la herramienta del progreso. Hay que buscar una genética abierta. Es todo un trabajo y es muy interesante. Apostar a la genética es fundamental.

4. En forma muy personal creo que va a aumentar, porque la baja en la faena que se dio a fin de año en cierta forma va a redundar en que la gente tenga que quedarse con los vientres. En mi opinión el stock puede tener un cierto alce, sobre todo por la carne ovina. Los cruzamientos son fundamentales y nuestra raza ha demostrado precocidad.

5. En mi caso y el de mis colegas es muy bueno. Gran parte de los cabañeros estaban con poca cantidad de carneros, se ha vendido casi toda y hay mucha demanda y avidez por la raza.

Fernando Coronel.

Soc. Criadores de Ile de France.

1. Pensamos que es un rubro muy competitivo y complementario siempre y cuando se apueste a la productividad y al uso inteligente de los recursos disponibles. Hay tecnología que permite potenciar cualquier de las orientaciones.

2. Es una excelente herramienta para quien produce genética porque permite lograr más rápido los objetivos. Para quien compra carneros permite ir más rápido. Hoy participamos con cinco cabañas del programa de evaluación genética global del SUL e INIA.

3. Es una apuesta a la competitividad del rubro por el lado de las razas puras. La posibilidad de elegir animales con datos genéticos es mucho mejor. Por el lado de los cruzamientos genéticos existe un área grande para implementar estos sistemas apoyado por la institucionalidad técnica. Podemos introducir características que le faltan a la majada, ingresar a mercados. Eso se traduce en más plata.

4. Pensamos que va a haber un equilibrio y se va a mantener porque ha habido una faena mayor de ovinos en general, de corderos y de adultos, pero una menor mortandad y una muy buena parición. Va a haber un equilibrio del stock o un leve aumento.

5. Pienso que va a ser un buen año. Las majadas están en buen estado, los precios de la carne ovina son ciertamente competitivos con la vacuna y hay mercados. Me parece que se apuesta a la diferenciación de productos. Si la institucionalidad promoviera un programa de transferencia que apueste al rubro los resultados serían muy buenos, porque tendrían que haber más cabañas para satisfacer la demanda que hay.

Fernando Martinicorena.

Soc. Criadores de Ideal.

1. Es un rubro que da buena rentabilidad y es una buena opción como equilibrio complementario. Se complementa muy bien y aparte de ser rentable tiene beneficios en cuanto al mantenimiento de las buenas pasturas y campos limpios.

2. Siempre son buenos. Tener datos para seleccionar al momento de la compra es bueno. La raza Ideal al momento no cuenta con prueba de progenie, pero gran parte de los vendedores de reproductores generalmente brindan datos.

3. Si bien no es fácil trabajar en genética hay que apuntar a obtener o abastecerse de buena genética porque a la larga tiene su resultado. La evolución ha traído una mejora en los ingresos de carne y lana. Creo que seleccionando buena genética uno avanza y eso repercute.

4. El stock ovino supo estar con una cantidad bastante mayor a la actual. Si bien en los últimos años ha estado bastante estabilizado, ha variado muy poco. Se está trabajando en muchos puntos y eso tendrá que repercutir en un aumento del stock. Hay que trabajar en la parte del abigeato, de las jaurías y el MGAP está con un proyecto de control de la mosca de la bichera. Si todo ese conjunto de medidas se llevan a cabo creo que el rubro tiene que tender a crecer porque no solo la rentabilidad es buena si no que el rubro arraiga a la familia rural.

5. Creo es buena. Si bien terminamos un año bastante particular, porque la lana se vio un poco afectada, son temas que, a nivel comercial, afectan a todo el mundo y no solo a Uruguay. De aquí para adelante la perspectiva es que tiendan a mejorar los precios de lana. En carne, los valores se han mantenido y mirando a futuro Uruguay ha conseguido buenos mercados para colocar su carne ovina. Todo indicaría que tiene que haber una firmeza en el sector.

Fuente: El Pais

Publicidad