1 de febrero de 2021 10:42 AM
Imprimir

Crean un programa para controlar los límites máximos de residuos en alimentos de exportación

El objetivo es evitar incumplimientos en los requisitos que imponen los mercados compradores, y que están siendo cada vez más estrictos, en lo que se refiere a productos de origen vegetal.

En un mundo en el que crece la tendencia de los consumidores a reclamar alimentos que sean producidos en condiciones sustentables y con el menor riesgo de contaminación y de presencia de residuos químicos, contar con herramientas que comprueben estos requerimientos puede otorgar un plus a la hora de la inserción en los mercados globales.

En ese sentido, a través de una resolución, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) creó el “Programa de Control de Residuos y Contaminantes en Productos de Origen Vegetal con Destino a Exportación”.

La idea es vigilar que no se violen los Límites Máximos de Residuos (LMR) que imponen las naciones compradoras. 

Se trata de un plan que funcionará bajo la órbita de la Coordinación General de Vigilancia y Alerta de Residuos y Contaminantes (Cogvarc) y que tiene por objeto “establecer un sistema de monitoreo, de muestreo, de análisis y de diagnóstico de residuos y contaminantes en productos de origen vegetal que tienen como destino la exportación”.

Según definió el Senasa, están obligados a formar parte del programa todos los productos de origen vegetal, en cualquier condición, que tengan como destino la exportación a cualquier país; todos los predios y/o establecimientos que produzcan, empaquen, acopien, den frío y/o exporten los productos referidos; todas las empresas que exporten estos productos; y también todos los laboratorios que los analicen. 

Fundamentos

“En materia de exportación de productos de origen vegetal, el incumplimiento de los requisitos impuestos por mercados compradores de los productos y subproductos de origen vegetal en lo referente a los límites de tolerancia para los residuos de agroquímicos, biológicos y otros contaminantes químicos, ponen en riesgo el mantenimiento de dichos mercados”, justificó el Senasa la medida.

Y añadió que un sistema único de monitoreo permite fortalecer las garantías que otorga el Senasa a los mercados compradores, “a fin de mantener los mismos y contribuir a la apertura de nuevos mercados, logrando mayores oportunidades comerciales para las empresas argentinas del sector y el incremento del ingreso de divisas al país, pudiendo contar a la vez con la recolección de mayor cantidad de información”.

Fuente: AgroVoz

Publicidad