4 de febrero de 2021 15:00 PM
Imprimir

De 2020 a 2030 la UE estima un crecimiento medio anual del consumo de carne del 1,1% a nivel mundial

CompartiremailFacebookTwitterSegún las últimas perspectivas de la UE, se espera que el consumo mundial de carne continúe creciendo a un ritmo estimado del 1,1% anual. Sin embargo, se espera que el consumo de carne en la UE caiga un 1,6% per cápita para 2030. El informe de perspectivas de la UE está disponible en el siguiente enlace. […]

Según las últimas perspectivas de la UE, se espera que el consumo mundial de carne continúe creciendo a un ritmo estimado del 1,1% anual. Sin embargo, se espera que el consumo de carne en la UE caiga un 1,6% per cápita para 2030. El informe de perspectivas de la UE está disponible en el siguiente enlace.

Un factor clave anticipado en los mercados de carne de la UE es la sostenibilidad, que podría conducir a una reducción del censo ganadero de la UE para 2030. Se espera que la producción total de carne de la UE disminuya aunque la innovación y las mejoras tecnológicas aumentan la eficiencia.

En cuanto al vacuno, según la Comisión Europea, se espera que la producción de carne de la UE caiga en un 8% (0,6 millones de toneladas) entre 2020 y 2030. El censo se reduciría en 2,2 millones de cabezas (-7%) para 2030, lo que refleja aumentos en producción de leche reduciendo la necesidad de vacas lecheras. Se espera que el censo de vacas nodrizas baje por la pérdida de rentabilidad de los ganaderos ante la oferta de carne de otros grandes países productores como es el caso de Brasil, EE.UU. o Argentina. Sin embargo, la desaceleración de la producción mundial podría hacer que los precios suban ligeramente entre 2025 y 2030.

En cuanto al consumo de esta carne en la UE, podría seguir a la baja tras los efectos de la covid-19 en 2020. Una menor producción y el mantenimiento de las importaciones junto a un menor consumo harán que se pase de 10,6 kg en 2020 a 9,7 kg/persona/año en 2030.

Para el porcino, las perspectivas son inciertas a medio plazo. Se espera que las preocupaciones ambientales en varios países de la UE y el impacto de la peste porcina africana limiten la producción porcina de la UE. Como tal, se espera que la producción de carne de cerdo de la UE caiga un 4,6% (1 millón de toneladas) entre 2020 y 2030.

A corto plazo, se espera que la demanda de carne de cerdo de la UE disminuya, lo que podría provocar una caída de los precios. Esto es el resultado de la recuperación anticipada de la PPA en los niveles de producción de China, lo que probablemente reducirá la demanda de importaciones de Europa durante el próximo 2021. A pesar de esto, la Comisión Europea espera que los precios de la UE se recuperen para 2030 a unos 1.600 € / tonelada, a medida que caiga la producción.

También se espera que el consumo de carne de cerdo en la UE siga cayendo a medio plazo. Si bien se espera que los niveles se recuperen ligeramente en 2021, la Comisión Europea prevé que el consumo seguirá cayendo en cerca de 1,4 kg per cápita para 2030.

Por último, para la carne de ovino y caprino se estima estabilidad en la producción que rondará las 630.000 t, concentrada en unos pocos Estados miembros de la UE como España, Grecia, Francia e Irlanda. Del mismo modo, se espera que el consumo de carne de ovino en la UE se mantenga estable para 2030, prácticamente sin cambios en los niveles de 2020, en 1,3 kg per cápita.

La retirada del Reino Unido de la UE es importante para el sector ovino de la UE. El Reino Unido fue el mayor productor de la UE y también es un importante importador de carne de ovino. Aunque se ha llegado a un acuerdo comercial, queda por ver qué efecto tendrá la fricción comercial en el comercio a largo plazo en ambas direcciones y si habrá un desvío de los flujos comerciales.

Fuente: Eurocarne

Publicidad