6 de febrero de 2021 11:19 AM
Imprimir

Cómo estiman los expertos que puede evolucionar la situación del campo

Los ingresos del campo representan el 10% del PBI nacional y en cuanto a exportaciones representan el 60% del total.

El campo es uno de los principales productores en la economía de la Argentina. Sus ingresos representan el 10% del PBI nacional y en cuanto a exportaciones representan el 60% del total. Por lo tanto, la situación de este sector de la economía es muy importante para todos los argentinos.

En los últimos meses han ocurrido diversos cambios que obligaron a los productores a replantearse sus estrategias de mercado. Al variar los principales factores que influyen en la macroeconomía, los precios de los cultivos y de la carne han aumentado. Sin embargo, se están tomando medidas para contrarrestar estos problemas y mejorar la disponibilidad de productos tanto en el mercado interno como en el externo.

La situación actual, ¿los productores atraviesan un buen momento?

Si se toman en cuenta los datos de las últimas ventas y el éxito de las cosechas, podemos asegurar que este es un muy buen momento para los productores. Además, a esto se puede sumar el factor de que el precio del maíz subió notablemente en el mercado internacional.

Podrán parecer datos insignificantes, pero esto representa una mayor cantidad de exportaciones y un gran flujo de ingreso de dólares en el país. Con esta mayor liquidez que manejarán las cajas de los grandes productores se puede adquirir mayor volumen de activos y renovar, por ejemplo, la maquinaria agrícola.

Se ha registrado, asimismo, un mayor número de ventas de tractores. Este tipo de máquina es uno de los más comunes, por lo que era bastante probable que durante el año corriente se venda más que durante el año anterior. Pero también han tenido mayor éxito otras máquinas más específicas, como las desmalezadoras en venta.

Otro rubro que ha crecido en ventas notablemente es el de agro insumos y complementos de la maquinaria. Un ejemplo son las rastras, que se han vendido muy bien. El mantenimiento de este tipo de insumos es bastante eficiente, por lo que también hubo muy buenas ventas en el mercado de usados.

Debido a todos estos datos, podemos estimar que será un año bastante bueno, ya que en estos primeros meses los márgenes de ganancias han sido mayores que en el mismo periodo del año pasado.

Qué ocurrirá con el gobierno y que proyecciones hay del futuro

Por el momento, si bien la situación con el gobierno es un poco tensa, transita una etapa de estabilidad y no se pronostican mayores conflictos. En cuanto a los precios del mercado interno, lo más probable es que se intente regularlo. Esto significará un aumento en los subsidios para los productores y en posibles préstamos con tasas bajas para las pymes.

Con este probable ingreso de dinero, podrán continuar expandiendo su capacidad de producción para satisfacer la demanda de exportaciones y lo que necesitan los argentinos. Una ventaja que tiene este factor es que una vez que se renueva el sistema de producción, la mayor eficiencia les permitirá tener mejores ganancias. Esto amortizará cualquier tipo de deuda o de gastos que puedan presentarse.

El balance que se estima para fin de año es positivo en un amplio margen. En casi todos los sectores del sistema productivo del campo se generarán ganancias y habrá un importante ingreso de liquidez. Un claro ejemplo de estos vientos de cola que llegan para el campo es la situación de Vicentín.

Esta empresa, como es bien sabido, estuvo a punto de quebrar y se presentó al concurso de acreedores. Pero, desde que los nuevos interventores aplicaron medidas más eficaces, se comenzó a pagar deudas e incluso hubo importantes ganancias. Tal es así que el balance de caja del año anterior dejó un saldo positivo de casi 1.000.000 de dólares.

Por lo tanto, se puede esperar que la situación mejore aún más y que este sea un muy buen año. Si los productores que perciban estas nuevas ganancias son inteligentes, podrán aprovechar esta oportunidad para formarse un colchón financiero que amortice cualquier posible pérdida en etapas futuras.

En cuanto al resto de factores que influyen en la economía y en la situación del campo, es imposible determinar qué ocurrirá. Por el momento se puede asegurar que la situación es favorable y, por ende, se debe aprovechar al máximo para adquirir mejor maquinaria e insumos a buen precio.

Publicidad