2 de diciembre de 2010 12:28 PM
Imprimir

La oferta de terneros para 2012 caería en un 25 por ciento

El consultor ganadero, Víctor Tonelli aseguró que hasta el 2014 la situación de la ganadería nacional en torno a la oferta y la demanda "está totalmente jugada y no hay nada que se pueda hacer".

En el marco del Séptimo Seminario Agroeconómico organizado por la Fundación Pro-Alvear en instalaciones del Club Ferro de esa localidad pampeana, a donde se dieron cita entre 700 y 800 personas, el especialista dialogó con redagroactiva.com y dio detalles de la crisis que vive el mercado cárnico del país.

-¿Cuál es el análisis que hace de la situación actual de la ganadería?
-Sucedió lo que predecíamos iba a ocurrir, pero lo hizo con mas gravedad de lo que pensábamos. Los más pesimistas pensábamos que la caída del stock iba a estar en los 5, 6 ó 7 millones de cabezas y terminamos perdiendo en apenas tres años 10 millones que es el 17 por ciento del stock que teníamos en el año 2007. Esto no está escrito, nunca se vio en la ganadería argentina y me animaría a pensar que casi no existe en la ganadería internacional.

-¿Cuáles fueron las razones?
-Las razones creo que ya son conocidas, con una enorme importancia a las malas políticas públicas aplicadas a la ganadería que hizo que durante casi 4 años y medio los precios del ganado se mantuvieran estables, con lo cual los costos arrasaron con toda la rentabilidad de los productores y le quitaron todo estimulo. Además, la sequía termino su agosto el año pasado con un productor que ya no tenía reservas, tenía bajo los brazos y ya no tenía ningún estímulo. Lo que vino de ahí en adelante es conocido, es el cambio de precios de finales del año pasado hasta ahora y del ganado que en cualquier categoría ha subido entre el 150 por ciento y el 200 por ciento y el precio del carne al consumidor que ya lleva acumulado desde noviembre del año pasado hasta ahora cerca del 85 por ciento. Hay que tener presente que mientras se mantuvo estable el precio del ganado (2005/2009), el precio de la carne al consumidor en aquel período ya había subido cerca del 85 por ciento, echando por tierra todo lo que nos prometían, que era vamos a pisar el precio del ganado para que la carne este barata, y terminó estando barato el precio del ganado destruida la ganadería, y la carne había subido el 85 por ciento. Eso demuestra una vez más que no hay lúcidos en economía que puedan romper lo que normalmente se conoce como el equilibrio entre la oferta y la demanda. En la oferta y la demanda desde que el tiempo es tiempo y desde que el hombre es hombre, es lo que ha manejado los mercados en el mundo, los precios y su valor. Si hay algo que sobra estará más barato y si hay algo que falta y hay mucha demanda pues estará más caro.

-¿Y cómo es el panorama con este presente?
-Dicho esto enfrentamos ahora una situación donde los precios del ganado están altos, donde la recuperación del sector bovino va a ser muy lenta, por que el proceso biológico es muy largo, y por que además arrancamos en tiempo de descuento, yo diría con desventaja porque los terneros que vamos a destetar el año que viene fueron los productos de los malos servicios del año pasado, y los terneros que vamos a destetar en el 2012 son producto del servicio de este año que tiene 3 millones y medio de vacas de vientre en servicio del promedio histórico.

-¿De que merma estamos hablando?
-En el caso de vientre en servicio del 15 por ciento y en el caso de terneros de oferta para el año que viene del 25 por ciento menos, cifras que son brutales porque menos terneros que vientres, porque hubo vientres en servicio pero la preñez del año pasado fue atroz, por lo tanto tenemos menos terneros porque hubo menos vientres y menos terneros, además, porque hubo mucho menos preñez, con lo cual yo les diría que hasta 2013 ó 2014 el escenario de la oferta está totalmente jugada y no hay nada que se pueda hacer, ni bueno ni malo que lo pueda modificar. Yo estimo que para el 2014 probablemente lleguemos a niveles de oferta de un 10 por ciento menos del histórico. Esto implicaría que podríamos llegar a tener alrededor de 500.000 toneladas de carne para exportar, el promedio de lo que exportamos del 2005 al 2009, y un volumen de carne para el consumo de los 58 a 60 kilos por habitante al año. Además, va a ser la nueva banda de consumo que va a haber para la Argentina, porque mientras está ocurriendo que la oferta de la carne vacuna se ha desplomado, estamos consumiendo por debajo de los 55 kilos. Comienza a crecer la producción y la oferta futura de las mal llamadas carnes alternativas, la carne de pollo y la carne de cerdo, crecen fundamentalmente porque subió el piso que los tenía postergado en el precio de venta al público. La carne vacuna era tan barata que las otras pobres carnes no podían competir con beneficios. Esto cambió totalmente porque hoy la carne de pollo y de cerdo tienen el precio que necesitan para crecer y lo que se prevé para el 2014 es que la oferta de pollo y de cerdo sumadas equivalgan al mismo volumen que la carne vacuna, es decir, que por primera vez en la historia argentina probablemente en el 2014 consumamos la misma cantidad de pollo y cerdo que de carne vacuna y eso desde el punto de vista político le va a quitar presión al precio de la carne vacuna.

-¿Qué falta en Argentina para dejar de seguir vendiendo la media res?
-Decisión política. La técnica está, las inversiones en buena parte de los frigoríficos están, no porque hay poca faena de exportación, pero hace 3 años atrás los 2/3 de la faena argentina se hacían en plantas con habilitación para exportaciones que tienen todas las condiciones de procesar la carne para venderlas en cortes o como usted quiera. Falta decisión política porque, en realidad, la media res es funcional a la evasión y la evasión es funcional a la caja política. Buena parte de la caja política se alimenta de donaciones que no se pueden registrar en la contabilidad. Tiene que haber una decisión de aquellos que estén en el gobierno, estos o los que vengan. Efectivamente vamos a terminar con la media res porque la media res no solamente evade en cuestiones sanitarias sino que también evade en cuestiones impositivas.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *