8 de febrero de 2021 10:33 AM
Imprimir

Retenciones en el horizonte

Unos pocos días de lluvia y con clima fresco, apenas sirvieron para aplacar un tanto los ánimos que había dejado un enero recalentado. No duró mucho, sin embargo, y al tiempo que se daba un atípico recambio de mes (de vacaciones), totalmente inclinado esta vez hacia la costa argentina, Córdoba, Bariloche y, en especial, hacia […]

Unos pocos días de lluvia y con clima fresco, apenas sirvieron para aplacar un tanto los ánimos que había dejado un enero recalentado. No duró mucho, sin embargo, y al tiempo que se daba un atípico recambio de mes (de vacaciones), totalmente inclinado esta vez hacia la costa argentina, Córdoba, Bariloche y, en especial, hacia los countries del Conurbano bonaerense, también aparecían nuevos focos de conflicto en múltiples frentes.

Así, el tema de Formosa fue rápidamente superado por el tema de los precios de la carne vacuna, y este así vez, por una eventual escalada con el campo, en la que no faltaron frases poco felices (de ambos lados), y situaciones llamativas que, en general, corrieron más por las redes que por otro lado.

Y, si los dichos de la vicejefe de Gabinete, Cecilia Todesca respecto a que el Gobierno “no descarta”, eventualmente, un aumento de las retenciones habían acentuado el alerta del interior, las afirmaciones del propio presidente Alberto Fernández en la misma dirección y sobre la posibilidad de “poner cupos” a las exportaciones no contribuyeron, justamente, a calmar el malestar.

En los Quinchos, sin embargo, además de la teoría del “globo de ensayo”, se barajaban otras alternativas a la lectura muy lineal de uno y otro lado.

Por ejemplo, en un encuentro en Martindale, bien surtido de cortes de exportación y mucho mejor “regado”, del que participaron un par de funcionarios de alto rango y varios dirigentes empresarios (muy poco mediáticos) se comentaba, por ejemplo, que el embate contra el programa de abaratar cortes de carne para el mercado interno era “armado”“Los principales supermercados están muy controlados, y ninguno se va a pegar un tiro en el pie poniendo carne de descarte en la propuesta del Gobierno que los tiene en la mira”.

“Más aún, de las fotos que inundaron las redes, hasta pusieron cortes grasosos de carne picada que ni siquiera está en el acuerdo con el Gobierno”, se quejaba el CEO de uno de los principales híper, tratando de alertar que ellos habían cumplido su parte.

Publicidad