8 de febrero de 2021 11:03 AM
Imprimir

Daniel Castiglioni: “Mejoran las posibilidades de la carne de Uruguay en China”

En plena recuperación del consumo, tras la pandemia, China está hoy con menos stock de carne, ante la menor oferta de Argentina, Brasil y Australia, lo que genera una posición favorable para Uruguay en este primer trimestre del año. Así lo considera el broker uruguayo Daniel Castiglioni, quien estima que por tanto la demanda de China va a estar bien, y los precios, si hace falta dependiendo qué pase en los demás países, se pueden acomodar. Eso sí, consideró que hay que seguir de cerca a Brasil y Argentina, y además no hay que descansarse y se debe seguir trabajando en la competitividad uruguaya en China.

Martín Olaverry | Pablo D. Mestre

-¿Qué espera pueda pasar en el mercado de China?

-En estas últimas semanas se ha visto más activo el mercado. Básicamente porque estamos entrando en vísperas de año nuevo Chino y muchas empresas decidieron tomar posición de producto y tener embarques a llegar luego de esta celebración, pensando en lo que pueda ser la baja del stock en estas semanas y la falta de oferta de carne. Eso ha hecho que el mercado se haya activado de buena manera, aunque sin locuras. Con movimiento y fluido. Ya esta semana empezó a bajar un poco, ya la gente está organizando las cosas para irse de vacaciones y dejando los pagos hechos, embarques y exportaciones también. Se hace sentir que ya empezamos en el receso.

-China fue el primer país afectado por la pandemia y ha sido el país que viene saliendo primero de esta situación que ha generado el Covid. ¿Cómo está el consumo interno?

-La vida diaria prácticamente está de manera normal. Los restaurantes están abiertos, comparado con la situación en otras partes del mundo China está funcionando prácticamente de manera normal. Hay algún tipo de cuidado, aún no está al 100% como pre pandemia, pero eso será difícil en cualquier lado del mundo.

-¿Y en los supermercados se ha reactivado la actividad de consumo?

-El consumo en supermercados y la vida en China transcurren de manera prácticamente normal, lo que ayuda a que la economía se mueva. China será de las pocas economías que van a crecer en 2021 y es por el consumo que se está reactivando nuevamente.

-¿Cómo es la posición de los competidores de Uruguay en China, como Brasil y Argentina, teniendo en cuenta que tienen el ganado más caro que en nuestro país?

-Ese es un cambio respecto al escenario que veníamos manejando en los últimos 3 o 4 años. Se ha podido ver en los últimos dos meses el encarecimiento del ganado en Brasil y Argentina, que ha llevado que muchas plantas frigoríficas e importadores hayan sacado la pata del acelerador y hayan reducido los volúmenes de producción. Un poco porque los precios no les son competitivos. Esto ha hecho que, de alguna manera, haya habido una baja en la oferta de Brasil y de Argentina en los últimos meses. Por ese motivo Brasil, en la mayoría de los frigoríficos de grandes grupos, ha bajado en un 50% la producción y a su vez han destinado mucho al mercado interno también. Esto

-¿Hay falta de carne en China?

-Bueno, esta situación ha hecho que se sienta que faltaba algo de carne sí. Y en este caso Uruguay se ha visto favorecido a la hora de mover un poco más de volumen hacia China y también la rentabilidad y la competitividad de Uruguay ha estado muy bien.

-Teniendo en cuenta lo que significan Brasil y Argentina en volumen y esa reactivación del consumo en China ¿Esto puede provocar que el importador chino se vea en la necesidad de mejorar la oferta de precio, que esté más receptivo a aceptar una propuesta de suba por parte del exportador uruguayo?

-Es la gran interrogante que existe hoy en día. No se ve claro el escenario. El nuevo año Chino va a ser fundamental. Luego de esta celebración, la primera tras pandemia, será fundamental ver qué pasa. Mi manera de verlo es que se animan a pagar un poco más, pero no descaradamente. Se pueden pagar 200 o 300 dólares más (por Ton.) en este escenario hoy en día, pero no sé si mucho más que eso. La realidad es que, si falta carne, los precios tienden a subir. La clave acá es ver cuánto demoran en aparecer Brasil y Argentina de manera competitiva en el mercado. Eso va a marcar un poco los precios que va a pagar China en lo que sigue de este año.

-Si se mantienen en estos valores, la situación podría entonces favorecer a Uruguay. Operadores hablan de un precio del ganado con una tendencia a alinearse entre los tres países por lo que significa hoy China…

-Es una tendencia que terminará siendo así. Más menos, en un par de meses, hay una tendencia que el ganado se alineé en los valores, tironeado por la demanda China.

-¿Cómo está Australia, con una posición particular por las acusaciones políticas mutuas entre los países?

-Australia ha estado con muy baja oferta, ha tenido una reducción de oferta hacia China, han bajado bastante los volúmenes, por falta de faena en algunos casos y también por el tema político. A raíz de las acusaciones de Australia a China por el tema del covid y otros temas, China tomó medidas políticas donde, por ejemplo, ha prohibido algunas plantas australianas de carne con pretexto de otras cosas. Esto ha hecho que haya bajado mucho la oferta de productos de Australia en China. Y esto también acompaña a la coyuntura de falta de ganado de Argentina y Brasil, por lo que se está viendo menos oferta en el mercado.

-¿Cómo repercute en este escenario la carne de cerdo?

-La carne de cerdo es la que marca el precio de la carne vacuna en China, es la bandera. Lo que pasa en la carne de cerdo es lo que va a afectar el precio de las demás carnes. Entonces, tenemos que a la fiebre africana no se le encuentra cura, si bien la realidad es que el escenario es mucho mejor hoy que lo que era hace un par de años. El gobierno chino ha hecho un plan de recuperar el stock porcino y se ven avances importantes. Por eso se ven los valores de la soja, que se han incrementado básicamente porque es la que sirve para alimentar a todos esos animales suinos. La recuperación importante del stock porcino, si bien todavía falta para el nivel óptimo que quiere el gobierno, va en un rápido proceso. Esto ha hecho, junto con otros temas, que los precios este último año hayan estado más estables. Los valores de la carne, puede haber habido variaciones de 200 a 300 de un mes a otro, pero más o menos ha estado bastante estable y parejo. Y esto básicamente es por la oferta pareja de carne vacuna y porcina que ha habido por la recuperación de stock.

-¿Se puede decir que es optimista?

-Viene mejorando la cosa. Pero hay que seguir de cerca a Brasil y Argentina, y además no hay que descansarse y se debe seguir trabajando en la competitividad uruguaya en China. Porque sabemos bien que ahora en febrero Brasil tiene pensado empezar a ofertar de vuelta o ver qué hacen tras el año nuevo Chino. Hay que tener cuidado porque donde empiecen a producir a toda máquina cambia y se vuelca un gran volumen de carne al mercado y trastoca todo de vuelta.

Oportunidad para imponer carne ovina uruguaya…

-¿Cómo se ve el panorama para la carne ovina en este 2021 en China?

-La verdad, muy bueno. Se ha notado en este año un incremento en la importancia de la carne ovina. Con la ausencia de Australia ha faltado el producto y ha generado más demanda para la carne uruguaya. China tiene muy buenas perspectivas para el ovino uruguayo. Lo importante es que esa buena perspectiva en materia de volumen de negocio, es una buena oportunidad para que de alguna manera más consumidores conozcan el ovino uruguayo y se acostumbren a consumir la carne ovina uruguaya. Hay que generar esa costumbre que se compren más ovinos de este país. O sea que hay buenas perspectivas sin dudas.

Fuente: El Pais

Publicidad