11 de febrero de 2021 09:57 AM
Imprimir

China: Demanda de carne crece casi siete veces y las compras de quinua bajan 32%

Bolivia exportación. El precio del grano de oro incidió en las ventas. China se consolida como el principal mercado

La exportación de carne de res a China creció casi siete veces entre 2019 y 2020, consolidándose como el principal comprador del producto. En el mismo período, la venta de quinua boliviana a ese mercado bajó un 32% por la competencia de precios.

Conforme a datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la demanda del mercado chino de carne bovina congelada de Bolivia creció en un 578% en los dos últimos años, beneficiando a los productores ganaderos, en particular de la región del oriente.

“El 70% de la faena nacional se lleva adelante en Santa Cruz; la oferta exportable sale de aquí porque están los frigoríficos que exportan”, aseguró a La Razón el presidente de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), Alejandro Díaz.

Los frigoríficos que mencionó el ejecutivo son Fridosa (Frigorífico del Oriente) y Frigor (Matadero Frigorífico Santa Cruz), que se encuentran acreditados para exportar los excedentes de carne bovina deshuesada y congelada a China. 

Hasta 2018, antes de la apertura del mercado chino, el principal comprador del producto era Perú.

“China se ha convertido en el principal importador mundial de proteína animal, no solo carne bovina, sino de ave y res. La causa se debe a que ellos lo que más comen es cerdo, pero les vino la peste porcina africana, que es muy contagiosa, y se redujo la producción de esa carne. Antes producían la mitad del cerdo que se consume en el mundo”, explicó Díaz.

Ese problema sanitario y el déficit en su producción, abrió un nicho de mercado en el gigante asiático para la proteína animal proveniente de distintos países.

En ese contexto, la primera exportación de carne boliviana a China se consolidó en agosto de 2019 con 48 toneladas del producto que fueron enviadas en frigoríficos especiales. Para ello, el país cumplió con los requisitos y las exigencias definidas en un protocolo sanitario en el que además de los ganaderos trabajó la Cancillería y el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag).

“Para exportar proteína animal los protocolos son estrictos y eso se trabajó con el sector de la carne y sanidad en los últimos años. Uno de los hitos es que se comenzó a vacunar contra la fiebre aftosa en 2007 que fue el primer brote para estar libre de ella. En 2014 la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) declara al país libre de fiebre aftosa”, destacó Díaz.

QUINUA

PRODUCTO. El grano de oro que crece en el intersalar de Uyuni y Coipasa es único en su tipo. Foto: ASOCEBU-archivo

Respecto a las exportaciones del grano de oro boliviano, éstas crecieron entre 2019 y 2020 de  32.493  a  37.747 toneladas a través de envíos a varios países del mundo, pero enfrentaron una baja en el mercado chino en el mismo período. (Ver infografía)

“China es un mercado grande que con todo el producto total que exportamos no podemos satisfacer. Tenemos tres mercados importantes para la quinua blanca, roja y negra, pero los precios no son favorables”, precisó a este medio Nelson Pérez, presidente de la Asociación Nacional de Productores de Quinua (Anapqui).

Como ejemplo, citó que la diferencia de precios entre una tonelada que se envía a mercados de Europa y otra que se manda a China es de $us 500.

Asimismo, el ejecutivo de los quinueros afirmó que “las exportaciones a varios países han aumentado, toda vez que se sabe que la quinua es uno de los alimentos que refuerza el sistema inmunológico y pueden prevenir el COVID-19”.

Respecto al mercado interno, Pérez señaló que el Estado apoya al consumo de quinua con el subsidio prenatal y universal, y que “más allá no hay más incidencia y en Bolivia no hay la cultura de consumir este grano”.

También adelantó que están trabajando para ingresar al mercado iraquí. “Para nosotros es grande, y nos vamos a acreditar a ese país. Además, se está trabajando en consolidar la marca de origen en la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI)”.

La quinua real boliviana es orgánica y se produce en el intersalar de Uyuni y Coipasa. “La quinua que se cultiva allí es única por la radiación y la riqueza mineral de la tierra”, concluyó Pérez.

Fuente: La Razon

Publicidad