12 de febrero de 2021 01:29 AM
Imprimir

ALEMANIA, PRIMER PAÍS DEL MUNDO QUE PROHIBIRÁ POR LEY EL SACRIFICIO DE POLLITOS A SU NACIMIENTO

El Gobierno Alemán ha aprobado un primer borrador de ley que busca prohibir totalmente el sacrificio de pollitos en el momento del nacimiento. El ejecutivo quiere erradicar esta práctica en 2022.

Alemania quiere «establecer el ritmo y ser un modelo a seguir» , ha declarado la Ministra.

Se espera que Alemania se convierta en el primer país del mundo en prohibir el sacrificio masivo de pollitos en la industria avícola, ha declarado el gobierno alemán después de aprobar en enero de 2021 un proyecto de ley que pone fin a esta práctica que las organizaciones animalistas han puesto en el punto de mira.

La medida aprobada por el gabinete prevé una prohibición del sacrificio masivo de pollitos macho en 2022 en «un importante paso adelante para el bienestar animal», en opinión de la ministra de agricultura, Julia Kl’ckner, en un comunicado el pasado 20 enero 2021.

«Hemos invertido millones de euros en alternativas, reuniendo el bienestar animal y la eficiencia económica en suelo alemán», dijo Kl’ckner.

Diciendo que Alemania sería «la primera en el mundo» en proceder de esta manera, Kl’ckner dijo que el país quería «establecer el ritmo y ser un modelo a seguir» para otras naciones.

A partir de 2024, el proyecto de ley también obligará a las plantas de incubación a utilizar métodos que funcionen en una etapa más temprana del desarrollo embrionario. En todo caso estas medidas para organizaciones animalistas como Foodwatch esta medida se queda corta, ya que a su entender no van suficientemente lejos en una industria que para ellos explota a las aves.

Una prohición que las organizaciones animalistas han convertido en su «bandera de lucha».

En la avicultura de puesta los “hermanos”, los “pollitos macho”, no tienen salida comercial ya que lógicamente ni pueden producir huevos ni son rentables por su carne.  La práctica habitual en toda la industria avícola mundial es sacrificar los machitos nada más nacer, tras su sexado, ya que la genética es “tozuda” y reparte por igual número machos y número de hembras.

Ante esta práctica, organizaciones animalistas llevan años pidiendo el fin de este sacrificio y arrastrando a la opinión pública a que exija a los gobiernos  su fin, poniendo por delante su concepto de bienestar animal a la viabilidad empresarial de la industria avícola, pues el mantener con vida estos machitos es totalmente inviable económicamente.

Una miriada de «start-ups» están usando la más moderna tecnología para intentar conseguir el sexaje in ovo más fiable, económico, temprano y que sea viable para su uso masivo.

En la avicultura de puesta los “hermanos”, los “pollitos macho”, no tienen salida comercial ya que lógicamente ni pueden producir huevos ni son rentables por su carne.  La práctica habitual en toda la industria avícola mundial es sacrificar los machitos nada más nacer, tras su sexado, ya que la genética es “tozuda” y reparte por igual número machos y número de hembras.

Ante este nuevo reto que la sociedad está planteando a la industría avícola, ha surgido una miriada de proyectos por todo el mundo para poder determinar el sexo del embrión directamente en el huevo.  El problema de todas estas soluciones, en fase muy incipiente todas ellas, es el sobrecoste que representa para la planta de incubación, y por ende para todos los avicultores, y el hecho de que además de su complejidad técnica el sexaje in ovo requiere un número mínimo de días de desarrollo embrionario para poderlo determinar con certeza.

Y es en este último punto donde está el quid de la cuestión.

El debate será a partir de que día los legisladores consideran que se ha determinar el sexo del embrión

Salvando todas las distancias pero trasladándonos a la esfera mental del movimiento animalistas, la cuestión no es ya si los legisladores alemanes, y posteriormente la Unión Europea, acabará prohibiendo el sacrifito de pollitos recién nacidos, todo apunta a que finalmente sea así a medio y largo plazo en toda la Unión Europea, sino a partir de que día de desarrollo del embrión se considera que es vida o no lo es y en esencia se puede destruir ese huevo que estaba destinado a nacer con el sexo que no nos interesba comercialmente.

Son debates más éticos , e incluso filosóficos, que zootécnicos, pero como sector avícola no podemos ponernos la venda en los ojos y es nuestra obligación estar atentos, y participar, o al menos intentarlo, en las inminentes nuevas prohibiciones que encarecerán la producción avícola.

Una de las técnicas mas avanzadas para el sexaje in ovo , desarrollada por una empresa alemana, consiste en utilizar un láser para hacer un pequeño agujero para extraer líquido de un óvulo fertilizado, antes de analizarlo para detectar la presencia de una hormona femenina. En caso de no ser detectada se saca del proceso de incubación ese huevo deteniendo su desarrollo embrionario y sin necesidad de sacrificio al nacimiento.

El quid de la cuestión, y repetimos que es más un tema ético y filosófico, es a partir de que día de edad del embrión del pollito se considera que es vida o que no lo es……

Un debate en todo caso que no ha hecho más que empezar

La Asociación Avícola Alemana ha indicado que de aprobarse comportaría «inmensas desventajas competitivas» para los avicultores alemanes, ha pedido más tiempo para poder desarrollar y consolidar la tecnología de sexaje in ovo más adecuada y ha reiterado que ve  «graves deficiencias» en el proyecto de ley, incluso que no se aplicaría en ningún otro lugar de Europa.

La situación legal en la actualidad

A fecha de febrero 2021 la legislación debe ser aprobada por el Bundestag, la cámara baja del parlamento alemán.

El ministro de agricultura francés, Didier Guillaume, también se ha comprometido a prohibir esta práctica en Francia desde finales de 2021.

Suiza prohibió el sacrificio por trituración de pollitos recién nacidos, pero permite el sacrificio de los mismos por gas.

          En Francia, Alemania, Italia y España desde hace muy poco ya se han instalado y están en funcionamiento los primeros prototipos comerciales de sexaje in ovo.

Publicidad