14 de febrero de 2021 11:59 AM
Imprimir

Uruguay avanza en la negociación para poder enviar sorgo hacia China

Preparan primera exportación de cebada cervecera y la DGSA trabaja para abrir Ecuador para el trigo uruguayo

Pablo Antúnez

La habilitación del mercado chino para el ingreso de sorgo uruguayo está avanzada y es una de las principales metas de la Dirección General de Servicios Agrícolas (DGSA/MGAP) en cuanto a la conquista de nuevos mercados.

Conjuntamente con el cumplimiento del protocolo sanitario que ya está vigente para la exportación de soja y de la concreción con éxito del primer embarque de cebada cervecera al país asiático, que saldrá a fin de mes, se han convertido en una prioridad para esta repartición del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, sin descuidar otros temas que hacen a la operativa agrícola y al uso de productos químicos para controlar malezas, plagas y enfermedades.

El director de la DGSA, Ing. Agr. Leonardo Olivera recordó que se desarrolló una reunión con los exportadores de granos para analizar el mercado chino y los protocolos ya firmados, que se deben cumplir a rajatabla. Respecto a la habilitación de la exportación de sorgo, aspiración uruguaya de hace varios años, el jerarca explicó a El País que se está “en la fase de respuesta con China sobre el protocolo sanitario a acordarse entre ambos países. Estamos por contestar las consideraciones de ese documento, pero primero hay que ver qué plagas no están presentes en Uruguay y luego, con las que están presentes, hay que ver a qué acuerdos se llega”. Se espera que la contestación oficial esté llegando sobre finales del mes que viene. El sorgo a exportar no tiene por qué ser bajo en taninos.

A su vez, se apunta a trabajar para poder exportar trigo uruguayo a Ecuador, entre otras aspiraciones de Uruguay.

Cebada. La apertura del gigante asiático para la cebada es un paso trascendente para la agricultura uruguaya. El primer envío con entre 33.000 y 35.000 toneladas estaría partiendo a fin de mes.

El jerarca recordó a El País que hay un estricto protocolo sanitario por cumplirse, pero estimó que “no habrá ningún problema”. La cebada tiene por destino la elaboración de cerveza en el país asiático. La guerra comercial entre Australia y China, donde el gobierno de Xi Jinping elevó el arancel 80% para la cebada australiana y cortó con los envíos de cuatro de los principales exportadores, abrió la posibilidad de que otros países comenzaran a mirar hacia el gigante asiático.

Arroz. Por el momento, la DGSA no está trabajando en protocolos sanitarios para conquistar nuevos mercados para el arroz uruguayo. Más bien está cuidando que se cumpla el acuerdo con México, mercado fundamental y de alto valor para los arroces uruguayos, que estuvo cerrado el año pasado, debido a la aparición de una plaga cuarentenaria, como lo es el Gorgojo Khapra (Trogoderma granarium) en embarques uruguayos. Hubo dos detecciones de este problema. Esa plaga cuarentenaria se alimenta de diferentes cereales, tiene una capacidad de supervivencia muy grande.

“Desde 2016 nunca se detectó Gorgojo Khapra y se sanitizan todos contenedores”, aclaró Olivera. Finalmente, superado el problema y demostrado que se debió a contaminación marítima, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural de la nación Azteca, dejó fijo el protocolo sanitario con Uruguay.

“Hoy la idea es seguir fortaleciendo este mercado y continuar firme en los otros destinos donde el arroz uruguayos ya está presente. No hemos tenido ninguna solicitud de abrir nuevos mercados”, aclaró Olivera a El País.

Frutas. Desde la DGSA se sigue negociando con Brasil la restricción que impuso ese país por envases que acompañan la exportación de frutas como las manzanas. No se trata de un tema sanitario sino comercial. “Brasil tiene algunas limitantes respecto al tamaño de los envases y no los acepta, explicó Olivera.

No menos importante son las negociaciones que se desarrollan con la Unión Europea respecto a los límites máximos de residuos en cítricos. El viejo continente es un destino potencial y de alto valor para los cítricos uruguayos y debe cuidarse al extremo.

“Venimos trabajando en los límites máximos de residuos, por algunos productos que nos piden cero. Se complicó con algún fungicida que lo que hace es preservar la naranja y mandarinas, sobre todo después de cosechadas, principalmente para aguantar el viaje a España”, contó el director de la DGSA. Son 40 días de vieja y usan algunos productos para que no se pierda la fruta en el viaje.

Insecticidas. Uruguay sigue trabajando para bajar del listado algunos fitosanitarios que complican el ingreso a mercado y, además, porque cuida la salud de sus habitantes.

“Vamos por la regulación del Nonilfenol que es un producto que tenemos la propuesta para empezar a sacarlos del mercado. Está prohibido en varios lugares y vamos a irlo sacando del mercado”, detalló el jerarca ministerial. Es utilizado en la fabricación de productos de limpieza, como es el caso de los detergentes y en menor medida se usa en aplicaciones como pesticidas.

El titular de la Dirección General de Servicios Agrícolas explicó que se continúan revaluando los productos usados en la agricultura y aclaró que “los que sean ambientalmente más inocuos estarán presentes y los que sean más peligrosos, se irán sacando de la batería de productos. En caso que los sustitutos presenten algún problema, se irá restringiendo el uso o se irán sacando del mercado”.

Entre esos productos que ya están en la mira, Olivera recordó que se apunta a “evitar totalmente el Paraquat en el cultivo de Colza, una oleaginosa de invierno que gana cada vez más área en el pul agrícola uruguayo. Precisamente el Paraquat es un herbicida (controlador de malezas) no selectivo de amplio espectro.

Fuente:

Publicidad