15 de febrero de 2021 18:11 PM
Imprimir

Brexit: Suenan las alarmas en la industria cárnica del Reino Unido por los retrasos en las fronteras

CompartiremailFacebookTwitterLa Asociación Británica de Procesadores de Carne ha lanzado una alerta por los retrasos que están sufriendo en la frontera las exportaciones cárnicas de ese país con destino a la UE y que ya están provocando pérdidas serias y sostenidas para las empresas. La BMPA afirma que está recibiendo un número creciente de llamadas de compañías cárnicas advirtiéndo […]

La Asociación Británica de Procesadores de Carne ha lanzado una alerta por los retrasos que están sufriendo en la frontera las exportaciones cárnicas de ese país con destino a la UE y que ya están provocando pérdidas serias y sostenidas para las empresas.

La BMPA afirma que está recibiendo un número creciente de llamadas de compañías cárnicas advirtiéndo de las dificultades administrativas que se les están presentando. Recuerda, además, que cada hora que se retrasa un camión cargado de carne aumenta la posibilidad de que ese pedido se reduzca de precio, se cancele y se devuelva o, en los casos más graves, se deseche y acabe en un vertedero.

Nick Allen, director ejecutivo de BMPA, puso un ejemplo, advirtiendo que era el problema común de todas las cárnicas: “Uno de nuestros miembros informó el 11 de enero que tenía 6 camiones cargados de producto (por un valor aproximado de 300,000 £) esperando el trámite de aduana en la República de Irlanda. En ese momento, una de esas cargas estaba a punto de ser devuelta a la empresa procesadora después de esperar 5 días para su tramitación. Los conductores han informado de largas demoras mientras esperan que se procesen los documentos de aduana”.

En ese sentido, la BMPA “hace un llamamiento para que el sistema actual de aduanas y certificación se modernice y digitalice, ya que el sistema existente basado en papel es una reliquia del siglo pasado y simplemente no es adecuado para su propósito. Nunca fue diseñado para hacer frente al tipo de cadena de suministro integrada e inmediata que hemos construido durante los últimos 40 años, y si no se soluciona rápidamente, será lo que comenzará a desmantelar el comercio con Europa por el que han luchado las empresas británicas”.

Si bien destaca que “algunos problemas se deben a la falta de familiaridad con el nuevo sistema (con mucho papeleo) en ambos lados del canal, existen otros problemas estructurales serios que no desaparecerán y que ahora forman parte de la ‘nueva normalidad’. Estos están destinados a forzar un cambio permanente en la forma en que comerciamos (o no) con la UE. El principal de ellos es un sistema de aduanas basado en papel que ahora no es adecuado para su propósito”.

Un ejemplo de cómo el sistema está fallando a las empresas británicas es el tema del “grupaje” (pequeños envíos de productos mixtos agrupados en un gran camión). Hasta ahora, más del 40% del comercio de la industria cárnica británica con la UE se enviaba de esta manera. Permitió a los procesadores realizar entregas diarias más pequeñas de una amplia gama de productos empaquetados al por menor de alto valor a múltiples clientes de la UE para mantener sus estantes abastecidos con la variedad de productos que esperan sus clientes. El grupaje es una parte esencial de esta cadena de suministro ‘just in time’.

Nick Allen explica: “El nuevo sistema de aduanas posterior al Brexit para los productos cárnicos es complicado, arcaico y está mal implementado. En el mejor de los casos, está provocando retrasos en las cargas simples de un solo producto, pero en el peor de los casos, ha significado que las cargas agrupadas ya no son viables para enviar . De hecho, algunas de las empresas de transporte más grandes del Reino Unido ya han dejado de aceptar cargas agrupadas por completo.

“Si los supermercados continentales no pueden entregar los productos de la manera que necesitan, este comercio simplemente se perderá, ya que los clientes de la UE abandonan los proveedores del Reino Unido y obtienen el producto de los procesadores europeos. Los clientes de la UE ya les han dicho a los miembros que buscarán España e Irlanda para comprar productos a partir de ahora.

Primeras semanas

Durante las dos primeras semanas de enero, la mayoría de las empresas recortaron deliberadamente el comercio que hacían con la UE e Irlanda del Norte a un nivel muy bajo (en promedio, el 20 % de los volúmenes normales). Esto fue para que pudieran probar tentativamente el nuevo sistema. Pero incluso con estos bajos volúmenes, ha habido demoras catastróficas para los productos perecederos.

La preocupación es que estas empresas tendrán que volver a los volúmenes normales, pero es probable que se vean atrapadas en una segunda ola de caos fronterizo causado por una avalancha de otras industrias que aumentan las exportaciones al mismo tiempo.

Para ilustrar la verdadera magnitud del problema, la diputada irlandesa independiente Verona Murphy dijo en el Parlamento irlandés que “las declaraciones de aduana para los envíos que van al puerto de Dublín solo han aumentado de un promedio de 5.480 por día frente a un esperado 164,382 por día. Multiplique eso a través de todas nuestras fronteras de exportación y la magnitud del problema se hace evidente”.

Si exportas al Reino Unido… ¿has notado una caída en la demanda de ese mercado?

  • Sí(53.57%)
  • No(46.43%)
Fuente:

Publicidad