19 de febrero de 2021 01:12 AM
Imprimir

La Cámara Avícola de Uruguay busca incrementar la producción, el consumo y la exportación de aves

CompartiremailFacebookTwitterLa Cámara Uruguaya de Procesadores Avícolas (Cupra) reclama contar con interlocutores específicos para la avicultura dentro del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), ya sea a través de una Dirección de Avicultura o a de la creación de un Instituto de Avicultura. En la ronda de entrevistas que el senador Guido Manini está realizando […]

La Cámara Uruguaya de Procesadores Avícolas (Cupra) reclama contar con interlocutores específicos para la avicultura dentro del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), ya sea a través de una Dirección de Avicultura o a de la creación de un Instituto de Avicultura.

En la ronda de entrevistas que el senador Guido Manini está realizando con diferentes sectores productivos del país, la semana pasada se reunió con representantes de la Cámara Uruguaya de Procesadores Avícolas (Cupra), institución que reúne a las principales avícolas del país: Avícola del Oeste, Granja Tres Arroyos, El Poyote, Tenent, Calpryca, Del Campo y Avícola Valle Alegre. Luego del encuentro el diario La Mañana dialogó con el titular de la misma, Domingo Estévez Castro quien destacó la importancia que la actividad avícola para Uruguay.

La avicultura es “un importante sector productivo nacional” al punto tal que “después de ganadería, sigue en volumen de producción y en la preferencia de los consumidores uruguayos”, dijo Estévez.

Representantes de la Cámara Uruguaya de Procesadores Avícolas junto al senador Guido Manini Ríos

luego de la reunión mantenida en el anexo del Palacio Legislativo.

Durante el encuentro “procuramos trasmitirle al senador las preocupaciones y expectativas del sector”, y destacó la posibilidad de tener interlocutores específicos para la avicultura dentro del Ministerio de Ganadería, ya sea a través de una Dirección de Avicultura o a través de la creación de un Instituto de Avicultura”, expresó.

Respecto a los principales desafíos que enfrenta el sector avícola uruguayo, señaló la importancia de “superar las repercusiones de la pandemia en el sector avícola de la mejor manera posible”, entendiendo que “en primer lugar” debe estar “el cuidado de la salud de los trabajadores, tratando de no afectar al consumo y la estabilidad de las empresas y toda la cadena”.

“También las empresas avícolas están trabajando haciendo una apuesta muy fuerte al desarrollo del sector. Se ha realizado importantes inversiones tanto en el sector productivo como industrial”, dijo. “La avicultura quiere crecer tanto en el mercado interno como generando una corriente exportadora sostenible en el tiempo”, explicó.

En función de ello las empresas avícolas “nos hemos planteado una agenda para el período 2020-2024”, la cual se presentó al Instituto Nacional de Carnes (INAC) y al propio Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca. “Esa agenda fue elaborada en conjunto con la Asociación de Façoneros de Pollos Unidos (AFPU), tomando como punto de partida la puesta en marcha del monitoreo continuo de las plantas de faena por parte del INAC” a través de las denominadas cajas negras , que comenzó a implementarse hace exactamente un año.

Estévez aseguró que con dichas cajas negras se logra un “aporte trascendente a la transparencia”, con lo cual “se puede “plantear desafíos mayores al sector que principalmente van por el lado de crear las condiciones para el desarrollo de exportaciones de productos y subrpoductos, y a la vez que mejorar la percepción del consumidor local respecto de la carne aviar”.

“En estos momentos a través del INAC se está comenzando a instrumentar un proyecto que procura crear las condiciones para desarrollar la avicultura”, añadió. Se trata de un “proyecto que tiene el respaldo de la Agencia Nacional de Desarrollo, el INAC” y cuanta con “la participación como socios Cupra y AFPU, que son las gremiales que abarcan el sistema productivo de los pollos”.

Fuerte apuesta al mercado interno

La Cámara Uruguaya de Procesadores Avícolas (Cupra) no tiene dudas de que en Uruguay es posible incrementar la producción, el consumo interno y la exportación de aves. “Sin ninguna duda” es algo que se puede hacer, dijo Estévez, y añadió: “Estamos haciendo una apuesta muy fuerte al desarrollo del mercado interno”. Los diferentes eslabones de la avicultura “siempre trabajan para ello, con la mirada puesta en el consumidor y tratando de satisfacer sus deseos”.

En 2020, un año tan especial registró “un incremento del consumo de carne aviar” con la particularidad de que “fue la única carne que presentó un incremento del consumo en nuestro país”, lo que se explica porque “hemos tenido un cambio en nuestros hábitos” de consumo. “La carne de ave es muy versátil para preparar distintos tipos de comidas, se destaca como una carne muy sana, magra, de una gran terneza y de rápida cocción, todas características muy valoradas por el consumidor”.

A lo anterior se suma que, “si vemos los precios relativos en la oferta al consumidor, constataremos que la carne de ave es la carne más barata. Es el combo perfecto: Calidad, versatilidad y precio”, complementó.

Cerca de la habilitación para exportar a China

Consultado sobre las dificultades que presenta la comercialización interna y la exportación, el presidente de Cupra dijo que “respecto al mercado interno hemos tenido una competencia despiadada de las carnes importadas, fundamentalmente de la carne porcina de Brasil, que debido a problemas en su colocación en grandes mercados ha generado exceso de stock que luego fueron colocados a precios por debajo del costo en nuestro país”, apuntó. “Eso significó que la producción nacional de pollos disminuyera en forma sostenida durante varios años”. Sin embargo, como ya lo manifestara, “el año pasado se dio un fuerte incremento de la producción de pollos y aspiramos a mantener dicho crecimiento en este año y los venideros”.

En materia de exportaciones anunció que se está “muy cerca de la habilitación del mercado de China, algo que ha llevado demasiado tiempo”, consideró.

Asimismo “queremos contar con varios mercados alternativos” para lo cual se está trabajando “en la habilitación de las plantas de faena y estamos pidiendo que se habiliten nuevos mercados”.

“Tenemos cifradas esperanzas de que en pocos años podamos ver una industria avícola con una sostenida corriente exportadora. Eso va a redundar en más trabajo para los ciudadanos de nuestro país”.

Uruguay puede ser un país competitivo en avicultura

Con respecto al mercado exterior, Estévez dijo que “el consumo de carne aviar crece a nivel mundial y también lo hace el comercio. Este último se ha incrementado en un 10% aproximadamente en los últimos 5 años, lo que presenta un desafío y una oportunidad importante para cualquier país productor de carne aviar”.

Uruguay cuenta con las “condiciones técnicas” de producción a un “mismo nivel que los principales productores”. Por lo tanto, “con un trabajo planificado es posible pensar que Uruguay mejore sus condiciones de competitividad como para desarrollar una corriente exportadora”.

5.000 familias, la mayoría en el medio rural

Domingo Estévez es el presidente de la Cámara Uruguaya de Procesadores Avícolas. Cupra es una gremial que nuclea a las principales industrias uruguayas del sector representando más del 95% de la producción de pollos del país, consume una gran parte de la producción nacional de maíz y soja, y da trabajo a más de 5.000 familias, muchas de ellas en el sector rural.

Fuente:  Diario LA MAÑANA Uruguay

Fuente:

Publicidad