20 de febrero de 2021 13:13 PM
Imprimir

En el mejor de los casos, el productor agropecuario recibe 26% de lo que paga el consumidor

Con la suba del precio de los alimentos como tema de agenda pública, FAA realizó un informe en el que se evidencia que el sector primario poco tiene que ver con la situación.

Cuando hablamos de alimentos… ¿Qué es lo primero en lo que pensamos? ¿En el agro? ¿En un productor en su huerta? ¿En un supermercado? ¿En una hamburguesa? ¿En un comercio de comida rápida? ¿En un delivery? ¿En una verdulería? ¿En un restaurante?

Quizás ninguna respuesta sea la correcta para la pregunta, pero sí hay algo claro y es que el productor agropecuario por más que sea el eslabón primario de una cadena interminable, poco o nada tiene que ver con el precio de los alimentos.×

Para poner un ejemplo, y según los datos del último informe de Federación Agraria Argentina (FAA)en el mejor de los casos el productor recibe el 26,46% de lo que un consumidor paga por un melón.

Sí, así como leen. Si un kilo de melón se vende en una verdulería a 100 pesos, el productor agropecuario solo recibirá poco más que la cuarta parte de eso, o sea, 26 pesos. ¿Quién se queda con los 74 pesos restantes?

De este dato se desprende un reclamo y advertencia de las entidades agropecuarias: “Los productores NO son formadores de precios”.

Siguiendo con el análisis de FAA, éste señala que “en muchos casos, el porcentaje de incidencia del valor que cobran los productores sobre el precio en góndola no llega al 10%, como se puede ver en el caso de las bananas (7,75%), las aceitunas (7,81%), la pera (8,38%) o la manzana (9,13%)“.

Como se puede ver en la infografía, sólo el durazno tiene un proceso de industrialización entre que se cosecha y se come. Es decir, que sólo para el caso del durazno hay un eslabón más que es la industria, pero en el resto de los alimentos no está.

“Otros, como el vino tinto, es del 12,94%, mientras que en la papa es del 23,53%, el durazno para industria y fresco coinciden en un 20,44%, el zapallito verde, 25,25% y el melón, 26,46%”, agrega la Federación, y por ello afirma: “Claramente los productores no somos formadores de precios, por el contrario, somos perjudicados, tanto como los consumidores, por las distorsiones que hay en las cadenas”.

Quizás, en la Argentina sea más importante quien lleva los alimentos que quien los produce. Quizás el Estado también sea más importante en la alimentación de la población que quien produce esos mismos alimentos. Y quizás, en el Reino del Revés, nada el pájaro y vuela el pez.

Fuente: Infocampo

Publicidad