21 de febrero de 2021 11:17 AM
Imprimir

Para frenar el aumento de casos, fijaron restricciones y sigue cerrado el frigorífico

Desplegaron ayer un operativo especial y se registraron otras 14 personas afectadas. Jetter suspendió reuniones y limitó el acceso a la localidad. Y el martes testearán a quienes trabajan en la faena de animales para definir si se reanudan las actividades.

Hasta el cierre de esta edición eran 46 los pobladores de Riachuelo que tenían un diagnóstico positivo de covid-19. Además de ellos, estaban aislados quienes  tuvieron un contacto estrecho. Para intentar evitar que ese número siga creciendo, ayer no sólo se realizó un operativo especial sino que además, el intendente Martin Jetter adoptó una serie de medidas que regirán -inclusive- hasta el domingo 28.

Hasta el último viernes, tal como informó este medio gráfico, eran 32 los casos activos de coronavirus. Pero ese número se incrementó ayer luego de las tareas que realizaron de manera conjunta, personal de la Municipalidad, de Epidemiología de la Provincia, del área de Salud local y efectivos policiales. “Se concurrió a cada una de las casas donde estaban personas aisladas por ser contacto estrecho de alguna persona afectada”, contó el jefe comunal en diálogo con El Litoral. 

Fue así que detectaron a otras ocho personas con covid-19. Y en paralelo, en el hospital dieron resultado positivo los testeos efectuados a otros seis habitantes.

“Cuando me informaron que en total eran 14 nuevos casos y por lo tanto el número de afectados ascendía a 46, consideré que lo mejor era tomar algunas medidas para intentar reducir el riesgo de contagio”, afirmó Jetter.

Luego, precisó que firmó un par de resoluciones. La primera de ellas establece que tanto este fin de semana como el otro (sábado 27 y domingo 28) está restringido el acceso a la localidad.

“De esta medida están exceptuados quienes acrediten que tienen domicilio acá, que acrediten que poseen una propiedad en Riachuelo o bien que desarrollen una tarea esencial”, precisó el intendente.

Sobre la segunda norma local señaló que -desde ayer y hasta el domingo 28 inclusive- están suspendidas las reuniones familiares y sociales en la jurisdicción comunal.

Por prevención

Entre los casos activos de coronavirus, hay 11 trabajadores del frigorífico que funciona en San Cayetano. 

“Por prevención, Senasa resolvió que el pasado miércoles 17 cierre sus puertas. Y el próximo martes 23 se realizará un testeo a todo el personal. En base a ese resultado, definirían si se reanudan las actividades en esas instalaciones en las que trabajan unas 70 personas”, comentó Jetter a este medio gráfico.

Fuente: El Litoral

Publicidad