6 de diciembre de 2010 11:11 AM
Imprimir

El ternero entero mejora hasta 40% la conversión de alimento en carne

Lo dijo Miguel Gorelik, Gerente de Relaciones Institucionales de Quickfood, consultado sobre la nueva categoría de vacunos "Macho entero joven.

Se trata de una categoría completamente distinta a la de Toros, y que no tienen nada que envidiarle a los novillos, ya que se trata de animales muy jóvenes”, señaló  a Radio Colonia Miguel Gorelik, Gerente de Relaciones Institucionales de Quickfood, consultado sobre la nueva categoría de vacunos “Macho entero joven”.
Según Gorelik, esto se justifica  “a partir de la difusión de la producción de animales en feedlots. Tradicionalmente el macho se castra para tener un mejor manejo: animales más dóciles y más mansos, para la crianza de animales a campo, pero en feedlot, este aspecto deja de tener importancia y pasa a ser relevante el funcionamiento hormonal de un animal entero que, a diferencia del castrado, permite una mejora muy importante en materia de conversión de alimento en carne. La ventaja del Macho entero joven, es que mejora entre un 35% y 40% la conversión de alimento en carne, lo que lo hace mucho más competitivo y económico”, explicó, tras aclarar que en otros países esto se logra mediante el uso de hormonas que en Argentina están prohibidas.
“Somos muy optimistas con esta nueva categoría. Cuando uno ve en la experiencia brasileña que hay Estados, especialmente en el centro este y en el norte del país, donde los machos faenados son enteros entre 50% y 100% del total, se ve que acá también existe un plafón muy alto para poder trabajar y avanzar. Por supuesto, va a llevar su tiempo pero las ventajas en materia de productividad y costos son tan grandes, que creemos que en la medida de que seamos eficientes comunicando esto al productor, y trasmitiéndole alguna metodología de manejo, puede tener un impacto muy importante”, puntualizó.
Consultado sobre la comercialización destacó que se trata de animales realmente muy jóvenes. “Son animales de un ciclo de vida muy corto. En los ensayos llegamos a pesos de faena de 500 kilos en Bradford con 13 meses; y en Overos negros con 22 meses. Por lo tanto, tenemos la posibilidad de tener contratos de compra venta a futuro, con productores que decidan dejar enteros a los terneros que en determinado momento los llevaríamos a un feedlot. O también podríamos comprar animales ya terminados y listos para faena, enteros, porque este es un nicho en el que vamos a trabajar muy activamente, tanto en el mercado interno como en la exportación”, explicó.
Finalmente, Gorelik destacó que “es cierto que el mercado interno sigue comiendo animales más livianos, pero no hay que olvidarse que de los animales de exportación, en realidad, se exporta una parte bastante baja del total, y el resto lo consume el mercado interno sin ninguna queja. La Argentina tiene muy buena carne”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *