24 de febrero de 2021 10:37 AM
Imprimir

Carne: que pasa con la vaca, la categoría más demanda por China

En el último año, en los frigoríficos argentinos cayó la faena de vacas, el producto con más salida en las ventas externas de carne. En los próximos meses, podría registrarse una tensión entre la cada vez mayor demanda asiática y una menor disponibilidad de materia prima

El año comenzó con una caída pronunciada en la faena de vaca, uno de los ítems más buscados por China para la exportación de carne vacuna, de acuerdo a una estimación del Mercado Rosario Ganadero (Rosgan). El dato a tener en cuenta es que cerca del 80% de las exportaciones de esta cadena de valor, que en 2020 cerraron sobre las 900.000 toneladas, tuvieron como destino el gigante asiático.

Si bien esta merma en la disponibilidad de vaca es frecuente en esta época del año, la entidad rosarina analizó el comportamiento de la industria en los últimos años en relación a esta categoría. Además del nivel de faena, se analiza cual es el porcentaje de hembras que pasan por los frigoríficos, y cuando es muy elevado, el sector entra en lo que se denomina “liquidación de vientres”, que en el mediano plazo puede reflejarse en menos terneros y por ende, en una caída de la producción.

De acuerdo al Rosgan, la fuerte demanda china hizo que en 2018 y 2019, “el crecimiento en la faena de esta categoría que marcó un pico de extracción de más de 2,72 millones de animales en 2019, unos 600.000 animales más de lo que se venía faenando”, según explicaron en un informe. En 2020, esta faena se redujo en 280.000 cabezas y retomó el sendero del equilibrio.

Esta caída, si bien cierra el camino de una suba en el porcentaje de liquidación de hembras, representa un semáforo amarillo a la hora de pensar en el rodeo nacional. “El stock de vacas registrado al 31 de diciembre de 2019, marca una pérdida de más de 560.000 vientres de un año a otro, lo que implica unos 350 a 400 mil futuros terneros menos, sin cambios en la tasa de destete”; señalaron desde la entidad rosarina.

¿Qué pasa con la demanda china?

Esta es la pregunta que se hace la cadena de ganados y carnes, ante una demanda asiática que no cede y una menor disponibilidad de abastecimiento. De acuerdo a analistas ganaderos, y si bien no frenan las importaciones por parte de ese país, el precio pagado por tonelada registró un fuerte descenso en 2020 y está tendencia no parece revertirse, al menos en el corto plazo. En este contexto, los criadores prefieren dejar la hacienda en su campo y ganar kilos en la recría, tanto en vacas como en otras categorías, como los novillos

Publicidad