26 de febrero de 2021 11:18 AM
Imprimir

Los casos de campilobacteriosis y salmonelosis se estabilizan en la UE

CompartiremailFacebookTwitterSegún el último informe sobre enfermedades zoonóticas, realizado por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC), el número de casos notificados de enfermedades en seres humanos causadas por las bacterias Campylobacter y Salmonella en toda Europa parece haberse estabilizado en los últimos cinco años. En 2019, […]

Según el último informe sobre enfermedades zoonóticas, realizado por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC), el número de casos notificados de enfermedades en seres humanos causadas por las bacterias Campylobacter y Salmonella en toda Europa parece haberse estabilizado en los últimos cinco años.

En 2019, la campilobacteriosis, la enfermedad gastrointestinal de la que más casos se han notificado en la UE desde 2005, afectó a más de 220 000 personas. La salmonelosis fue la segunda enfermedad zoonótica con mayor incidencia en la UE, y afectó a unas 88 000 personas.

De las 66 113 muestras de alimentos listos para el consumo (alimentos que no tienen que cocinarse antes de su consumo), un 0,3 % dio positivo por Salmonella. De las 191 181 muestras de alimentos no listos para el consumo, un 1,5 % dio positivo. Dieciocho de los veintiséis Estados miembros que notificaron programas de control de Salmonella en las poblaciones de aves de corral cumplieron todos los objetivos de reducción, en comparación con los catorce de 2018.

Siguieron, por orden de frecuencia en las notificaciones, las infecciones por Escherichia coli productora de toxina Shiga (STEC), la yersiniosis y la listeriosis. La tendencia de los casos humanos confirmados de listeriosis se mantuvo estable entre 2015 y 2019, tras un largo período de incremento. En 2019 se registraron 2 621 casos, que afectaron principalmente a personas mayores de 64 años. Fue la enfermedad zoonótica más grave, con altos índices de hospitalización (92 %) y de mortalidad (17,6 %).

En el informe también se analiza la causa de los brotes de enfermedades de origen alimentario en la UE, en los que al menos dos personas contraen la misma enfermedad al ingerir los mismos alimentos contaminados. La Salmonella siguió siendo el agente detectado con más frecuencia y causó 926 brotes, si bien el número de brotes debidos a la S. Enteritidis disminuyó. Las fuentes más frecuentes de los brotes de salmonelosis fueron los huevos y los ovoproductos. Los norovirus de los peces y productos de la pesca produjeron el mayor número (145) de brotes para los que se dispone de «pruebas sólidas» que apuntan a una fuente alimentaria.

En 2019 se notificaron un total de 5 175 brotes de origen alimentario, una disminución del 12,3 % en comparación con 2018.

El informe también incluye datos sobre Mycobacterium bovis/caprae, Brucella, Yersinia, Trichinella, Echinococcus, Toxoplasma gondii, la rabia, la fiebre Q, el virus del Nilo occidental y la tularemia.

Fuente: Eurocarne

Publicidad