27 de febrero de 2021 14:36 PM
Imprimir

Frigorífico Swift suspende la producción por un mes en Venado Tuerto

La planta de Venado Tuerto del frigorífico Swift suspende la producción por el lapso de un mes, motivo por el cual sus empleados tendrán que tomar vacaciones o en su defecto quedan en garantía horaria.

Esto obedece a la interrupción de la producción de los cortes kosher por las festividades judías, y que la empresa concentra el resto de la producción en la planta principal de Villa Gobernador Gálvez.

El secretario general del Sindicato de la Carne, Cristian Crudelli, confirmó la información: “Por ahora el Swift en Venado Tuerto solamente produce cortes kosher para Israel o Estados Unidos, pero ahora los rabinos se retiran por las festividades y retornan aproximadamente en un mes”.

En ese contexto, la planta estará cesando su actividad de faena por completo, mientras que en los próximos días se definirá si se mantienen algunas tareas de desposte. Para ello, la empresa debería traer carne desde la planta central “para seguir trabajando al menos de manera intermitente este mes. El kosher se retomaría entre finales de marzo y principios de abril”, agregó el dirigente sindical.

Los empleados que ya terminaron su período de vacaciones ingresan en garantía horaria y el resto se tendrá que tomar los días de descanso “para absorber la pérdida económica de la empresa. A nosotros ya nos comunicaron que es una cuestión estacional y que el frigorífico no tiene otros mercados para sostener la faena, por eso se para la producción. Lo mismo va a pasar en Hughes y otros frigoríficos”, amplió Crudelli.

La garantía horaria implica el pago de 70 horas quincenales o 140 mensuales de acuerdo a la categoría de cada trabajador, lo que representa en promedio una merma del 40 por ciento del salario.

La producción de cortes kosher, donde los rabinos se hacen presentes para sacrificar a los animales de acuerdo a las tradiciones de la religión judía, motorizan buena parte del mercado exportador de carne del país. Tanto es así que durante la pandemia, en el mes de junio del año pasado, se gestionó un vuelo especial con la llegada de 100 rabinos desde Israel para poder mantener la producción kosher en distintos frigoríficos del país.

Publicidad