28 de febrero de 2021 13:43 PM
Imprimir

Lombricultura, una opción para la agricultura ecológica en Tarija

Un emprendimiento ecológico creado en Tarija con el fin de mejorar la gestión de residuos biodegradables y el tratamiento y rehúso de aguas residuales, esto con ayuda de la lombriz roja californiana,

Chura Lombriz es un emprendimiento ecológico creado en la ciudad de Tarija con el fin de mejorar la gestión de residuos biodegradables y el tratamiento y rehúso de las aguas residuales en favor del medio ambiente. Esto mediante la elaboración del humus, o abono orgánico, con ayuda de la lombriz roja californiana (Eisenia foetida).

Abono capaz de restaurar el suelo agrícola

La iniciativa, creada por la ingeniera ambiental Leslie Rocío Acosta, nació como un proyecto de tesis sobre el tratamiento de aguas residuales mediante el uso de estos anélidos, capaces de eliminar hasta el 99% de los contaminantes, producir abono y filtrar el agua que posteriormente puede ser utilizada para el riego agrícola.

El humus es el único agente capaz de aumentar la fertilidad de los suelos, mejorando al mismo tiempo sus propiedades físicas, químicas y biológicas. Acosta señala que este método de compostaje puede ser implementado a grandes escalas de forma “eficiente, rentable y favorable para la economía circulante” de las familias que se dedican a la agricultura en Tarija.

De acuerdo a varios estudios, se ha demostrado que el excremento de las lombrices contiene de tres a once veces más cantidades asimilables de fósforo, así como de magnesio y potasio intercambiable que el suelo. Eleva alrededor de cinco veces la disponibilidad de nitratos y en un 30% la de calcio y disminuye la acidez del suelo.

Pero la elaboración del “humus” o abono orgánico, sólido y líquido, no es la única actividad que realiza Acosta junto a Chura Lombriz. Como especialista en el área, se dedica a brindar asesoría y capacitación para que todo aquel que le interese pueda iniciar a “compostar en casa” y desarrollar sus “eco huertas”.

Además, de la mano de colectivos como Infinitum Tarija, Comidas saludables, la fundación Gallapacha de Cochabamba y la Universidad Domingo Savio, trabaja para generar conciencia ambiental sobre el tratamiento de residuos orgánicos y el uso consciente del agua.

Humus producido por Chura Lombriz

El emprendimiento inició con una caja de lombriz que se obtuvo en la ciudad de Cochabamba -cuenta Acosta- y en la actualidad llegan a tener un estimado de 50 kilos de lombrices que trabajan en cinco camas de diez metros de largo, además, de dos camas de 20 metros, donde se produce la composta.

“Este método de compostaje puede ser implementado a grandes escalas de forma eficiente en el sector agrícola”    Leslie Acosta   INGENIERA AMBIENTAL

En las camas, espacios donde se crían y reproducen las lombrices y donde se les da de comer todos los residuos orgánicos, estos animales invertebrados cavan túneles en todas las direcciones, lo que ayuda al agua y al aire a penetrar en el suelo, engullendo y procesando toda la materia orgánica que encuentran a su paso, convirtiéndola en un humus finísimo y de excelente calidad.

“Aquí las que realizan el trabajo más importante son ellas (las lombrices), nosotros simplemente estamos monitoreando lo que son controles de Ph, temperatura, riego y la comida, para después de tres meses tener nuestro propio abono orgánico”, explica.

De acuerdo a Acosta, la empresa llega a procesar entre 350 a 400 kilos de residuos orgánicos, a la semana, y cada dos o tres meses obtienen entre 20 a 25 quintales de abono orgánico “que, a diferencia del abono tradicional, con este anélido de tipo californiano, se llega a mejorar el tema de nutrientes y es más fuerte que cualquier tipo de abono”.

Sin embargo, el objetivo de la empresa es poder incrementar esta producción y así ayudar a reducir los desechos que se generan en ciudad de Tarija.

“El humus sólido tiene una aplicación diferente al humus líquido, el líquido prácticamente está disuelto, es por eso que su forma de aplicación es más fácil y eficiente para poder abonar de una manera más rápida las plantas -recuperarlas o restaurarlas- y el sólido para la remediación de suelos desgastados”.

Talleres para elaborar la composta en casa

Chura Lombriz ha desarrollado un programa de capacitación y seguimiento para que la población, tanto de Tarija como de otros departamentos, pueda aprender a elaborar su propio abono libre de químicos, enfocado a cualquier tipo de producción agrícola, como el cultivo de plantas, flores, tomates, durazno, vid y arándano, entre otros.

Este programa consta de tres talleres -explica la Ingeniera Ambiental- que van desde la instalación y asesoría en Lombricultura, luego está la cosecha y producción de humus de lombriz californiana y finaliza con las formas de aplicación del producto.

En los talleres, en su mayoría de forma práctica, se realizan evaluaciones y se entrega certificado de aprobación. “Lo que queremos es que la gente empiece desde lo más básico, que es el armado de su propia compostera, generar su propio abono y saber cómo aplicar este abono”, dijo.

Acosta tiene la firme convicción de que la población puede cambiar su comportamiento y ser consiente de los daños ambientales que genera la acumulación de basura, “si todas las personas llegarían a compostar sus residuos orgánicos en sus casas, una gran cantidad de basura ya no llegaría al relleno sanitario y los desechos disminuirían”.

Además de producir compost de residuos orgánicos, las lombrices también logran consumir y descomponer los desechos de aguas residuales, de cartón, viruta, aserrín y papel periódico, sin embargo, debido a la tinta que este último posee, este fertilizante es aplicable solo para árboles de tallo alto.

“En el trabajo en el que estoy, estamos en vías de poder implementar y reutilizar las aguas residuales y los lodos con las lombrices, creo que es un paso significativo al que estamos llegando (…) esto es un potencial energético, ya que las lombrices consumen toda la carga orgánica y purifican el agua, y el resultado es un agua con bastante cantidad de nutrientes, que son ideales para tallo alto y riego en la agricultura”, dijo.

Publicidad