1 de marzo de 2021 06:14 AM
Imprimir

Lanzan un documento que ayuda a evitar confusiones (que pueden costar caras) entre familia y empresa agropecuaria

CompartiremailFacebookTwitterEl área de Empresa de CREA publicó un cuadernillo sobre “Gestión de la familia empresaria” con el propósito de establecer los criterios básicos a partir de los cuales armonizar las cuestiones empresariales con las familiares. El modelo de los “tres círculos” del sistema del negocio familiar presenta tres dimensiones independientes que se superponen entre sí: […]

El área de Empresa de CREA publicó un cuadernillo sobre “Gestión de la familia empresaria” con el propósito de establecer los criterios básicos a partir de los cuales armonizar las cuestiones empresariales con las familiares.

El modelo de los “tres círculos” del sistema del negocio familiar presenta tres dimensiones independientes que se superponen entre sí: familia, negocio y propiedad. De este modo, dentro de una organización, una persona puede ocupar uno de siete posibles sectores que resultan de tal superposición.

En el documento se abordan todos los grupos de interés vinculados para poder desarrollar una sólida cultura empresarial, de manera tal que la familia pueda superar exitosamente los desafíos y cambios generacionales que le corresponda enfrentar.

“El ámbito de la familia empresaria es eminentemente formativo. Existe para capacitar y entrenar a los miembros de la familia para que afronten el desafío de ser empresarios. En esta línea, hay cuestiones vinculadas con el emprendedurismo, por un lado, y otras que tienen que ver con la asociatividad. Ambas son clave. Sin ellas es prácticamente imposible pensar en una continuidad armónica y en el desarrollo de empresas prósperas”, señala un artículo publicado por CREA.

“La gestión de la familia empresaria será diferente en virtud del grado de madurez de la empresa, de la estructura de poder derivada de la evolución de la propiedad y del involucramiento de los miembros de la familia en la administración del negocio, ya sea porque están inmersos en la operación del día a día o marcando el norte desde el directorio”, añade.

Si se trata de una empresa y una familia jóvenes es importante implementar acciones que generen un acercamiento natural y temprano entre ambos términos. Pero a medida que la empresa logra escala y que la familia adquiere mayor tamaño y complejidad, serán necesarias acciones más elaboradas y desafiantes. El resto de las combinaciones (empresas pequeñas para familias complejas o grandes empresas para familias jóvenes y poco preparadas) plantea desafíos singulares que deben ser analizados en particular para diseñar abordajes específicos.

El documento contiene una detallada descripción de los derechos y obligaciones de los accionistas, integrantes del directorio y gerente general de empresas familiares.

Descargar aquí el documento.

Fuente: Bichos de Campo

Publicidad