7 de diciembre de 2010 14:30 PM
Imprimir

Balcarce será centro de la excelencia en girasol

En la zona Mar y Sierras es interesante ver cómo hemos ubicado al girasol en los planteos de producción. Aquí hemos registrado aumentos de rendimiento que no se observan en la mayoría de los ambientes. Esto es posible gracias a la adopción de la tecnología necesaria para que el cultivo exprese mejor sus resultados", sostuvo Jorge González Montaner al presentar la jornada de Tecnología de Excelencia en Girasol (TEG) que Syngenta realizará el próximo 17 de diciembre en Balcarce.

El encuentro, abierto exclusivamente para técnicos en esta etapa, resumirá la última tecnología y conocimiento en torno al manejo de ambientes y fechas de siembra, densidades, tratamiento de semillas, nutrición, manejo de malezas, híbridos, entre otros temas a tener en cuenta a la hora de mejorar la performance del girasol.

Las TEG son una serie de jornadas de especialización en el cultivo que Syngenta lleva a cabo cada año en las principales regiones girasoleras del país, en dos ocasiones: diciembre –exclusivamente para técnicos- y febrero –abiertas a productores-. A la jornada del 17 en Balcarce se suma otra el 21 de diciembre en la región Oeste, bajo la coordinación de Martín Díaz Zorita, con el apoyo de Daniel Martínez. En esa fecha, la cita será en el Establecimiento Las Marías, kilómetro 40 en Acceso a Agustoni, General Pico, La Pampa.

A diferencia de otras zonas, los productores girasoleros del Sur se destacan por el uso de tecnología de punta. Aquí el girasol es una herramienta importante dentro de la rotación y se sabe que el conocimiento profundo del ambiente donde se produce es el que marca la diferencia a la hora de los rendimientos.

"En la jornada vamos a estar analizando los distintos puntos que son sustanciales para el girasol en esta zona", anunció González Montaner. Y detalló: Primero la elección del ambiente, porque el girasol tiene como rol cosechar el agua cuanto antes. "Este año, se ve favorecido por la disponibilidad de agua en el suelo y la buena sanidad que se presenta", puntualizó.

A su vez, destacó que en este encuentro "vamos a contar cuál es la nutrición adecuada para que el cultivo se exprese, cuáles son los tratamientos de semillas recomendados para que el cultivo gane en arranque, cuáles las interacciones de paquetes tecnológicos de fósforo, nitrógeno, azufre y microelementos. Estamos encontrando buenas respuestas a la fertilización, en particular en el negocio de girasol oleico y con los precios adicionales que tiene este cultivo se puede apuntar a un paquete nutricional más significativo".

Y por último la protección sanitaria. "Además de la elección del material para tener el menor compromiso sanitario, una buena protección en la medida que las condiciones se vayan manifestando a favor de las enfermedades nos está mostrando respuestas interesantes", concluyó

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *