4 de marzo de 2021 10:21 AM
Imprimir

Australia perdería su importante lugar como exportador de carne vacuna

Por una significativa baja de stock de ganado vacuno y las dificultades para reconstruir el rebaño, Australia podría perder su posición en sus principales mercados.

Significativas oportunidades se abrirían para la industria exportadora Argentina luego de que la crisis de stock ganadero en Australia se profundice. Se trata de una crisis que afecta al país por una seguidilla de años de sequía que pusieron al filo a los ganaderos australianos que debieron, a falta de pasto para alimentar a su rebaño, sacrificar a miles de cabezas.

Por la decisión generalizada de sacrificar los animales producto de la sequía se generó una gran ola de oferta en el país de Oceanía y los precios del ganado cayeron de manera contundente en 2019 a valores que representan la mitad de lo que se maneja en la actualidad.

Luego de ese bajonazo de precios, los valores repuntaron fuertemente al reabastecerse los pastos el año pasado por la llegada de las esperadas lluvias que motivaron a los ganaderos a aferrarse a su stock, exprimir sus suministros y retener la oferta. Los precios, actualmente, se encuentran a “niveles excepcionalmente altos”, según Rural Bank y se mantendrían así durante el resto del año.

Por dificultades para reconstruir el rebaño de ganado a nivel nacional, Australia perdería su posición en el tablero de exportaciones mundial.

No obstante, de acuerdo a Bloomberg, los agricultores se enfrentan a la disyuntiva entre mantener su ganado para reconstruir el stock ganadero a los niveles previos a la sequía o enviarlo al matadero para hacer efectivo el cobro. Ésta última opción es especialmente elegida para los productores que debieron contraer deuda para alimentar su ganado durante los difíciles años sin lluvia.

Mientras tanto, la recuperación del rebaño nacional está desacelerada por estos motivos y todavía los niveles de stock que registran se mantienen entre los más bajos desde 1990. Como Australia sigue apretada por la falta de cabezas, no alcanzaría a cubrir la demanda de los importantes mercados de los que es partícipe en la actualidad tales como China, Japón y Corea del Sur y corre el riesgo de perder su posición de exportador número 2 detrás de brasil.

Según los datos oficiales de Australia, la proporción de hembras procesadas como como proporción del sacrificio total (un indicador de si una manada está en fase de repoblación) es del 48,2%, no suficiente para calificar para una reconstrucción técnica, clasificada en 47% o menos.

Matt Dalgleish, gerente de conocimientos del mercado de productos básicos en Thomas Elder Markets, dijo a Bloomberg que “todavía hay tiempo para reducir la proporción de sacrificio” pero que debe comenzarse a corto plazo ya que la repoblación es un extenso proceso. De lo contrario, “la participación en los mercados de exportación se vería progresivamente reducida”.

Por último, Australia se enfrenta al viento en contra que genera la moneda débil de nuestro país y del real brasileño, que se posicionan positivamente en términos de rentabilidad para los mercados.

Fuente:

Publicidad