4 de marzo de 2021 13:54 PM
Imprimir

El método de “semilla a semilla” gana más adeptos por campaña

En particular, para obtener finalmente simiente de cebolla se usa cada vez más. En San Juan da buenos resultados.

Nuestra provincia se ha especializado a lo largo del tiempo en la obtención de semillas varias, básicamente del grupo de las hortalizas, con alta calidad. Sin dudas la reina de todas estas especies es la cebolla, aunque también aparecen umbelíferas como la zanahoria, el hinojo, el apio; cucurbitáceas como las sandías, los melones, numerosos tipos de zapallos; lechugas de todos los grupos existentes, crucíferas, entre ellas brócolis, coliflores, coles, etc, también ajos, arvejas, habas, porotos, tomates, pimientos, etc. Y papa en valles cordilleranos.


En particular en la cebolla, se abastece en gran parte el mercado interno nacional y una porción de los exigentes sitios mundiales, con varias empresas extranjeras produciendo en tierras sanjuaninas. Todas las variedades de Día Largo, como Val 14 INTA, llamada popularmente Sintética 14, Grano de Oro, Valencianas y otras, las de Día Intermedio como Torrentina, Navideña INTA y otras, más las de Día Corto, en las que aparecen Angaco INTA, Valencianita INTA, Tupungato y varias del grupo de las Texas Grano o similares, se producen anualmente aquí.

 PLANTINES de almácigos, con buenas raíces. Se hacen tanto en invernaderos, como a campo.

La forma de producción, es básicamente con el método tradicional, que es el denominado Semilla-Bulbo-Semilla (SBS), en el cual, se tardan más de 20 meses. En el primer año, se producen los bulbos de cebolla tal cual se hace con los que van a mercado en fresco, luego se guardan, se seleccionan, se plantan en otoño, y se llega a cosecha en diciembre.


Hoy queremos hablar, del otro método, el de Semilla a Semilla (SS), también conocido por su nombre en inglés “seed to seed”. Se usa cada vez más, dado que su tiempo completo es de unos 12 meses, pudiendo usar el suelo el resto de los meses, comparado con el otro sistema. A inicios de verano se siembra, se obtienen los almácigos en febrero y se transplanta en lugar definitivo, de inmediato. Quizás la desventaja en la faz técnica, es que al no hacer bulbos, no hay selección, y se multiplica solamente, confiando en la genética y su calidad inicial.


Suplemento Verde esta semana estuvo en una finca, en un transplante de almácigos con este segundo método, que se hace con agua en el surco, por las extremas temperaturas, colocando unas 20 plantas por metro, a dos caras del surco, a 90 centímetros de separación entre líneas, con fertilización con fósforo localizado previamente.


Los productores consultados, ya manejan este método, y aseguran que lo prefieren al tradicional. Avances que nos muestra el campo!

Publicidad