7 de diciembre de 2010 07:48 AM
Imprimir

Ganaderos y legisladores se oponen a acuerdo comercial en cárnicos con Colombia

Mexico : Ganaderos del país y senadores de la República se pronunciaron en contra de que en el acuerdo comercial con Colombia se incluya la autorización de importaciones de carne de res y otras especies a México procedente de esa nación por tener problemas de fiebre aftosa.

En el marco de la Expo Nacional Ganadera y de la Industria Pecuaria 2010, los senadores Heladio Ramírez López y Fernando Baeza, así como los presidentes de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas y del Frente Único de Ganaderos Organizados de México, Oswaldo Cházaro Montalvo y Fredy Priego Priego, respectivamente, coincidieron en señalar por separado que sería desastroso para nuestro país permitir el acceso a la carne de res y de otras especies procedentes de este país, por contar con problemas sanitarios. Si se llegará a presentar un solo caso de Fiebre Aftosa en México se tendrían consecuencias devastadoras como la pérdida de todos los empleos generados en el medio rural y en todos los órdenes de la cadena de la carne de bovinos y porcinos; además el cierre inmediato de la exportación de becerros en pie para en gorda a los Estados Unidos, los cuales son en promedio de un millón 200 mil cabezas, con un valor de 504 millones de dólares. También el cierre inmediato de la exportación de carne de bovino, fresca o refrigerada a Estados Unidos, Japón y Corea del Sur, con más de 1.5 toneladas y pérdidas superiores a los 87 millones de dólares. Asimismo la cancelación a la exportación de carne congelada a Estados Unidos, Japón, Corea del Sur, Puerto Rico, Panamá, Cuba, Angola y Portugal, la cual representa un volumen de 1.5 toneladas, con un valor de 57 millones de dólares. En el caso del cerdo, se podrían suspender exportaciones a Estados Unidos y Japón por un volumen de una tonelada, con un valor de 325 millones de dólares. A todas estas pérdidas se le debe agregar la disminución de la producción láctea y de carne, de animales por la enfermedad y por el sacrificio sanitario, aumento de los costos del control de la movilización, por la necesidad de vigilar las cuarentenas y dar seguimiento a los sacrificios. También la restricción a la movilización nacional de animales, productos y subproductos aumento de costos por la necesidad de establecer zonas de control, y de limpieza y desinfección de los predios y en forma preventiva en toda la zona afectada. La erradicación de esta enfermedad de la ganadería mexicana en 1954, constituyó un logro muy importante en la que se tuvo un alto costo social y pérdidas cuantiosas, con el sacrificio de más de un millón de cabezas de ganado y la producción y la aplicación de más de 60 millones de dosis de vacunas. Para atacar ese problema sanitario de esa época se tuvieron que erogar mil 347 millones de pesos y en las actividades de la campaña con el rifle sanitario perdieron la vida inclusive más de 200 personas, entre personal veterinario y soldados.   Hay que recordar el caso más reciente de fiebre aftosa en el mundo, para entender el riesgo que correríamos si en México se presentara este problema de salud animal de nuevo; en el caso británico del 2001, con la epidemia se declararon más de 2 mil focos y 50 casos por día. Fueron afectadas 9 mil granjas, se sacrificaron más de 6 millones de animales y el costo aproximado de haber enfrentado este problema sanitario fue del orden de los 4 mil millones de euros.   Cházaro Montalvo dijo que en estos temas “no se debe coquetear con el diablo”; se debe analizar todo lo que se ha alcanzado en materia sanitaria y el prestigio que tiene nuestro país en el mercado internacional, donde se ha avanzado en la apertura de nuevos mercados, como el de Rusia, donde ya se tienen pláticas con compradores internacionales para iniciar la venta de carne de res a ese país. Heladio Ramírez López y Fernando Baeza señalaron que el Senado no permitirá este atropello y solicitarán que antes de que se firme un acuerdo con esas dos naciones  se consultará y se tomará en cuenta los comentarios de los ganaderos. Aunque Colombia  fue reconocida por la OIE, en mayo de 2009, como libre con vacunación, no se puede considerar como tal, ya que recurrentemente se presentan brotes, siendo el más reciente, el 27 de julio de 2009. Cabe recordar que México se encuentra libre de esta enfermedad desde 1954, fecha en la que nuestro país ha extremado sus precauciones con el establecimiento de medidas de emergencia en la que se prohíbe la introducción de animales vivos susceptibles de esta enfermedad en la que se incluyen todas las especies de pezuña hendida que procedan de países afectados que no sean reconocidos por nuestro país como libres de este padecimiento. La fiebre aftosa es una enfermedad producida por un virus del que se han identificado 7 serotipos. La vacunación contra un serotipo no protege contra otro, por lo que las vacunas para una zona deben ser para el serotipo existente.
 Esta enfermedad es altamente contagiosa, ya que se transmite por animales enfermos, así como por los medios de transporte que se utilizan.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *