5 de marzo de 2021 16:45 PM
Imprimir

Ante la falta de materia prima, frigorífico entrerriano suspendió a la mitad de su planta de operarios

CompartiremailFacebookTwitterEl Frigorífico de Santa Elena suspendió, por tiempo indeterminado, a 30 operarios –de una planta total de 57– por falta de materia prima para la elaboración de sus picadillos y viandas de carne. El gerente de la empresa, Fernando Mir, estimó que la medida podría revocarse en unos 15 días, si mejora la entrega de […]

El Frigorífico de Santa Elena suspendió, por tiempo indeterminado, a 30 operarios –de una planta total de 57– por falta de materia prima para la elaboración de sus picadillos y viandas de carne.

El gerente de la empresa, Fernando Mir, estimó que la medida podría revocarse en unos 15 días, si mejora la entrega de carne por parte de los frigoríficos faenadores.

Mir explicó que el problema escapa a la empresa ya que es por falta de insumos, es decir, carne para procesar. “Estamos comprando a frigoríficos chicos de la zona que no pueden abastecernos el cupo necesario para poner las maquinarias en marcha”.

“El 50% de las menudencias están concentradas en dos o tres grupos exportadores por lo que se hace difícil la compra de estos productos que cotizan en dólares y se van para exportación”, indicó. “Los grandes frigoríficos ya tienen la carne comprometida. Además, la suba del 75% en el precio de la hacienda hace que el mercado esté caído y que se sienta aun más la merma en el consumo de carne, en el mercado local. Todo hace que los frigoríficos faenen menos”, agregó.

Por otra parte, señaló que se estaba trabajando en dos turnos con un promedio de 50.000 latas cuando se tienen compromisos por 7,5 millones de latas de picadillo y 750.000 de viandas. “Poner la maquinaria en marcha por pocas latas no es posible, necesitamos trabajar los dos turnos para que sea rentable”. Ahora se están produciendo unas “40 mil latas” aunque el compromiso “es importante, de unos 7,5 millones” entre “picadillo y viandas”.

Expectativas

Las menudencias son abastecidas por El Nono, Flor de ceibo; Quick Food pero no alcanza. Además los frigoríficos locales pueden garantizar no más de 200 o 300 kilos.

La empresa comenzó a producir enlatados con la expectativa de faenar en el corto plazo para que el abastecimiento no dependa de terceros. “Estamos haciendo un esfuerzo importante para refuncionalizar el frigorífico. Se está haciendo un relevamiento del estado general de la planta y los corrales para evaluar si en breve podemos faenar”, acotó.

Fuente: UNO Entre Ríos

Fuente:

Publicidad