6 de marzo de 2021 10:26 AM
Imprimir

La exportación de carne a México despierta expectativas y cautela

El anuncio del presidente Alberto Fernández sobre la apertura del mercado mexicano para las carnes argentinas representa una oportunidad para los cortes vacunos de alto valor agregado.

El anuncio del presidente Alberto Fernández sobre la apertura del mercado mexicano para las carnes argentinas representa una oportunidad para los cortes vacunos de alto valor agregado, de acuerdo con estimaciones del sector privado argentino. 

En México, si bien hasta el momento no existen anuncios oficiales por parte de ambos gobiernos, la cadena de ganados y carnes toma con cautela esta posibilidad.

El venezolano Nelson Huerta es médico veterinario, consultor ganadero y docente en la Texas Tech University. En la actualidad reside en Estados Unidos, pero los doce años que vivió en México le dan un conocimiento de primera mano sobre el negocio ganadero en ese país. En diálogo con BAE Negocios, el especialista explicó que las asociaciones gremiales de México vinculadas con la ganadería están a la expectativa de cómo se desarrolle.

Huerta explicó que desde el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria mexicano (Senasica) están pendientes de la sanidad de los alimentos que se importan y señaló que, en este sentido, el apartado sanitario será un punto clave para avanzar en las negociaciones.

Así, adelantaron que cuando el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) eleve una solicitud oficial, su par mexicano comenzará los procesos normativos en sanidad animal con el objetivo de acordar los protocolos sanitarios correspondientes. Huerta reforzó este punto: “Todo dependerá de las auditorías que las autoridades sanitarias mexicanas hagan en Argentina”.
Según pudo reconstruir este medio, en el transcurso del mes habrá reuniones entre ambos países, tanto de autoridades sanitarias como políticas, que buscarán poner en marcha las negociaciones.
También se suma el tema de aranceles. México, junto a Estados Unidos y Canadá, forman parte del Nafta, un tratado de libre comercio a través del cual estos países compran y venden con arancel cero. Ese país ocupa el quinto puesto a nivel mundial en consumo de carnes bovinas, con unos 15 kilos anuales por habitante y representa un mercado por demás tentador para los jugadores de peso en la industria frigorífica exportadora.

En América latina, Uruguay exporta carne bovina a ese destino desde hace quince años, pero la suma de aranceles elevados y fletes marítimos hace que sea un negocio de poco volumen. ¿Cuál es la puerta de entrada a este mercado, sin -al menos por el momento- una tratamiento arancelario diferencial? Huerta explicó que el consumidor promedio mexicano no conoce la carne bovina argentina. Y visualiza un negocio de calidad por sobre el volumen, de la mano de una campaña de difusión en tierras aztecas enfocada en el sector gastronómico que promocione los principales atributos del ganado argentino. “El consumidor promedio va al supermercado y no sabe identificar el origen de los cortes vacunos”, remarcó.

Por Andrés Lobato

Fuente: Agritotal

Publicidad