7 de marzo de 2021 11:05 AM
Imprimir

Fernanda Maldonado: “Estamos en camino de poner la casa en orden”

Uruguay : La directora general del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca, Fernanda Maldonado, dialogó con Rurales El País en el marco del primer año de gestión. Por sobre todas las cosas, y pese a todas las incertidumbres, aseguró que el balance es positivo, pero señaló que aún se está poniendo la casa en orden. Además, resaltó grandes algunos de los grandes hitos alcanzados, en parte por varios actores, como la creación del Instituto de Bienestar Animal y la Unidad de Seguridad Rural.

Manuela García Pintos

-Se cumplió un año del primer año de gestión como directora del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca, ¿cuál es el balance?

-Positivo. Obviamente estuvo cargado de ingredientes que no esperábamos cuando asumimos. Estábamos planificando lo que íbamos a hacer, y teníamos un contexto que se complicó un poco con la declaración de emergencia sanitaria. Pero además, en nuestro caso particular, con las declaraciones de emergencia agropecuaria que debimos afrontar, una ni bien asumimos en marzo y otra hace pocos meses atrás. Igual, el balance es muy positivo porque tuvimos capacidad de adaptación a la emergencia sanitaria con todo lo que eso implica, con un equipo que recién aterrizaba y hacía muchos años que no estaba en el gobierno. En nuestro caso particular, el MGAP, casi todos provenientes del sector privado. Sin perjuicio de ello, tuvimos buen aterrizaje, nos adaptamos a todas las medidas que hubo que implementar en el marco de las emergencias sanitaria y agropecuaria. Sucesivamente se fueron cumpliendo gran parte de los objetivos que nos habíamos planteado para el primer año de gestión. Uno de ellos fue la defensa de la Ley de Urgente Consideración, con modificaciones de gran relevancia para el sector agropecuario y la elaboración de una Ley de Presupuesto con el desafío de no incrementar los costos y la carga tributaria. Eso se cumplió a cabalidad porque era parte de la promesa electoral. En temas particulares, que uno en lo personal estuvo vinculado más allá de las funciones del MGAP, como en la seguridad rural, el Instituto de Bienestar Animal, que fue creado a través de la LUC, el balance es muy positivo por los avances, algunos de público conocimiento, relacionados a la seguridad rural y el descenso en los casos de abigeato, y otros en avances del instituto. La próxima semana ya estaremos nombrando su director.

-Un hito importante fue la creación de la Dirección de Seguridad Rural.

-Sí, se creó la Unidad dentro del Ministerio del Interior y se lleva adelante una política muy agresiva para la prevención del delito del abigeato con todo lo que conlleva el despliegue a nivel nacional y la inauguración de varias comisarías en el país, los recursos materiales y humanos que el Ministerio puso a disposición. Además del despliegue en la frontera por parte del Ministro de Defensa que también aportó a la prevención de delitos y perjudican directamente al sector agropecuario, sobre todo a la granja con el tema del contrabando. Desde el MGAP hubo un gran trabajo a pesar de la pandemia. Nos adaptamos rápidamente al uso de las tecnologías, se realizó una gran coordinación con el Ministerio de Defensa, del Interior, el Congreso de Intendentes logrando una gran participación de ellas y del sector privado. Uno de los deseos que teníamos era la coordinación y hubo grandes avances relacionados a ello. Aportaron mucho a la disminución del abigeato. Sabemos bien que no es fácil el conocimiento y acceder a la normativa para poder accionar como corresponde. Es algo que se venía reclamando desde hace mucho tiempo. Con gran involucramiento del sector privado, que no es menor. Los productores lograron captar e involucramiento a través de diferentes metodologías, como por grupos de whatsapp y eso ayuda a estar alerta para los hechos.

-¿Hay cifras concretas de cuánto bajó?

-Los datos del abigeato los proporciona el Ministerio del Interior. En el caso de daños causados por animales sin tenedor responsable, o con tenedores, sabemos que la problemática de eso ha disminuido y se están procesando las estadísticas.

Del 1° de agosto de 2019 al 29 de febrero de 2020 hubo 1355 denuncias de casos de abigeato; en cambio del 1° de agosto de 2020 al 28 de febrero de 2021 hubo 1.066 denuncias. Eso es una diferencia de 289 casos, una variación de -21,30%.

-Ya se dieron grandes pasos y a contracorriente, ¿cuáles son los desafíos para este 2021?

-Los desafíos son seguir cumpliendo objetivos. Ojalá el contexto cambie, tenemos buenas noticias con la llegada de la vacuna, esto no significa que van a cambiar de un día para el otro las formas de trabajo, pero podemos acelerar en algunos casos el tema del trabajo y la participación de más gente. Vamos cumpliendo desafíos. Tenemos planteado el funcionamiento a pleno del programa en este año en lo que tiene que ver con la seguridad específicamente el cumplimiento de las capacitaciones. Además del gran desafío de modificar gran parte de la legislación vinculada a estos temas, sobre todo respecto al negocio agropecuario, de reflejar lo que pasa hoy en la realidad en la norma. Un desafío muy grande en lo que refiere a la modernización del MGAP, desburocratización y reinserción de los procesos y trámites que tenemos, son más de 240, y estamos analizando la pertinencia de ellos a los efectos de hacerle más fácil la vida a los usuarios. Todo aquel que pasa por el MGAP. Luego, está todo lo que tiene que ver con la búsqueda de mercados, mejorar los estatus sanitarios, etc.

-Pasó el primer año de gestión, ¿cómo se imagina dejando la dirección?

-Son muchos los objetivos. Por tratar de resumir desde la dirección general dejado un MGAP moderno, que sea capaz de cumplir con la demanda de los usuarios en tiempo y forma. Decir esto no es poco. Un MGAP que sea conocido, que se sepa todo lo que se trabaja allí. Hay mucha gente comprometida con el sector agropecuario y trabaja para mantener lo que hoy somos para el mundo. Soñamos con un MGAP moderno, ágil y que cumpla con sus objetivos en tiempo y forma. Si desde la dirección general dejamos eso sería altamente satisfactorio con todo lo que ello implica y todas las reformas necesarias para lograr eso. Desde la burocracia y todo lo que ello conlleva. En temas más específicos, como mujer, dejar implantado lo que ahora estamos en proceso que es el Plan de género de políticas agropecuarias, un desafío muy grande que involucra a toda la institucionalidad agropecuaria. Si logramos seguir reduciendo los delitos, dar respuesta a delitos complejos que se dan contra los bienes e integridad de las personas. Otro gran punto es lograr un Ministerio muy descentralizado apelando a la coordinación. Si podemos de alguna forma resumir eso, como directora general sería una gran satisfacción poder dejar un Ministerio así dentro de cuatro años.

-Una más personal: Luego de tantos años de trabajo en Federación Rural, luchando para bajar las cifras del abigeato y demás flagelos, ¿qué se siente haber sido parte de, entre otros, la creación del Instituto de Bienestar Animal?

-No me esperaba la pregunta. Es una satisfacción personal muy grande, pero no es un logro personal. Uno ha sido un gran impulsor y se ha planteado muchas veces las ideas, pero también hubo muchas personas, comenzando por el presidente de la República, que consideraron el tema, lo discutieron, se planteó y se procesó con diferentes actores. Es producto de un gran trabajo en equipo. Desde llegar a tener una unidad de seguridad rural especializada dentro del Ministerio del Interior y llevar adelante con gran satisfacción toda la gestión del MGAP no solo a lo vinculado con seguridad rural sino también con el Instituto de Bienestar Animal. Mucha gente muy comprometida con gran apoyo del ministro Uriarte, del subsecretario Buffa. Transmitimos lo que quiere hacer el instituto, comprometiendo a los gobiernos departamentales. Es una gran satisfacción personal por haber logrado esto, pero ahora hay que cumplir con el objetivo principal y también es una suerte poder trabajar con las personas que trabajo.

-¿Podemos afirmar que la casa está en orden?

-Podría decir que está en camino a. Poner la casa en orden es un concepto amplio. Como MGAP estamos embarcados en la reestructura organizacional y en la carrera administrativa. Es un tema que ha sido abordado. Tenemos una situación muy particular vinculada a los recursos humanos que estamos encarando desde la óptica de un Ministerio moderno. Se ha hecho todo lo que tenemos en la mano, revisando las funciones del Ministerio y su relevancia. Durante el primer año trabajamos para ver las necesidades del MGAP y en el segundo año estamos trabajando en el aterrizaje de las mismas. Estamos en camino de poner la casa en orden. Implica todo lo que tiene que ver con los recursos humanos, los recursos materiales. Nos encontramos con un ministerio muy desordenado en aspectos vinculados, por ejemplo, en la flota automotriz. Ahora comenzamos a renovar la misma. Lo mismo pasa con la situación de los inmuebles; hay que ver la utilidad, la situación en que están y ver qué destino se le da con miras a la modernización de las diferentes dependencias que tenemos. Esto en el marco de un uso muy eficiente de los recursos, no solamente con recursos del propio Ministerio sino también con posibilidades de firmar convenios con otros Ministerios o instituciones. Estamos en camino a poner la casa en orden respecto a esos dos aspectos.

Esta semana denominarán al director del IBA

-Comunicación pública, sensibilización del problema y posteriores soluciones, castraciones identificaciones y un Plan Nacional de Albergue son los pilares que atacará el nuevo gobierno para dar fin al problema de la superpoblación canina, que hoy es uno de los factores que tiene en jaque al sector productivo, pero también a la sociedad en su conjunto.

A través de la Ley de Urgente Consideración (LUC) se creó el Instituto de Bienestar Animal, sobre la base de la condición de tenencia responsable que hoy funciona en la órbita del MGAP y que anteriormente lo hacía en la del Ministerio de Educación y Cultura (MEC), en la denominada Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (Cotryba).

Lo que las autoridades pretendieron hacer es fortalecer algunas competencias de la Cotryba, denominándola bajo una nueva estructura.

Fuente: El Pais

Publicidad