8 de diciembre de 2010 07:45 AM
Imprimir

Los pequeños productores alcanzaran a sembrar unas 2.000 hectáreas de algodon

Los pequeños productores del departamento Comandante Fernández deben finalizar en estos primeros días de diciembre con la siembra de algodón, y estima que en esta pequeña escala se alcanzarán a implantar 1.900 hectáreas, algunas más que el año pasado.

Las labores de siembra del textil deben finalizar antes del 15 de diciembre, que es la fecha tope de la prórroga solicitada al Senasa para que los minifundistas tengan la posibilidad de efectuar la siembra si las condiciones de humedad del suelo lo permiten.
Es de señalar que a la falta de humedad en los primeros centímetros del perfil se suma el hecho de que aún el municipio local está entregando el combustible a los productores de menos de diez hectáreas. La asistencia alcanza aproximadamente a 400 pequeños productores nucleados en asociaciones, y es el resultado del convenio que firmó la intendencia de Sáenz Peña con el gobierno de la provincia de asistencia en la campaña algodonera 2010-2011.
Según los datos de intención de siembra, de 400 de los 700 agricultores de pequeña escala del departamento Comandante Fernández que se inscribieron en el registro local, al finalizar la implantación serían alrededor de 1900 las hectáreas cultivada con algodón, unas 300 más que en la campaña anterior.
En esta oportunidad, la decisión local fue la de entregar “solamente combustible para tener la posibilidad de asistir a mayor cantidad de productores que, en muchos casos, tienen disponible la semilla propia que obtuvieron de la cosecha de la campaña anterior”, señalaron los funcionarios municipales relacionados con la atención al minifundista.
El hecho de contar con semillas hizo, además, que antes de que se otorguen las órdenes de combustible varios agricultores tomaran la determinación de sembrar utilizando alguna reserva de dinero que tenían.

Tratamiento contra el picudo

En el marco de una campaña que pretende ser récord en la provincia, la importante población de picudo del algodonero que se detecta en toda la zona centro preocupa a las técnicos que trabajan especialmente con los pequeños productores, a quienes la plaga podría causarles problemas graves en su economía.
Ante esta realidad, además de las charlas y el asesoramiento que se brinda a los agricultores, “en la semana entrante se comenzará con la entrega de insecticidas para los que sembraron hasta diez hectáreas y registran capturas en sus lotes”, señaló.
En este sentido, el responsable del área de atención al pequeño productor del municipio, Alberto Martínez, explicó que “las asociaciones recibirán el insecticida que tenemos disponible y será el presidente el responsable de llevar el producto y distribuirlo a los socios”.
“La idea es colaborar –entre el Senasa y el municipio– para que el productor efectúe el tratamiento para combatir el insecto, y el producto que se les entrega les debería alcanzar para realizar entre dos y tres de los tratamientos aconsejados en la batería que se debe aplicar para impedir que el insecto provoque graves pérdidas”, aclaró Alberto Martínez.

Entregaran insecticidas

La primera entrega se realizará el martes 7 de diciembre, en el marco de una reunión programada en la Escuela 502 de colonia Pampa Napenay, donde además de hablar sobre el manejo y control de picudo, los profesionales del Senasa, INTA, Ministerio de la Producción e intendencia local capacitarán a productores en el uso de agroquímicos.
“Como tenemos disponible el insecticida para que el pequeño productor lo aplique en sus cultivos, queremos que aprenda a tomar los recaudos para hacer correctamente la tarea y evite accidentes”, remarcó Martínez

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *