11 de marzo de 2021 02:35 AM
Imprimir

Luego del apoyo del Banco Nación, Vicentín salió a poner reparos a la avanzada del frente de acreedores agro

En tanto, los acreedores comerciales que impulsan un plan de rescate se reunieron con legisladores provinciales

Vicentín salió este miércoles a poner reparos a la avanzada del frente de acreedores agropecuarios que impulsa para recuperar la defaulteada agroexportadora capitalizando acreencias, evitando el desguace y tomando el 100 por ciento del control accionario.

Un día después de que el presidente del Banco Nación, Eduardo Hecker, saliera públicamente a avalar la iniciativa, con todo el peso que eso significa al tratarse del principal acreedor individual, la aceitera difundió este mediodía un comunicado en el que insta a que las negociaciones se realicen en el comité de reestructuración que, aseguran, está pronto a terminarse de constituir y sólo le dan legitimidad a las propuestas que vayan a surgir desde ahí adentro. Es más, lo valida como espacio ya que –aseguran- allí estarán sentados todos los acreedores, y no sólo los del agro.

Y además de sostener que el foco está puesto en esa instancia dejan entender que la propuesta de los 70 cerealistas es extemporánea.

En el comunicado también aprovechan a poner en claro datos de sobre la marcha operativa de la empresa, asegurando que están con las cuentas post-concursales al día y también dentro de lo pasos concursales.

Puntualmente, la empresa manifestó:

1) Que se encuentra recorriendo un proceso concursal cumpliendo con todas las instancias previstas en el mismo.

2) Que sus plantas y su capacidad productiva se encuentran funcionando normalmente.

3) Que los salarios de sus trabajadores se encuentran al día.

4) Que no se generan deudas postconcursales y que la posición financiera de la empresa se fortalece con el transcurso de los meses, lo que será de sustancial importancia al momento de la definición de la propuesta que presentará la empresa.

5) Que la empresa se encuentra en plena etapa de coconstrucción de una propuesta superadora que incluya a todos los acreedores y que pueda contar con su aprobación mayoritaria.

“En virtud de lo antedicho nos encontramos dialogando y abiertos a seguir haciéndolo, con todas las partes involucradas en este proceso”, señalan.

En rigor, desde que asumió el nuevo directorio Vicentín trabaja en la conformación de un comité de reestructuración, pero tanto Banco Nación como acreedores cerealistas pusieron reparos. Y es que las partes no se ponen de acuerdo en las condiciones para sentarse en la mesa. Es que los acreedores cerealistas (salvo ACA, que es el más importante y aparece corrido de este cruce) y el Nación quieren sentarse en una mesa en la que Vicentín esté comprometido a retirarse rápido y de manera contundente de la firma, mientras que los dueños no están tan convencidos de dejar las llaves así como así.

Lo cierto es que la mesa, pese a los anuncios, no está conformada, y la movida de los cerealistas (que entienden que Vicentín juega a extender los plazos para ganar tiempo, por ejemplo licuando acreencias) pareció destinada a apurar a la firma. En tanto, Vicentín muestra que su situación post-concursal es ordenada y que la marcha del concurso está ajustada a la normativa y por eso busca que las negociaciones no salgan de esos carriles.

REUNIÓN CON DIPUTADOS 

En tanto, un grupo de los acreedores comerciales se reunió esta mañana con los diputados provinciales que formaron la comisión de Seguimiento del caso Vicentín. Los cerealistas fueron a buscar el acompañamiento de los legisladores, y se llevaron el visto bueno a la propuesta.

El reparo que pusieron es el temor a que el Banco Nación tenga que seguir c, pero los empresarios insistieron en que lo que buscan es la capitalización de acreencias en el marco de una salida todal de los actuales dueños, logrando así que el banco público además recuperar los millones que no le pagaron tenga participación directa en la compañía. 

En la charla, los cerealistas y los legisladores coincidieron en que les llama la atención la actitud de ACA, la principal acreedora comercial que no parece dispuesta a sumarse de manera comprometida y decidida a una salida grupal (con todo lo que eso significaría) mientras que, al mismo tiempo, está haciendo buenos negocios con el fazón que tiene en las plantas de Vicentín. Los legisladores tambien preguntaron si para fin de año se cae el proceso concursa, el frente de acreedores podría hacer efectivo el plan que impulsa vía la figura del cram down.

Finalmente, los cerealistas se mostraron muy satisfechos con el respaldo del Banco Nación justo en el momento en que los diputados recibieron la invitación del presidente de la entidad crediticia, Eduardo Hecker, para reunirse el martes próximo en Buenos Aires.

Publicidad