9 de diciembre de 2010 08:01 AM
Imprimir

Brasil fue el sostén de los altos precios de la carne ovina

Uruguay : Insólito. Paleta se pagó a US$ 7.500/ton

El 2011 comenzará con precios excepcionales para la carne ovina. El 2010 cierra con un cordero a US$ 4,33 por kilo de carne, cuando un año antes el valor no superaba los US$ 2,50 por kilo de carne. Brasil fue el gran motor de la suba. En el mundo hay una menor oferta de carne ovina, pero la demanda continúa creciendo y Uruguay -tercer productor mundial- tiene grandes oportunidades comerciales, para valorizar más su producción. En los primeros meses de 2010, el principal soporte de los precios altos de la carne ovina uruguaya fueron los mercados de Medio Oriente (Arabia Saudita, Jordania y Emiratos Árabes). Sin embargo, a partir de mayo, surgió otro fuerte comprador que hasta hoy continúa siendo el sostén de los valores del producto: Brasil. Desde mayo de 2010 los precios de la carne ovina local colocada en Brasil crecieron 75%, superando a los de la Unión Europea, el otro gran mercado de Uruguay. Entre los meses de enero y noviembre el precio promedio de las exportaciones a Brasil quedaron 24% por encima de las de la Unión Europea, cambiando un ranking histórico entre los dos destinos. Los importadores brasileños pagaron precios por encima de los de la Unión Europea -la tonelada de paleta ovina llegó a cotizar a US$ 7.500 y hoy vale arriba de US$ 6.000- y eso hizo que los frigoríficos redireccionaran su oferta, colocando en este mercado productos novedosos como piernas con hueso que antes iban al viejo continente, pero desosadas. En el mercado de San Pablo y Rio Grande do Sul, el tradicional destino de la carne ovina uruguaya, el kilo del producto está arriba de US$ 5 y todo indica que la economía brasileña continuará creciendo. Igual en un escenario como el actual, cuando los precios de la carne ovina llegaron a un equilibrio y, aun así, duplican a los del año pasado, para el analista del Secretariado Uruguayo de la Lana, Carlos Salgado, Brasil volverá a ser un comprador importante. Hoy en Nueva Zelanda la carne ovina vale al productor US$ 4,80/kilo, más costos de flete y gastos industriales; a los importadores brasileños se le encarece mucho. "La opción será comprar en Uruguay. Veo a Brasil tirando de esta cadena fuerte y está cumpliendo el papel que siempre pensamos que podría hacer Estados Unidos (valorizar la carne ovina local). Esto remarca la importancia de tener abiertos los mercados de alto valor, porque son los que permiten mantener los precios altos", sostuvo el analista del SUL. En los últimos 15 años, el mercado brasileño fue uno de los principales compradores de carne ovina uruguaya, en especial para cortes del delantero (paletas con hueso) que son destinadas a churrasquerías y restaurantes de elite. El año pasado, el valor promedio de la tonelada de carne ovina exportada a Brasil fue de US$ 2.435, representando el 74% del valor promedio de las ventas de carne ovina a la Unión Europea. Este año, la oferta de carne ovina uruguaya cayó fuertemente y Brasil aumentó la demanda. Cayó el volumen exportado pero los precios -en caso de Brasil- subieron 30% y seguramente van a cerrar el año con un porcentaje más alto.  El País Digital

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *