15 de marzo de 2021 14:11 PM
Imprimir

El gobierno chino tomará medidas contra quienes produzcan y vendan vacunas ilegales frente a la PPA

CompartiremailFacebookTwitterEl Ministerio de Agricultura chino ha anunciado que tomará medidas enérgicas contra la producción, venta y uso ilegal de vacunas falsas contra la PPA. Tales actividades dañan toda la cadena mundial porcina, dijo el ministerio. Desde 2019, el Ministerio de Agricultura chino ha estado advirtiendo contra las actividades ilegales que involucran vacunas falsas contra la […]

El Ministerio de Agricultura chino ha anunciado que tomará medidas enérgicas contra la producción, venta y uso ilegal de vacunas falsas contra la PPA. Tales actividades dañan toda la cadena mundial porcina, dijo el ministerio. Desde 2019, el Ministerio de Agricultura chino ha estado advirtiendo contra las actividades ilegales que involucran vacunas falsas contra la PPA. La comercialización de estas vacunas falsas conlleva importantes riesgos y ralentiza la recuperación de la producción porcina y de toda la cadena porcina asociada.

Las medidas más estrictas también son el resultado de nuevos brotes de peste porcina africana en todo el país en las últimas semanas.

En todo el mundo todavía no existe una vacuna aprobada contra la peste porcina africana mientras en China circulan varias vacunas que se cree que protegen potencialmente contra esta enfermedad contagiosa.

El Ministerio de Agricultura también está iniciando una campaña de información para los agricultores centrada en los riesgos del uso de vacunas falsas. Quienes den pistas al gobierno sobre la producción y / o el uso de vacunas ilegales pueden esperar una propina de aproximadamente 4.000 euros.

Y es que China no parece haberse librado todavía del virus de la peste porcina. Ha confirmado oficialmente nuevos brotes de peste porcina africana en sus principales provincias productoras de carne de cerdo, Sichuan y Hubei. También informó de un brote en la provincia suroccidental de Yunnan.

Las nuevas infecciones se descubrieron en la región de Aba, en la provincia suroccidental de Sichuan, y en la ciudad de Xiangyang, en la provincia central de Hubei. En el brote, 38 cerdos murieron en una granja de 127 cerdos en Sichuan, la provincia de producción más grande de China. En Hubei, la enfermedad se descubrió en un camión con lechones transportados ilegalmente desde otra provincia. De los 165 lechones, 10 se infectaron y cinco murieron.

Fuente: Eurocarne

Publicidad