18 de marzo de 2021 13:34 PM
Imprimir

¿A dónde van los dólares del agro? La mitad, a financiar otras industrias deficitarias

Un análisis de la Bolsa de Comercio de Rosario muestra por qué los 21.000 millones de dólares que el agro aportó al balance cambiario del Banco Central no logran recomponer las reservas.

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) dio a conocer su informe mensual de coyuntura económica que tiene como principal foco de análisis un intento de respuesta a una pregunta que desde hace años se hacen en el campo y la agroindustria: ¿a dónde van los dólares que genera el sector?

“¿Por qué pese al superávit comercial e ingreso de divisas del sector Oleaginosas y Cereales por más de 21.000 millones de dólares entre enero de 2020 y enero de 2021, no logran tomar impulso las reservas internacionales del Banco Central de la República Argentina (BCRA)?”, es concretamente la pregunta que se planteó la BCR y que contestó en un extenso documento plagado de números.

De motiva, la entidad rosarina muestra que durante 2020 y los dos primeros meses de 2021, las reservas internacionales no han logrado recomponerse, pese a que el intercambio comercial argentino mostró un resultado positivo de 12.528 millones de dólares el año pasado y de 1.068 millones de dólares en enero. 

En ese contexto, el sector agroindustrial se confirmó como el principal aportante, con 32.392 millones de dólares en 2020, según datos del Ministerio de Agricultura de la Nación. 

Pero las reservas se ubicaron en febrero pasado en 39.518 millones de dólares, 5.330 millones menos que a comienzos de 2020.

Aporte verde

De acuerdo con el Balance Cambiario del BCRA, la cuenta corriente es la principal fuente de divisas en el período analizado (739 millones de dólares).

Dentro de ese rubro, el “sector exportador neto de bienes” es el principal vendedor de divisas en el mercado cambiario, con 9.542 millones.

Sin embargo, aquí es donde se empieza a observar el rol esencial del agro. En los últimos 13 meses, el sector “Oleaginosas y Cereales” resalta en sobremanera con respecto al resto de los exportadores, con un ingreso neto de divisas de 21.069 millones de dólares.

Para pasar de semejante flujo a una caída de reservas de más de 5.000 millones, ¿a dónde se “perdieron” tantas divisas?

Otras industrias. Según el análisis de la BCR, 54,7 por ciento del superávit generado por el agro se utilizó para solventar el déficit en materia de bienes del resto del sector privado no financiero, el “Gobierno General” y las “Entidades”, que en conjunto presentaron compras netas de divisas en el mercado cambiario por 11.519 millones de dólares. 

La explicación es sencilla: “Se debe a que las ventas de divisas por exportaciones de bienes de dichos sectores no son suficientes para cubrir las necesidades de compra de moneda extranjera para importar productos, de modo tal que el ingreso de divisas del campo facilita los dólares necesarios para que otras industrias puedan operar”, sintetiza el informe. 

Servicios. Asimismo, el 8,5 por ciento de los dólares aportados por el agro también sustentan el déficit del rubro servicios, que en el período analizado mantuvo una tendencia de compras netas de dólares por 1.782 millones.

Interesas y egresos. El 36,8 por ciento restante se destinó para cubrir parcialmente las necesidades de divisas del resto de las cuentas del Balance Cambiario. En este sentido, se puede mencionar que la subcuenta “ingreso primario” vinculada al pago de intereses y egreso neto de dividendos y utilidades sumado al resultado de la cuenta financiera, se consolidaron como dos fuentes importantes de egreso de dólares por fuera de los pagos y cobros de bienes y servicios.

Informe completo

Fuente: AgroVoz

Publicidad