4 de diciembre de 2009 12:23 PM
Imprimir

El INTA cumple 53 años

El 04 de diciembre el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) cumple 53 años. Fue creado por Ley del Poder Ejecutivo Nacional en el año 1956. La idea de quienes pensaron al INTA fue lograr una institución modelo destinada a generar y difundir tecnología para el desarrollo rural, para alentar y hacer crecer a la entonces alicaída producción rural del país.

Los objetivos del INTA, inspirados en destacados hombres de las ciencias agronómicas y veterinarias del país, tenían como centro al hombre y a la familia rural, a quienes deberían dirigir un proceso educativo y de capacitación para que logren vivir mejor y, a la vez, sean los artífices de un campo moderno, de alta producción y con una marcada orientación hacia el uso racional y sustentable de los recursos.

Si miramos retrospectivamente al INTA, se observa que el país confió en esta institución y le ofreció recursos para cumplir con sus objetivos.

A su vez, los técnicos y el personal llevaron a esta institución a ser modelo en América y en el mundo. Los índices de creación y de difusión de tecnología en el país alcanzaron niveles que muy pocas instituciones han conseguido igualar en el mundo. Además, los hombres, las mujeres y los jóvenes del campo, capacitados y orientados, producían a los más altos niveles, a la vez que se iban formando como dirigentes de sus propias organizaciones.

Es como alguien lo dijo: El INTA estaba haciendo que el hombre del campo gozara de las mismas oportunidades de capacitación, confort y de vida que la gente de las grandes ciudades. Era lo que se podía esperar y es altamente necesario y prioritario en un país cuyo bienestar económico debe, en gran medida, al campo.

Esta etapa de realizaciones y de real apoyo al INTA, aunque con altibajos, abarcó parte importante de los 53 años de esta institución.

Los nuevos tiempos

Hoy, en un nuevo contexto mundial, el INTA como institución del Estado Nacional se adaptó a nuevas realidades y entonces, en este período, el Servicio de Extensión experimentó modificaciones en su forma de trabajar: fueron concretados programas y proyectos que se llevan adelante con empeño, entre ellos y quizás los más importantes, fueron y aún lo son: el Proyecto Integrado Pro Huerta y el Programa de Reconversión Productiva “Cambio Rural” y otros.

Ambos se caracterizaron por ser desarrollados con mucho esfuerzo y logran éxitos notables. Sin embargo, a pesar de lo realizado, no se pudo revertir la situación de crisis del campo.

Como es sabido, si bien la tecnología es importante y el INTA tuvo avances notables en ese sentido, otras variables como los subsidios a la producción agropecuaria en los países desarrollados, los fluctuantes precios de la producción, la economía de escala y los costos de los insumos, fueron determinando una situación crítica para este vital sector, sobre todo cuando se trata de medianos y pequeños productores.

Otro de los grandes logros del INTA en los últimos tiempos fue la VACUNA OLEOSA, que está permitiendo erradicar del país a la Fiebre Aftosa del ganado bovino. El país tuvo, con este logro, mayores posibilidades de ubicar sus carnes y, en consecuencia, mejores posibilidades de ingreso de divisas.

Sin embargo, este invento de real magnitud es poco mencionado. Lo mismo pasa con otros grandes logros tecnológicos del INTA a lo largo de su historia, en donde el balance de lo invertido versus lo logrado fue siempre positivo para el país.

El inta hoy

El INTA hoy, en un país ubicado en un mundo con problemas profundos de crisis y otros como los del medio ambiente, sigue adelante. La institución está renovada con la incorporación de técnicos y personal que siguen adelante, empeñados en lograr una labor articulada con todas las instituciones y organismos tanto privados como oficiales de la sociedad.

El inta en Formosa

El INTA como institución desarrolló siempre una labor realmente encomiable en Formosa. Su trabajo constante, tanto en investigación como en extensión, ha permitido logros imposibles de citar en una nota.

Actualmente el campo formoseño está en crisis, con posibilidades de una recuperación que no será fácil y ahí está la institución contribuyendo para allanar el camino.

En los años pasados el INTA en estas tierras nos permitió hacer uso de las mejores variedades del algodón para zonas de secano del mundo, producto de su tesonera creación, nos permitió sembrar trigo, girasol, sorgo y otros cultivos que eran prácticamente desconocidos y que llegaron de la mano de mejores cultivares y del desarrollo de las tecnologías de cultivo para la zona.

En el desarrollo de la horticultura, del cultivo del banano y de la soja también tuvo amplia presencia el INTA. Y esta institución en Formosa es también cabeza en el país para el desarrollo de tecnologías sobre pasturas tropicales y técnicas de invernada para zonas como la nuestra. En este aspecto hay que recordar que el INTA fue quien entregó a los productores pasturas como el pasto pangola y últimamente el Dicantio y otras que abren el camino hacia una mayor productividad y producción.

En materia de horticultura, tanto los cultivos protegidos como las tecnologías de cultivo mejoradas para los distintos rubros tienen en cada uno de los pasos la marca INTA grabada como desarrollo tecnológico.

Y el camino se abre con el Pro Huerta, con la cría de aves de postura y para carne, con la horticultura orgánica, con investigaciones en forestales, peces y otras alternativas que nos permiten avizorar una salida a las crisis de nuestro campo y, en consecuencia, un camino mejor.

En todo caso, el INTA es la muestra acabada de cómo unos pocos, cuando tienen continuidad y ciertas posibilidades, pueden hacer mucho por el país y por el mundo.

Hoy, a través de la gestión del Ing. Agr. Arturo David Carcaño, Director de la EEA El Colorado, la idea es la de avanzar pero no hacerlo nunca en soledad. La articulación y la coordinación con el Gobierno de la Provincia y todas las organizaciones competentes de la sociedad son ya una realidad, tanto como lo es el producir conservando.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *