21 de marzo de 2021 00:50 AM
Imprimir

Salvador Ferrer: “Estamos enfocados en ser un buen socio del productor y del rubro arrocero en general”

Uruguay : El presidente del Banco República aseguró que la institución “ha sido históricamente el socio financiero de los cultivadores de arroz” y aseguró que “el Banco País siente la responsabilidad de ser una solución para un sector productivo tan relevante como el arrocero”. Agregó que “se ha trabajado muy bien entre el equipo del banco y representantes de la ACA”.

Hernán T. Zorrilla 

-¿Hay planes de aumentar la presencia del BROU en el sector arrocero, incrementando por ejemplo la llegada a productores con créditos para el cultivo?

-El Banco República ha sido históricamente el socio financiero de los cultivadores de arroz, aunque en los últimos años su participación en la financiación anual de la zafra venía en descenso. Esto ocurrió por un panorama complejo en el sector, con problemas de competitividad básicamente, pese a haber desarrollado en Uruguay las mejores capacidades de producción que pueden verse a nivel internacional. El año pasado, poco tiempo después de asumir la responsabilidad de estar al frente del Banco País, recibimos el reclamo de la ACA y pusimos foco en solucionar problemas históricos de endeudamiento del sector. Creo que esa vocación de apoyar a la producción nacional, junto con mejores perspectivas para los commodities y para el arroz en particular, facilitó el diálogo con los productores que encontraron nuevamente soluciones para el financiamiento de su zafra anual. El Banco País siente la responsabilidad de ser una solución para un sector productivo tan relevante como el arrocero.

-Cómo vienen trabajando en la refinanciación de deudas de años anteriores?

-Se ha trabajado muy bien, y el equipo del Banco ha estado en directa coordinación con la ACA buscando soluciones para el sector arrocero. El objetivo con el cual se trabajó fue atender de forma simultánea el financiamiento de la campaña 2020-2021 que se estaba iniciando, y solucionar problemas de endeudamiento que se arrastraban de años anteriores. En ese contexto, el Directorio del Banco República aprobó el reperfilamiento general con un plazo de hasta 8 años, que contempló a la vez un ajuste significativo en nuestra política de tasas de interés. Esto fue muy bien recibido por el sector, consolidando deudas de corto, mediano y largo plazo preexistentes en un nuevo financiamiento a largo plazo. Quiero resaltar también el apoyo recibido del Banco Central, que autorizó especialmente la no reclasificación negativa de deudores durante un período de seis meses mientras se procesaba este refinanciamiento. El equipo del Banco fue consciente de que la ejecución de la solución, y en particular el momento de su implementación, era tan crítico para su éxito como el mismo diseño de la solución. Pienso que hoy podemos estar satisfechos con lo realizado, ya que atendimos a una parte muy importante de esos productores.

-Considerando las nuevas políticas en cuanto a planes de inversión, ¿ha influido en las decisiones de los productores de arriesgar e invertir más?

-Esperamos que esta cosecha que comenzó en estas semanas marque un punto de inflexión, y que junto con un panorama más auspicioso de precios permita un incremento del área sembrada para la próxima zafra. Desde el Banco República queremos seguir siendo responsables por el financiamiento directo de algo más del 25% de la zafra, considerando que el resto es financiado por la industria, y esperando volver a incrementar este porcentaje para la próxima. El Ministro Uriarte, después de alguna conversación que tuvimos, arriesgó una cifra del 35% o 40% para la próxima zafra. Haber alivianado la mochila que arrastraban muchos productores con endeudamiento pasado no resuelto de forma adecuada debería ser un factor de aliento para potenciar esos planes de inversión de un sector que ha demostrado resiliencia como pocos.

-¿Qué receptividad han tenido de parte del productor en la flexibilización de las tasas?

-Ha sido muy bueno. Es cierto que estamos en un contexto internacional de tasas bajas, pero incluso dentro del mismo hemos pretendido desde el BROU dar las señales de apoyo necesarias. Sabemos que hay mucho más por hacer. Tenemos clara la preocupación del sector. Un ejemplo es la tasa que pagan hoy por el Fondo Arrocero, y una buena solución de un pasado lejano quizás no es tan óptima para el pasado más reciente. Tenemos presente que hay preocupaciones a resolver acerca de soluciones como fueron el Siga arrocero y su continuidad, o el tratamiento regulatorio para lo que tiene que ver con la prenda de cultivos. Tenemos muy buen diálogo con el sector y seguiremos enfocados en ser un buen socio del productor y el rubro en general.

Fuente: El Pais

Publicidad