22 de marzo de 2021 15:06 PM
Imprimir

Cómo cambiaron las ventas al por menor con el COVID-19

ESPAÑA - Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), en 2020, adhiriéndose a las medidas de confinamiento y restricciones de movimiento en respuesta al COVID-19, los consumidores españoles gastaron $ 3.7 mil millones más en el supermercado que en 2019, según datos recientes publicados por Nielsen. Debido a las restricciones de cierre y reuniones en bares y restaurantes, el gasto de los consumidores en alimentos y bebidas se transfirió al consumo en el hogar.

Como resultado, durante 2020, los gastos totales en alimentos y bebidas crecieron 6,4 por ciento a aproximadamente $ 115 mil millones. Se trata de un incremento muy notable para un sector tradicionalmente estable. El volumen de compras también creció 4,4 por ciento, así como los precios en algunas categorías de productos, como son los alimentos frescos, que aumentaron 5,5 por ciento, mientras que los precios de los alimentos envasados crecieron 0,4 por ciento.

Mercadona sigue siendo el principal minorista más destacado y sólido en España, con un 24,5 por ciento de las ventas totales, superando con creces a otros minoristas. Sin embargo, el año pasado Mercadona perdió terreno por primera vez en veinte años, y tuvo la mayor pérdida de cuota de todas las cadenas, el 1,1 por ciento del mercado.

Carrefour sigue siendo el segundo actor principal, con 8,4 por ciento de la cuota de mercado, pero 0,3 por ciento menos. A pesar de la recuperación de los compradores, Carrefour se vio afectado por el mal desempeño del canal de hipermercados, principalmente durante los momentos en que los consumidores enfrentaban las mayores limitaciones de movilidad.

Los minoristas con una estrategia de precios más agresiva están ganando terreno, particularmente Lidl, que comenzó 2020 en la tercera posición con 6,1 por ciento del mercado, 0,5 por ciento más que el año anterior.

Como resultado, el minorista DIA cayó a la cuarta posición, con 5,8 por ciento del mercado, perdiendo 0,6 por ciento.

Los clientes tradicionales de Mercadona, Carrefour y DIA han rebajado su fidelidad a estas marcas y han diversificado sus gastos. Es probable que Mercadona se haya visto afectado por la falta de proximidad a las tiendas en algunas regiones durante el encierro, así como por los problemas iniciales para atender todas las solicitudes online durante las primeras semanas del estricto cierre nacional a partir de marzo de 2020.

Este año, Carrefour apuesta por la preferencia de los consumidores por proximidad, con la compra de Supersol. El grupo francés adquirirá 172 supermercados Supersol, ubicados principalmente en Andalucía y Madrid. La compañía pretende convertirlos en formatos de proximidad como Carrefour Express, Market y Supeco.

Con esta operación, Carrefour se consolida como segundo distribuidor de alimentos en España, diversificando su base de tiendas y reforzando su presencia en formatos en crecimiento. Según medios locales, Carrefour espera cerrar definitivamente la compra durante el primer semestre de este año.

DIA, que se benefició enormemente durante la primera ola de la pandemia, gracias a su amplia red de tiendas de proximidad, prevé recuperar su posición, aunque puede tardar algunos años. La compañía cuenta con el mayor número de tiendas, más de 3.000, y ha seguido cerrando establecimientos. Como parte de su estrategia, ha reforzado el comercio electrónico durante la pandemia.

Con la saturación de los canales online y las restricciones de circulación impuestas por el gobierno, las cadenas regionales de supermercados, como Consum (Valencia), Dinosol (Canarias), Gadisa (Galicia), Bonpreu (Cataluña), Ahorramas (Madrid), BM (País Vasco), entre otros, estaban bien posicionados y han multiplicado sus ventas, reforzando su cuota de mercado en un sector típicamente dominado por grandes operadores.

Las cadenas regionales aumentaron su participación de mercado entre 0,5 por ciento y 14,2 por ciento. El mayor peso de las cadenas regionales en España durante la pandemia es un fenómeno único en la región europea (Ver último Informe de Retail). Además, según Kantar, es interesante notar el comportamiento de los mercados tradicionales y el comercio especializado (frutas, pescados y carnes), que retuvieron el 19 por ciento del mercado y frenaron el progresivo declive experimentado en los últimos cinco años.

Además, dos nuevos jugadores están ingresando al mercado: Mere y Amazon Fresh. Los gigantes de Estados Unidos y Rusia aterrizaron en España con dos modelos muy diferentes. Mere no tiene estantes, mostradores ni vendedores. Todo se vende en palets o cajas en un formato conocido como ‘sin adornos’, centrándose en la austeridad, los descuentos y las gangas. Por otro lado, los puntos fuertes de Amazon Fresh son el know-how y la red, ofreciendo lujo, rapidez y comodidad como líderes mundiales en entrega a domicilio, un sector en clara expansión en España.

Del equipo de redacción de ElSitioPorcino

Fuente:

Publicidad