26 de marzo de 2021 13:14 PM
Imprimir

Un nuevo informe de Amigos de la Tierra encuentra carne de vacuno vinculada a la deforestación de la Amazonía en supermercados de España y Europa

CompartiremailFacebookTwitterSegún datos recogidos por el Bureau of Investigative Journalism a los que Amigos de la Tierra han tenido acceso en exclusiva, entre 2014 y 2019, España importó más de 20.000 toneladas de carne de vacuno de tres de las empresas de vacuno brasileñas más grandes: JBS, Minerva y Marfrig. Representan el 42% de las importaciones totales de vacuno de Brasil durante ese […]

Según datos recogidos por el Bureau of Investigative Journalism a los que Amigos de la Tierra han tenido acceso en exclusiva, entre 2014 y 2019, España importó más de 20.000 toneladas de carne de vacuno de tres de las empresas de vacuno brasileñas más grandes: JBS, Minerva y Marfrig. Representan el 42% de las importaciones totales de vacuno de Brasil durante ese periodo, según Naciones Unidas.

El informe «Carne de vacuno y deforestación en nuestros platos» revela cómo estas tres empresas, que representan el 92% de las exportaciones de carne de vacuno a la Unión Europea, están relacionadas con deforestación, pérdida de biodiversidadtrabajo forzoso y violación de los derechos de los pueblos indígenas. En 2017, estas tres gigantes productoras de carne brasileña estuvieron involucradas en un gran escándalo de seguridad alimentaria al sobornar a funcionarios de salud para la venta y exportación de carne contaminada a Europa.

A través de una investigación realizada por Amigos de Tierra en España junto a Carro de Combate y a la investigación paralela de grupos de Amigos de la Tierra en Europa, se han encontrado productos de carne de vacuno de estas multinacionales en los principales comercios minoristas europeos como Aldi, Edeka, Metro, Carrefour, Albert Heijn, Tesco y Sainsbury’s.

Según la normativa de la Unión Europea la carne procesada no requiere etiquetado de origen por lo que, la investigación apunta a que seguramente sean estos productos en los que acaban las importaciones de carne de vacuno brasileñas vinculadas con deforestación.

“Los supermercados de España y Europa ya están vendiendo productos cárnicos brasileños que pueden estar vinculados a la deforestación y a violaciones de derechos humanos. Sin embargo, para las personas consumidoras es imposible detectarlo” ha señalado Andrés Muñoz, nuestro responsable de Soberanía Alimentaria de Amigos de la Tierra apuntando que “es responsabilidad de los gobiernos asegurar la trazabilidad de los alimentos con el fin de garantizar la salud de las personas consumidoras y poder medir los impactos medioambientales de toda la cadena de suministro. Esta desprotección ya es una realidad hoy y será peor si finalmente se firma el acuerdo entre la UE y los países del Mercosur”.

El Consejo Europeo pretende firmar un tratado de libre comercio entre la Unión Europea y los países miembros del Mercosur. De ser así, el acuerdo podría aumentar drásticamente las importaciones de carne brasileña a la UE, con unas previsiones de un 30% de aumento de las importaciones de vacuno de Mercosur.

Además, la organización apunta a otros impactos que el Tratado podría tener como mayores exenciones en los controles de seguridad alimentaria, y un mayor comercio de plaguicidas. Actualmente, 149 plaguicidas utilizados en Brasil están prohibidos en Europa.

“Este acuerdo supone caminar totalmente en la dirección contraria a la que establecen las políticas climáticas internacionales y las políticas europeas como el Convenio sobre la Diversidad Biológica o la estrategia De La Granja a la Mesa” ha dicho Andrés Muñoz “Por ello, desde Amigos de la Tierra estamos realizando tres demandas clave al gobierno de España y de la Unión Europea: Detener el acuerdo UE-Mercosur; introducir la debida diligencia ambiental y de derechos humanos obligatoria, incluida la responsabilidad por los daños causados y modificar la normativa europea que regula el etiquetado de la carne.”

Lee el informe completo. 

Fuente:

Publicidad