12 de diciembre de 2010 07:28 AM
Imprimir

La soja viene lenta y el maíz no pone segunda

La disminución de las lluvias durante noviembre y lo que va del presente mes afectó el ritmo de la siembra particularmente en el centro y sur de Santa Fe, Norte de Buenos Aires, Entre Ríos, sectores del oeste bonaerense y del norte de Córdoba.

La humedad del suelo condicionó entonces la fluidez de las coberturas reflejadas en un atraso de atraso de 6,2 puntos porcentuales con relación a similar fecha del año anterior. En la campaña pasada se llevaban cubiertas unas 13,5 millones de hectáreas, 1,4 millones más que lo implantado hasta la fecha. Transitoriamente todavía se proyecta en 18,7 millones de hectáreas la siembra actual. Lluvias en el sudeste, sudoeste y algunas regiones del centro de Córdoba, sumadas a las muy buenas del este (Marcos Juárez y Unión), permitieron completar siembras de primera e iniciar las de segunda ocupación. Con menor ritmo, porque los aportes hídricos no fueron ni elevados ni generales, se completaron casi totalmente en el centro y sur de Santa Fe, Norte de Buenos Aires pero demoran la implantación de la soja que le sigue al trigo, cebadas y legumbres. Con mejor suerte avanzó la siembra en el oeste, sudoeste y sudeste bonaerense. De modo que en la comparación intersemanal el avance de la implantación fue de 7,9 puntos. Del total ya implantado el 41,6% proviene del centro sur de Santa Fe, norte de Buenos Aires y sudoeste de Entre Ríos. Un 20% se originaron en Córdoba, habida cuenta de las dificultades que enfrentan los productores del norte de la provincia para poder sembrar. Las recientes lluvias en el chaco agilizarán las coberturas de época, y mejoran la condición de los cultivos de primavera, mientras en Tucumán y Salta esperan mayores aportes hídricos para iniciar las siembras a pleno. Sin embargo durante los próximos siete las siembras seguirán complicadas en la parte central particularmente en lo que se refiere a los cultivos de segunda ocupación porque el oeste del NOA, la mayor parte de Córdoba, de Santa Fe, de Entre Ríos y Buenos Aires, observarán precipitaciones escasas (menos de 10 mm). En el sur de Córdoba, el oeste de Buenos Aires y La Pampa, no habrá precipitaciones.Los vientos del sector norte retornarán al área agrícola nacional, reactivando la ola de calor después del descenso térmico ocurrido en los días precedentes. A partir del 11 de Diciembre, comenzará el paso de un frente de Pampero que provocará lluvias y tormentas localizadas: La mayor parte de la Región del Chaco, Misiones, Corrientes, el norte deSanta Fe, el norte de Entre Ríos, el este de Buenos Aires, Jujuy, Salta y Tucumán, registrarán precipitaciones moderadas a muy abundantes. Sobre el noroeste y centro de Salta, el este de Jujuy y el norte de Santiago del Estero, se pronostican varios núcleos de tormentas severas con precipitaciones superiores a 100 mm. Con el paso del frente los vientos rotarán hacia el sector sur, provocando un marcado descenso térmico en la mayor parte del área agrícola nacional, con riesgo de heladas en las zonas serranas. Hacia el final de la perspectiva, retornarán los vientos del norte, reactivando la ola de calor, en la mayor parte del área agrícola nacional.MaízDe las 3,15 millones de hectáreas previstas a sembrar con maíz destinada a grano comercial, se han sembrado a la fecha 2.610.000 hectáreas, un 82,9% de la magnitud intencionada. Este guarismo representa un adelanto de 2,9 puntos porcentuales respecto a similar fecha del año anterior y un moderado avance de 1,7 puntos en los últimos siete días. Las siembras están cercanas a concluir en la región núcleo maicera del sur de Santa Fe y el norte de Buenos Aires. Todo el maíz de primera ha sido implantado restando la incorporación de lotes de segunda, tarea complicada por la escasa humedad de los suelos. Similar situación observa el oeste bonaerense, si bien algunas áreas tienen mejor contenido hídrico para realizar siembras tardías pendientes. El norte de Córdoba no posee humedad suficiente y las coberturas tempranas no son muchas. Se han dejado para los cultivos tardíos que comenzarán a implantarse en pocos días más, aunque la humedad edáfica es una fuerte limitante por estos días. En el noroeste y extremo norte de Santa Fe los cultivos más avanzados precisan agua porque comienzan a definir los rendimientos. También son necesarios mayores aportes en la zona central y sureñas de Santa Fe y Entre Ríos. Las escasas y heterogéneas lluvias y elevadas temperaturas diurnas comprometen el desarrollo de los plantíos y los potenciales rendimientos. No escapa a estas consideraciones generales gran parte del norte y nordeste de Buenos Aires. El este de Córdoba también fue favorecido por precipitaciones que permitieron “acomodar” los plantíos. La condición es muy buena. La fertilización complementaria se ha llevado a cabo en casi la totalidad de los lotes presentando muy buen estado en la mayor parte de ellos. Buenas a Muy buenas condiciones observan en el sudoeste y particularmente en el sudeste de Buenos Aires.El escenario actual no es el de la pasada campaña en la cual los suelos suficientemente provistos de humedad apoyaban el desarrollo del Maíz, anunciando muy buenos rendimientos. En la actual, el período seco parece haberse instalado en varias zonas maiceras. En lo inmediato no se esperan importantes lluvias que renueven convenientemente la humedad de los suelos en las zonas centrales-sureñas de Santa Fe y del norte de Buenos Aires. Altas temperaturas facilitarán una mayor evaporación, la deficiencia de agua aumentará y complicará el desarrollo de los plantíos. La presente perspectiva continuará mostrando síntomas claros de los efectos del fenómeno de “La Niña”, con una franja de precipitaciones abundantes sobre el NOA, la Región del Chaco y el norte de la Mesopotamia, y un foco secundario sobre el sudeste de Buenos Aires.TrigoLa cosecha avanza intensamente en Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos, comenzando a propagarse hacia el Centro-Norte de Buenos Aires y La Pampa. El predominante clima seco, calido y ventoso, favoreció la maduración y el progreso de la trilla en la región centro agrícola. A la fecha se lleva recolectado el 26,4% del área útil. 5,3 puntos por encima de la semana pasada y 2 puntos superior en comparación al ciclo pasado. Se trillaron 1,12Mhas que aportaron 2,6 Millones de Toneladas con un promedio a nivel nacional de 2.330Kg/ha. Las productividades alcanzadas en las provincias anteriormente mencionadas superaron las expectativas que se suponían inicialmente. Así mismo, preocupa la baja calidad panadera que presentan el cereal en algunas zonas en relación al porcentaje de gluten obtenido y al peso hectolitrico a la hora de realizar un análisis minucioso de las propiedades comerciales que presentan los granos. 
El escenario actual no es el de la pasada campaña en la cual los suelos suficientemente provistos de humedad apoyaban el desarrollo del Maíz, anunciando muy buenos rendimientos.  El girasol pinta bienEl girasol volvió a recuperar superficie. Gracias al acompañamiento del clima, los cultivos avanzan en las distintas zonas con buenas perspectivas. La tecnología vuelve a ser la opción elegida por los productores.La campaña de girasol ya está prácticamente definida, gracias a las precipitaciones ocurridas entre septiembre y octubre. En buena parte de las regiones girasoleras, la siembra se produjo en fechas óptimas y hubo un incremento del girasol Alto Oleico. Así, se confirma que los productores decidieron apostar por el girasol, un cultivo que cobró rentabilidad gracias a los precios internacionales y que se presenta como mucho más seguro en un año signado por el fenómeno de La Niña.De acuerdo con el último informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, se ha implantado el 92,2 % (1.594.260 hectáreas) del área proyectada.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *