12 de diciembre de 2010 12:55 PM
Imprimir

La alfalfa santiagueña alimentará las vacas de los Emiratos Árabes

Una empresa radicada en Fernández comenzó esta semana a enviar los primeros camiones cargados con megafardos de alfalfa al puerto de Buenos Aires para enviarlos a los Emiratos Árabes.

Horacio Guibert y Edgardo Besso decidieron hace tres años, instalarse en el corazón de la zona de riego, en Fernández, para comenzar a trabajar en la producción de alfalfa y en la confección de megafardos de esta pastura, con el objetivo de aprovechar al máximo la capacidad de transporte de los camiones y optimizar el costo de los fletes.
La calidad de la producción alfalfera local llegó hasta el otro lado del océano. Desde hace unos meses, Guibert, comenzó los contactos con potenciales compradores de la alfalfa santiagueña. De esta forma, se llegó a un acuerdo con gente de los Emiratos Árabes. En principio la demanda de la pastura era muy elevada para la producción local: 100 mil toneladas al año. Pero luego, se logró negociar un cupo de 10 mil toneladas al año, o sea mil toneladas al mes. Eso es lo que comenzó a enviarse esta semana.
Guibert, sostiene que “nuestra idea es integrar la producción de productores locales que por ahí no tienen acceso al mercado y a la tecnología necesaria para la construcción de los megafardos pero sí tienen conocimiento para producir alfalfa en pie y estamos llegando a algunos acuerdos con productores para agregarle valor a la producción local y exportarla”.

¿Cómo es la demanda desde el exterior?
Es muy grande, los contratos son muy grandes y la demanda es absolutamente sostenida en el tiempo. El tipo de cambio hoy es muy ajustado, pero creemos que es una apuesta a largo plazo muy interesante.

¿A cuánto se eleva la demanda y cuándo van a mandar desde Santiago?
En este momento es de 100 mil toneladas anuales pero es incumplible. Hemos logrado acordar en carácter de primera etapa contratos de 10 mil a 15 mil toneladas anuales en la medida que uno pueda hacerlo, pero el requisito es mucho mayor. Para satisfacerlo adecuadamente hace falta tener una industria que permita racionalizar un poco todo lo que es la cadena logística de transporte para proveer mayor densidad y agregarle mayor valor a la producción y que eso se traslade en menores costos de transporte.

¿Cómo se puede lograr ese objetivo?
Nuestra idea es integrar la producción de productores locales que por ahí no tienen acceso al mercado y a la tecnología necesaria para la construcción de los megafardos pero sí tienen conocimiento para producir alfalfa en pie y estamos llegando a algunos acuerdos con productores para agregarle valor a la producción local y exportarla.

¿Por el momento, con cuántos están trabajando?
Estamos con algunos convenios con gente de Loreto. Nuestra idea es que esto no es un negocio cerrado sino abierto a toda la comunidad alfalfera que creemos que hay diferentes capacidades que se pueden integrar. Hay muchos integrantes en la cadena que pueden aportar su parte, hay gente que puede aportar alfalfa en pie, otros que pueden aportar tierra, desarrollo de nuevos contratistas que puedan aportar cosecha. Para cumplir con los requisitos que piden hace falta unir la voluntad de muchas personas y nosotros estamos muy abiertos a eso

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *