30 de marzo de 2021 12:15 PM
Imprimir

El campo asegura dólares de la cosecha, aún con menor producción

El rally alcista de los granos en Chicago permitirá sostener el ingreso de divisas del complejo agroexportador, pese al recorte en las estimaciones de cosecha en soja, maíz y trigo. En el caso de la oleaginosa, su precio aumentó 51% en un año.

El buen ritmo de precios internacionales de los granos permitirá asegurar el ingreso de dólares, aún pese a la caída en los volúmenes de cosecha de la actual campaña, según estimó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). El ritmo de comercialización de la soja se encuentra por debajo de la campaña anterior, y por encima del promedio de los últimos cinco años. Por el lado del trigo, las ventas al exterior también registrarán una caída en el volumen de envíos, con un cereal que sufrió el castigo del clima al momento de la cosecha, pero sin resentir la facturación. El avance de las operaciones comerciales en maíz exhibe niveles similares al año pasado, en donde se destacan las ventas de grano.

En este escenario, hay dos datos a tener en cuenta. Por un lado, tanto para los cultivos de gruesa como para trigo, la mejora en los precios internacionales permitirá recomponer el valor de las exportaciones del sector, con cotizaciones que en el caso de soja aumentaron un 51% en el último año, de acuerdo a Matba-Rofex. Los precios del mercado disponible también acompañan esta tendencia y la semana pasada, la oleaginosa en la Cámara Arbitral de Cereales de Rosario cerró en 330 dólares por tonelada. Este valor es el más elevado de los últimos ocho años.

El segundo aspecto es que a mediados de 2019, con el contundente triunfo del entonces candidato Alberto Fernández en las PASO, el campo y los exportadores adelantaron ventas, por temor a modificaciones en el esquema de derechos de exportación.

El clima jugó su partido durante el actual ciclo granario y las expectativas de producción de los principales cultivos sufrieron recortes. En soja, la falta de agua se hizo sentir y se espera una cosecha de 45 millones de toneladas, con estimaciones que al inicio de campaña rondaban las 50 millones de toneladas.

De esta cifra, la entidad bursátil calculó que se llevan comercializadas unas 12,4 millones de toneladas, un 28% menos en comparación al ciclo 2019/20, pero superior al promedio de los últimos cinco años, con un 56% de las operaciones con precios sin fijar. Al momento de estimar el ingreso de divisas para el complejo sojero, la suba en las pizarras de Chicago, permitirá compensar la menor producción. Los mayores ingresos vendrán, de acuerdo a estimaciones privadas, por el lado de harina y aceite de soja.

En trigo, la situación es similar. La BCR proyectó que los envíos del cereal para la presente campaña serán de 10 millones de toneladas, que representa una caída de 16% en relación al ciclo anterior. Un repaso por los números permite visualizar que con menos volumen, el ingreso de dólares será similar al del año pasado. En el caso del trigo 2019/20, se exportaron 12 millones de toneladas, por un total de 2.470 millones de dólares, mientras que por las 10 millones de toneladas que se venderán de la cosecha 2020/21 ingresarán –a valores actuales- 2.383 millones de dólares.

En el caso del maíz, con una producción estimada en 48,5 millones de toneladas, hasta el momento se registran Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) por 19,6 millones de toneladas, un 40% del total proyectado. De este total, un 77% se encuentra con precio firme y el 23% restante se encuentra sin fijar valor y si bien las DJVE de marzo aminoraron su marcha en relación al mismo mes del año pasado, el total acumulado hasta el 25 de marzo supera el registro de marzo 2019.

De acuerdo a estimaciones privadas y con una soja a valores actuales, las previsiones indican que el complejo agropexportador argentino aumentará en un 8% el ingreso de divisas este año, en relación al año pasado.

El caso del maíz

El consultor en agronegocios Pablo Adreani dejó algunos conceptos que permiten dimensionar esta situación de menor producción y mayores precios. En declaraciones televisivas, el especialista remarcó que con el actual nivel de cotizaciones, aún con caída de rindes no habrá problemas de rentabilidad. “Hablé con productores que este año sacarán 9.000 kilos por hectárea de maíz, que el año pasado cosecharon 12.000 kilos y ganarán más dinero hoy”, reconoció.

En Chicago, el cereal cerró una semana alcista, a 217,5 dólares la tonelada para la posición Mayo 2021, mientras que en Rosario por tonelada se pagaron 18.300 pesos. Entre los motivos que explican este buen momento del cereal, el consultor destacó el interés chino, que aumentó de manera considerable sus importaciones. “China empezó a comprar temprano, a 100 dólares por debajo de los precios actuales, ahora están muy bien posicionados”, remarcó.

Publicidad