31 de marzo de 2021 00:07 AM
Imprimir

Situación de la carne de vacuno australiana tras la ruptura con China

CompartiremailFacebookTwitterhino siempre ha sido un mercado importante para los productos cárnicos australianos. Las estadísticas muestran que en 2019, las exportaciones de productos cárnicos australianos a China ascendieron a 2.870 millones de dólares australianos (aproximadamente 13.900 millones de yuanes), lo que representa el 24% de las exportaciones totales de productos cárnicos australianos. En 2019 China se […]

hino siempre ha sido un mercado importante para los productos cárnicos australianos. Las estadísticas muestran que en 2019, las exportaciones de productos cárnicos australianos a China ascendieron a 2.870 millones de dólares australianos (aproximadamente 13.900 millones de yuanes), lo que representa el 24% de las exportaciones totales de productos cárnicos australianos. En 2019 China se convirtió en el país importador de carne de vacuno más grande del mundo. 

Antes de junio de 2015, Australia había sido el mayor país exportador de productos de carne de vacuno a China. En los últimos años, su participación de mercado en China ha ido disminuyendo, para ser superada por Brasil y Argentina. En 2019, China mantuvo su posición como el mayor país importador de productos cárnicos brasileños. Mientras tanto, Uruguay también está ampliando su participación de mercado y ahora ha superado a Australia para convertirse en el cuarto país exportador de carne de vacuno. La proporción de productos de carne australiana importados por China se desplomó al 15,8% durante los primeros 6 meses de 2020.

Según la AMIC, la disminución de las exportaciones de productos de carne vacuna a China en 2020 fue subestimada por Australia al principio; en cambio, Australia alguna vez esperó contar con otros países, incluidos Indonesia, Japón, Corea del Sur, Vietnam e India para reducir su dependencia del mercado chino. Sin embargo, muchos de estos países ni siquiera han concluido un acuerdo de libre comercio con Australia. 

A estos problemas se suma la puesta en marcha por parte del gobierno australiano de una nueva investigación sobre trazabilidad del coronavirus contra China. Los comentarios inapropiados del gobierno australiano sobre China y la crisis de salud pública mundial sostienen estas tensiones entre China y Australia, mientras que los exportadores de carne de vacuno australianos sufren los efectos de esta crisis política.

Fuente: Eurocarne

Publicidad