31 de marzo de 2021 10:40 AM
Imprimir

El ministerio de Agricultura suspendió a 15 empresas exportadoras de carne por evadir controles del Estado

Las operaciones eran realizadas por empresas no inscriptas en el Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial. Por su parte, las cámaras del sector piden mayor control para frigoríficos en el ingreso de divisas porque aseguran que “distorsionan el mercado”

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca informó ayer sobre la suspensión de 15 exportadoras de carne por evadir controles del Estado. Además, se encuentran interdictas más de 40 toneladas de carne congelada que tenían destino de exportación de manera irregular. Según agregaron, las operaciones eran realizadas por empresas no inscriptas en el Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA). Hasta el momento no se dieron a conocer los nombres de las empresas sancionadas.

“Como resultado de distintas investigaciones se logró desnudar la operatoria de varias organizaciones que se dedicaban a la exportación de carne y granos con la finalidad de evadir los controles del Estado Nacional para su propio beneficio, en competencia desleal sobre el resto de los operadores y en grave perjuicio para las arcas públicas”, señalaron desde la cartera que conduce Luis Basterra en un comunicado.Se logró desnudar la operatoria de varias organizaciones que se dedicaban a la exportación de carne y granos con la finalidad de evadir los controles del Estado Nacional para su propio beneficio

“Estas acciones responden al objetivo de la cartera agropecuaria nacional de transparentar el comercio exterior de los productos agropecuarios haciendo cumplir con las reglamentaciones vigentes en materia sanitaria y comercial, además de la supervisión del cumplimiento de las regulaciones impositivas y cambiarias”, agregaron.

Además, las autoridades de Agricultura informaron que una vez finalizadas todas las inspecciones, se procederá a presentar las correspondientes denuncias en los organismos de competencia, entre ellos la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), el Banco Central de la República Argentina (BCRA), la Aduana y la Unidad de Información Financiera (UIF), y en sede judicial.

Luis Basterra, ministro de Agricultura de la Nación

Luis Basterra, ministro de Agricultura de la Nación

Por su parte, entidades de la industria cárnica argentina piden mejores controles sobre la operatoria de empresas exportadoras que utilizan maniobras de triangulación con otras radicadas fuera del país, porque posibilita el ingreso de divisas por fuera del mecanismo convencional de liquidación de exportaciones. Las tres cámaras exportadoras hablan de una “competencia desleal”, mientras que el Ministerio de Agricultura suspendió a 15 exportadoras por esta práctica.

El Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC), la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (Fifra) y la Unión de la Industria Cárnica Argentina (Única) aseguraron en un comunicado que las fiscalizaciones realizadas por el Senasa y la Dirección de Control Comercial Agropecuario confirmaron la existencia de una decena de operadores en situación irregular.

En conversación con Infobae, Daniel Urcía, presidente de Fifra, sostuvo que “el daño en el mercado ya se produjo. Creemos que hace falta, quizás, no nuevos requisitos, sino analizar la información y estar atentos a la aparición de nuevos operadores”. En el documento las entidades sostienen que estas pymes no poseían inscripción como exportadores en RUCA y fueron suspendidos provisoriamente, interdictándose mercadería producida y motivando la investigación por parte de otros organismos intervinientes.“El daño en el mercado ya se produjo. Creemos que hace falta, quizás, no nuevos requisitos, sino analizar la información y estar atentos a la aparición de nuevos operadores” (Urcía)

Según Urcía, se han creado nuevas empresas pymes que por la facturación no liquidan las exportaciones: “Se arman sociedades para no cumplir con los requisitos y ahí es donde se distorsiona el mercado y se genera la competencia desleal para el sector”. Este tipo de situaciones, dijo, genera que se obtenga un mayor valor por la liquidación de la divisa y, por ende, produce distorsiones en el sector, ya que tienen mayor capacidad de compra que otros.

“Si yo exporto por valor de 10, pero facturo 7 y 3 los cobro desde una empresa en otro país, esos tres después los ingreso de manera ilegal y valen el doble de los 7 que fueron liquidados como corresponde. A su vez, las empresas pymes no tienen la obligación de liquidar las exportaciones porque tienen hasta 180 días”, explicó el presidente de Fifra.

Trabajo en conjunto

El presidente de Fifra sostuvo que esta situación que se venía observando desde finales del año pasado se puso en contexto gracias al trabajo que están haciendo el Senasa, el Banco Central y AFIP y que terminaron de confirmar la presunción que ya tenían.

Las entidades también trabajan en conjunto con el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, el Ministerio de Desarrollo Productivo y la Cancillería. Según indicaron las cámaras exportadoras en el documento, los frigoríficos que prestaban el servicio de faena fueron también notificados de abstenerse de realizar actividad comercial con estos operadores irregulares y son pasibles de sanciones previstas en la Ley 21.740.

Por tanto, los representantes de las cámaras exportadoras buscan mejorar el ambiente de negocios para apuntalar la creación de empleo genuino. “Queremos que el control sea más ágil. El efecto comercial se produce inmediatamente cuando se produce el doble tipo de cambio, enseguida, repercute en la operatoria”, explicó Daniel Urcía.

Y agregó: “La finalidad de la operatoria simplificada es buenísima, te da agilidad, pero cuando estas sociedades empiezan a trabajar no hay un objetivo y se transforman en pantallas transaccionales marginales si no hay un control. Lo que hoy se está haciendo es intimar al frigorífico con la suspensión de la habilitación del Senasa y se pide que demuestren que la operatoria es normal, si es así no van a tener problema”.

“La rigurosa normativa vigente conlleva a la necesidad de que la realización de controles se hagan en tiempo real para evitar que operadores marginales se aprovechen con prácticas desleales y perjudiquen a la mayoría de las empresas que cumplen debidamente con todos los requisitos establecidos”, concluyó el comunicado de las entidades.

Fuente: Infobae

Publicidad