31 de marzo de 2021 23:38 PM
Imprimir

La incertidumbre persiste también en el sector cárnico

Si bien el sector agropecuario es el menos golpeado por la pandemia, la crisis desestabiliza la demanda y los precios en los mercados internacionales. Las expectativas se centran en EEUU.

Paraguay : La segunda ola de Covid-19 obligó a varios países a retornar a restricciones de desplazamiento, lo que a su vez implica una amenaza para el consumo. Entre los principales mercados de la carne paraguaya, Chile y Taiwán siguen mostrando un buen comportamiento de compras, mientras que Europa aún no repuntó.

Los cortes kosher se estancaron por el momento debido al periodo de Semana Santa en que los rabinos viajan a Israel, en tanto que Brasil es un destino muy volátil, ya que sus compras mensuales dependen de las exportaciones que haga a China. Rusia por su parte sigue bajando su participación en las importaciones, a raíz de sus menores ingresos y porque va apostando más al autoabastecimiento explicó el gerente general de la Cámara Paraguaya de Carnes, Daniel Burt.

El representante de la industria señaló que si bien hay factores constantes que influyen en el comportamiento del mercado, la pandemia es uno que no se puede controlar ni predecir.

“Siempre es preocupante la incertidumbre en un mercado donde tenés que comprar animales a un precio y vender a más precio la carne”, señaló.

Sobre la compra de materia prima, los precios se mantienen a la baja con USD 3,3 por kilogramo al gancho, aunque los productores tienen esperanzas de que haya un repunte de la demanda y los precios luego de Semana Santa.

Hasta el momento la evolución de las exportaciones son alentadoras. Entre enero y febrero se enviaron 46.463 toneladas por USD 202, millones a casi 40 mercados, de acuerdo al informe del Servicio Nacional de Salud y Calidad Animal (Senacsa). Estas cifras representan un incremento de 17% en volumen y 12% en valor, diferencia que muestra que aún no se recuperaron los precios.

La industria cárnica apuesta a la apertura de Estados Unidos para aumentar la competitividad de la carne paraguaya, ya que este destino puede servir además de puente para exportar a Canadá y a países centroamericanos.



Se espera auditoría
El presidente del Senacsa, José Carlos Martin, aguarda que Estados Unidos apruebe la carne paraguaya dentro del primero semestre del año, luego de una auditoría a los frigoríficos, debido al alto costo que representa cumplir con sus requisitos. La pandemia complica la planificación de la visita.

Fuente: UH

Publicidad