1 de abril de 2021 12:07 PM
Imprimir

La brucelosis puede poner en riesgo el mercado de carne bovina de exportación

Según el Senasa, el "escaso número de establecimientos que han realizado la Determinación Obligatoria del Estatus Sanitario (DOES), puede poner en riesgo el mercado al cual se destina casi el 80% de la carne bovina exportada", en referencia a China.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), instó a los productores que se sumen al Plan de control y Erradicación de Brucelosis Bovina.
En un documento, destacó que luego de más de dos años de la puesta en marcha del plan el “escaso número de establecimientos que han realizado la Determinación Obligatoria del Estatus Sanitario (DOES) puede poner en riesgo el mercado al cual se destina casi el 80% de la carne bovina exportada”, en referencia a China.

SE OFRECIERON ALTERNATIVAS
Al respecto, el organismo recordó “que ha ofrecido alternativas para alcanzar el estatus sanitario”, por lo que reiteró la necesidad de que se cumpla el plazo previsto.
Y de acuerdo a una publicación de La Nación Rural, el objetivo es mantener el acceso al mercado chino y no enfrentar restricciones en el ingreso de carne vacuna.
“La Resolución Senasa 67/2019, ofrece alternativas para cumplir con la DOES en los rodeos que realizan reproducción, y alcanzar el principal objetivo de la estrategia: identificar los establecimientos infectados para su posterior saneamiento. En ese sentido, el Organismo advierte que no dar cumplimiento dejará establecimientos sin posibilidades de operar con el gigante asiático”, añadió.

OBLIGATORIO
“La DOES muestreo, opción que plantea la resolución modificatoria, es obligatoria para rodeos de cría y ciclo completo; la cantidad de muestras a tomar se determina en base a un porcentaje de la categoría “vaca” presente en el establecimiento, según la nueva tabla incluida por la Resolución 77/21 como Anexo XI de la Resolución 67/2019″, destacó el organismo.

CON UN PLAZO DESDOBLADO
En el Senasa recordaron que el plazo para el cumplimiento de la DOES muestreo se ha desdoblado de acuerdo al estrato productivo.
“Aquellos establecimientos que tienen más de 300 vacas, deben determinar el estatus de sus rodeos antes del 31 de julio del 2021; mientras que los productores con 300 vacas o menos, tienen tiempo hasta el 30 de noviembre del 2021.
Si los resultados del muestreo son todos negativos, se clasificará como “Establecimiento negativo” y se da por cumplimentada la principal tarea establecida por la estrategia. Si por el contrario, se obtienen resultados positivos, se deben realizar las tareas de saneamiento hasta eliminar la enfermedad.
Aquellos productores de cría y ciclo completo que quieran alcanzar la categoría de “Establecimiento libre”, podrán optar por la DOES Total”, añadió el documento del Senasa.
Esta DOES total, originalmente planteada en la Resolución 67, es obligatoria para tambos y cabañas. “Aquellos establecimientos que aún no la hayan cumplimentado, tendrán tiempo hasta el 31 de julio del 2021 para realizar y presentar las tareas de diagnóstico”, señaló.

IMPORTANCIA Y OBLIGATORIEDAD
El Senasa resaltó “la importancia y obligatoriedad de la adhesión al Plan”. Recordó que a principios de 2021 ofreció una alternativa de diagnóstico parcial a los establecimientos distintos a tambos y cabañas que no opten por la DOES total, “con el objetivo de facilitar la tarea y preservar el mercado de exportación de carne bovina a China”. Y enfatizó que “aquellos establecimientos que el 31 de julio no cumplan con la normativa dispuesta, necesariamente quedarán excluidos de este mercado”.

BRUCELOSIS
La brucelosis, también llamada fiebre de Malta, fiebre mediterránea, fiebre ondulante, o enfermedad de Bang, es una enfermedad infecciosa de distribución mundial, producida por bacterias del género Brucella, que ataca a varias especies de mamíferos, dentro de los cuales se encuentra el ser humano, en el cual produce un cuadro febril inespecífico.
No hay que confundirla con la fiebre mediterránea familiar, una enfermedad genética de las llamadas “raras” y que constituye el más frecuente de los síndromes autoinflamatorios.
En su lugar la brucelosis afecta principalmente a personas que trabajan con animales o productos infectados.
Entre los mamíferos que pueden contraer la enfermedad se cuentan algunos que tienen una alta relevancia económica, como el ganado bovino, equino, porcino, ovino y caprino, así como también algunas otras especies silvestres.

Publicidad