13 de diciembre de 2010 11:55 AM
Imprimir

Siguen los reclamos por el trigo

Los ruralistas bonaerense le piden a la Mesa de Enlace nacional que promueva un cese de comercialización de granos. Desde Santa Fe, Bertero le reclama a Domínguez la apertura de exportaciones "sin ningún tipo de cupos".

Cerca de 200 productores de trigo bonaerenses, que se reunieron en la localidad de San Cayetano, están impulsando un cese de comercialización del cereal, una medida que deberá ser definida por la Mesa de Enlace nacional.

La protesta, que incluiría el bloque a los molinos y a terminales portuarios, se llevaría a cabo “si el Gobierno nacional no avanza en medidas urgentes para que los productores puedan cobrar el precio lleno del cereal, y si los exportadores y molinos siguen lucrando a costa de los productores”.

“Los productores están recibiendo hasta $ 200 menos por tonelada de trigo y todavía no tuvimos respuestas del gobierno provincial, cuando hay zonas que dependen exclusivamente de este cultivo. Es por eso que solicitamos la urgente apertura de las ventas externas de trigo”, dijo Abel Guerrieri, director de la Sociedad Rural Argentina (SRA) que estuvo presente en la asamblea.

Y agregó: “la destrucción del mercado del trigo y de la rentabilidad del productor se repite por quinta cosecha consecutiva. No alcanza con solicitar cupos de exportaciones, no estamos dispuestos a seguir participando de ese juego”.

De la asamblea, que fue convocada por la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) participaron ruralistas de Gonzáles Chaves, San Cayetano, Tres  Arroyos, Necochea, Lobería, Coronel Pringles, Balcarce, Tandil, Guaminí, General Alvarado, Energía, Coronel Dorrego, Benito Juárez y Olavarría, entre otros.

Desde Carbap, destacaron que en el encuentro se resolvió solicitar a la Mesa Agropecuaria bonaerense “la formulación de un plan de lucha” contra “la intervención oficial en el mercado triguero” por parte del Gobierno nacional.

La Asamblea propuso, entre otras medidas, “la posible convocatoria a un cese de comercialización de granos; exigir a los gobiernos provinciales que asuman la defensa de los derechos de sus productores y de las economías de sus pueblos del interior; cesar la realización de contratos de venta a futuro de trigo, denunciando que los mismos son funcionales a operatorias distorsivas del precio, en perjuicio de los productores”.

Los ruralistas bonaerenses se pronunciaron contra “las maniobras realizadas por sectores de la exportación y la molinería, beneficiarios de un sistema que habilita una operatoria comercial sin ninguna transparencia y bajo fuertes sospechas de corrupción, que se vale de la intervención oficial, las restricciones a las exportaciones y la asignación de cupos, para obtener una indebida y millonaria transferencia de recursos”.

“Días atrás le solicitamos a (gobernador bonaerense, Daniel) Scioli una audiencia, para plantearle las urgencias de los compañeros, que están siendo sometidos a una situación de saqueo en la provincia. Aún no tuvimos respuesta. Y es lamentable que Franetovich, habiendo escuchado todo lo que acontece, piense que resuelve algo mandándole una nota a Domínguez”, destacó el vicepresidente 2° de FAA, Julio Currás.

Desde Santa Fe, al igual que el ministro de Asuntos Agrarios bonaerense, Ariel Franetovich, el titular de la cartera productiva santafesina, Juan José Bertero, le pidió al ministro de Agricultura nacional, Julián Domínguez, que avance en una solución para la comercialización de trigo.

En el documento, Bertero describe la actual situación que se vive Santa Fe en lo que respecta a la producción de trigo, y propone acciones que permitan una pronta solución.

El texto señala que “recientemente desarrollamos la reunión de la Región Pampeana del Consejo Federal Agropecuario, en la que los ministros presentes acordamos colaborar en la resolución del tema, partiendo por suministrar información acerca de la campaña de producción de trigo 2010/2011 en cada provincia”.

Al respecto, llevo a su conocimiento que la superficie que se ha sembrado en Santa Fe es de 430.000 hectáreas, lo cual supera ampliamente las campañas anteriores (superficie 2008/2009: 351.000 has.; superficie 2009/2010: 310.000 has.)”.

“El volumen de producción estimado es de 1.180.000 toneladas dado que la cosecha aún no ha finalizado, pero en general los rindes son buenos y están obteniendo un piso de 27 quintales por hectárea. Esta estimación nos indica que se supera en más de un 40% la campaña anterior (con 520.000 y 830.000 toneladas respectivamente, en 2008/09 y 2009/10). La que, sumada a las estimaciones de las otras provincias trigueras dan un volumen total que supera ampliamente las necesidades internas de nuestro país”, continúa.

Ante estos datos, “la situación que viven los productores no es la misma debido a varias razones que paso a detallar. La cosecha que avanza desde el norte hacia el centro y sur del territorio provincial muestra que la calidad no es la adecuada para la producción molinera nacional y que el mercado posible es el comercio exterior”, resalta.

Y añade: “En simultáneo, los productores encuentran limitaciones de ventas para estos mercados debido a las restricciones impuestas a la exportación, generando en consecuencia una fuerte oferta interna y depresión en los precios (caídas de hasta 50 dólares la tonelada)”.

“Algunos opinan que una alternativa es la de acopiar este grano hasta que se logre regularizar el mercado, lo cual significa un costo adicional, pero en realidad la dificultad no está en este costo sino en encontrar disponibilidad de acopios, dado que ya comenzó también la cosecha de girasol y los acopiadores dan prioridad a esta oleaginosa”, agrega el escrito.

“Los productores han respondido cuando le solicitamos aumentar la superficie sembrada de trigo, pero la actual situación confunde y desalienta para las campañas futuras”, resalta Bertero.

“Estamos desarrollando diversas reuniones en la búsqueda de contención y de prontas soluciones, por eso los Ministros de la Región Pampeana del Consejo Federal Agropecuario acordamos en manifestar nuestro apoyo a su gestión y entendemos que instrumentar a la brevedad los anuncios realizados antes de la campaña respecto de liberar ROE por el 35% del volumen de cosecha, pueden ser un primer paso”.

“En las reuniones con las Bolsas de Comercio de Rosario y Santa Fe, junto con las entidades representativas de los productores agropecuarios, consideramos que es urgente regularizar la comercialización del trigo”.

“Entendemos que la apertura de exportaciones sin ningún tipo de cupos, cuotas o restricciones es un camino adecuado para posibilitar la formación de precios, ratificando también que las políticas oficiales vinculadas a la producción agropecuaria deben ser fijadas por el Ministerio a vuestro cargo”, destaca el ministro santafesino.

La carta manifiesta que “de cara a encontrar un camino de solución para la comercialización de trigo como de otros granos, las entidades reunidas en Santa Fe proponemos analizar nuevos y modernos instrumentos que permitan obtener un marco de previsibilidad donde las medidas de gobierno eviten desequilibrios intersectoriales”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *